Merengadas

Sergio Ramos saludando al Cholo Simeone en el derbi / EFE

Sergio Ramos saludando al Cholo Simeone en el derbi / EFE

La sanción a la que se expone Ramos por insultar

Si el Atlético de Madrid denuncia los insultos del central, le podrían caer cuatro partidos como mínimo

Redacción Culemanía @culemanias

29.09.2019 17:06h Actualizado: 29.09.2019 17:08 h.

2 min

Poca polémica hubo en el derbi madrileño de este sábado. Lejos quedan ya las batallas sobre el verde entre jugadores. Solamente Sergio Ramos protagonizó una fea acción que terminó sin ninguna sanción. Pero esto puede cambiar radicalmente si el Atlético de Madrid quiere.

El central del Real Madrid se dirigió al juez de línea con un “la puta que te parió” cuando se terminaba la primera parte. Estas palabras, que recogieron todas las televisiones, fueron obviadas por el colegiado González González. El Cholo Simeone insistió desde la banda que debía ser expulsado.

La posible denuncia

Este insulto paso desapercibido en el momento y también en el acta del colegiado. Aunque el equipo técnico colchonero se quejó mucho, el central de Camas pudo terminar el partido como si nada. En rueda de prensa, el entrenador argentino no quiso entrar en la polémica, pero aseguró escuchar esas palabras.

Si el Atlético de Madrid así lo desea, podría denunciar ante el Comité de Competición. Esto abriría un expedienta a Sergio Ramos o habría la otra posibilidad que se actuara de oficio, algo poco habitual desde que la presidenta es Carmen Pérez.

Con el reglamento del Código Disciplinario, el articulo 22, deja claro que un procedimiento se puede iniciar en virtud de una denuncia motivada o de oficio”, al margen de los informes del colegiado, del delegado arbitral o los directores de partido. Pero depende, en gran parte, de los colchoneros.

Dura sanción

Si finalmente se presenta una denuncia, esta podría traer graves consecuencias para el Real Madrid de Zinedine Zidane. Si se prueba que este insulto existió -como asegura el Cholo o como grabaron las cámaras- puede ser castigado con un mínimo de cuatro partidos y un máximo de doce.

Ramos y Koke quejándose de una acción al colegiado / EFE

Ramos y Koke quejándose de una acción al colegiado / EFE

Así lo recoge el artículo 94 del Código Disciplinario de la RFEF relativo a los insultos y ofensas verbales que dice que “insultar, ofender o dirigirse en términos o actitudes injuriosas al árbitro principal, asistentes o cuarto árbitro salvo que constituya falta más grave, se sancionará con suspensión de cuatro a doce partidos”.

Si no es considerado como insulto, sino como menosprecio o desconsideración se expondría a dos partidos de sanción. El artículo expone que se aplicaría una “suspensión de dos a tres partidos hasta un tiempo de un mes”.

 
Hoy destacamos