Merengadas

Kroos y Casemiro con Nyom en un partido que decidió Sergio Ramos / EFE

Kroos y Casemiro con Nyom en un partido que decidió Sergio Ramos / EFE

Sergio Ramos, de penalti, encarrila una Liga adjudicada hace semanas

El conjunto blanco se impuso al Getafe (1-0) con mucho sufrimiento

Pau Beya Acero @pbeya96

03.07.2020 00:02h Actualizado: 03.07.2020 00:40 h.

2 min

La Liga ha quedado al alcance de la mano del Real Madrid. El equipo blanco venció este jueves, con mucho sufrimiento, al Getafe (1-0). Lo que, sumado al empate del FC Barcelona contra el Atlético de Madrid, incrementa la distancia entre merengues y azulgranas hasta los cuatro puntos cuando solo quedan 15 en juego.

La victoria de los de Zidane no pudo ser más injusta. El Getafe fue verdaderamente superior a la entidad de Chamartín durante casi todo el transcurso del encuentro. El doble lateral en ambas bandas y el trivote de Bordalás dificultaron mucho el juego de los blancos, que completaron el peor partido tras el confinamiento.

Meneo

El equipo azulón plantó cara desde el primer minuto. Pese a la alineación teóricamente conservadora, el cuadro madrileño planteó unas líneas de presión muy elevadas que ahogaron al Real Madrid en la salida. Kroos, Modric Isco estaban completamente desaparecidos. El Getafe tuvo la primera ocasión para ponerse por delante, pero Courtois desbarató un cabezazo de Maksimovic en el 9'.

Benzema con Djené / EFE

Benzema con Djené / EFE

Los blancos no podían correr y tenían el balón en zonas que no incomodaban en absoluto a los de Bordalás. No había espacios. La primera jugada en que los hubo, Vinicius estuvo a punto de adelantar a los blancos. Mendy llegó por la izquierda, la puso por abajo al centro de penalti y el brasileño tuvo que rematar desde el suelo. Su disparo iba bien dirigido, pero Soria lo desvió.

En el último cuarto de hora se acabó la gasolina del Getafe. El Real Madrid creció e Isco tuvo una ocasión a bocajarro para poner el 1-0. Soria, de nuevo, desbarató el tiro. Los blancos se adueñaron del balón tras el cooling break, pero más allá del tiro del malagueño no pusieron en apuros al Getafe.

Error infantil

Tras la reanudación, el Getafe volvió a crecer. La presión asfixió de nuevo a la entidad de Chamartín, que volvió a estar terriblemente incómoda sobre el verde. Los azulones no tuvieron ocasiones, pero el Real Madrid tampoco. El 0-0 no servía a ninguno de los dos equipos. De hecho, el principal beneficiado era el FC Barcelona.

Los jugadores del Real Madrid celebran la victoria contra el Getafe / EFE

Los jugadores del Real Madrid celebran la victoria contra el Getafe / EFE

La segunda mitad fue calcada de la primera. Después del cooling break, los de Bordalás se quedaron sin gasolina. Y esta vez, el Real Madrid sí se aprovechó. Olivera, de forma absurda, derribó a Carvajal dentro del área y regaló un penalti a los blancos. Sergio Ramos, infalible desde los once metros, transformó para dar la victoria a los suyos.

En el último cuarto de hora los merengues se dedicaron a contemporizar y mantener el balón, y el Getafe no tuvo opción de acercarse al área de Courtois. El Real Madrid visitará el domingo al Athletic, pero su colchón de cuatro puntos hace pensar que la Liga ya tiene dueño.

 
Hoy destacamos