Merengadas

Una foto de James y Zidane durante el Real Madrid - Valladolid / EFE

Una foto de James y Zidane durante el Real Madrid - Valladolid / EFE

De repudiados a héroes: las redes se vuelcan con Bale y James

Galés y colombiano recibieron la ovación pública del Bernabéu y se postulan como los nuevos ídolos del madridismo

Claudia Granja @c_granjafranch

25.08.2019 19:00h Actualizado: 30.09.2019 17:45 h.

2 min

Incierto, pero real. Nadie imaginó que cuando terminó la temporada Gareth Bale mantendría el 11 intacto en el vestuario blanco y que James Rodríguez volvería a pisar el Santiago Bernabéu como jugador del Real Madrid. Y mucho menos que ambos fueran recibidos con una ovación sonora y despedidos entre aplausos.

Un escenario impensable meses atrás que este sábado se hizo realidad pese a la estupefacción de muchos. Ese mismo público que abucheó y pidió la salida de Bale a gritos --y que tenía planeada Zidane a principios de junio-- se ha convertido ahora en su mayor defensor visto el rendimiento del extremo y las carencias que mantiene el conjunto blanco.

Sin todavía una estrella que haya asumido el rol de Cristiano Ronaldo en el verde, Bale ha vuelto a su mejor versión para convencer a Zidane, Florentino Pérez y el madridismo de que todavía tiene mucho fútbol que ofrecer vestido de blanco. Un discurso que James Rodríguez, quien tuvo un pie en Nápoles y otro en el Wanda Metropolitano, le ha copiado a su compañero. 

Los más destacados

El Madrid no pudo pasar del empate ante el Valladolid. Los tres puntos y el pleno de victorias se escaparon en el último suspiro y volvieron las dudas defensivas y también las carencias ofensivas. Los blancos tuvieron ocasiones de todos los colores, pero solo Benzema pudo marcar el único tanto madridista de la noche en una genialidad del francés.

Una foto de Zinedine Zidane durante el Real Madrid - Valladolid / EFE

Una foto de Zinedine Zidane durante el Real Madrid - Valladolid / EFE

La poca puntería de todo el conjunto de Zinedine Zidane frustró una victoria que pudo ser y más holgada, pero la lectura positiva del madridismo es el regreso del colombiano y el galés. El extremo lo intentó de todas las formas. En velocidad por la banda con centros al área, disparos lejanos y de cabeza, mientras que el colombiano, llegó desde segunda línea para sorprender y asistir. Sin recompensa ninguno de los dos solo James pudo ser ovacionado cuando Zidane le retiró del verde. 

Y con el pitido final las redes empezaron la escabechina generalizada a su equipo del que salvaron, sorprendentemente conociendo los antecedentes, a Bale y James.

La mejor noticia

Con Zidane señalado por los cambios, la defensa recibió gran parte de la crítica. Una crítica de la que ambos jugadores quedaron exentos, al menos, por una parte de la afición. 

Incluso detractores de ambos jugadores como Tomás Roncero, se rindieron al colombiano en su regreso al Bernabéu. Curioso el destino, de indeseable a necesario. 

 
Hoy destacamos