Merengadas

Sergio Ramos junto a su nuevo entrenador, Mauricio Pochettino / EFE

Sergio Ramos junto a su nuevo entrenador, Mauricio Pochettino / EFE

Sergio Ramos, el mal ejemplo que pudo seguir Leo Messi

La decisión del andaluz pudo ser parecido a la del crack del Barça

Jonathan Mondéjar

08.07.2021 19:54h Actualizado: 09.07.2021 02:41 h.

2 min

Se hizo oficial. La información que todo aficionado del fútbol estaba esperando. Sergio Ramos se convirtió en nuevo jugador del París Saint-Germain. El defensa de 35 años cambiará de aires y de liga el año que viene tras el anuncio de la entidad parisina. Lo hará con un contrato de dos años con un sueldo similar al del Real Madrid.

Sergio Ramos luciendo la camiseta del PSG / EFE

Sergio Ramos luciendo la camiseta del PSG / EFE

Lo que no pudo conseguir de Florentino Pérez sí lo ha logrado con Nasser Al-Khelaifi. El mandatario merengue no le concedía más que un año de contrato por su política de renovaciones de jugadores mayores de 30 años: las enfrentaba de año en año. Por su parte, el presidente del PSG si accedió a las pretensiones del camero, que rechazaba un solo año de contrato ya que no le proporcionaba estabilidad personal para él ni para su familia. Como consecuencia, el excapitán del Real Madrid tendrá la oportunidad de aumentar sus títulos tras una carrera de más de 15 años en el vestuario merengue, con el que llegó a ganar hasta cuatro Champions League. Ese trofeo es el que más anhela el PSG, que quiere hacer un equipo competitivo con jugadores con experiencia en la materia. Ramos es uno de ellos.

Messi pudo seguir sus pasos

El jugador del FC Barcelona tiene todos los números para renovar por su club de toda la vida. Sin embargo, siempre han existido tentaciones por las cuales la continuidad de La Pulga corría peligro alguna vez. El París Saint-Germain ha sido una constante amenaza para el Barça. Sobre todo su presidente, que ha deseado sobre todas las cosas llevar al argentino al Parque de los Príncipes. No será así. Leo Messi no irá al PSG. Como consecuencia, no seguirá los pasos de Sergio Ramos. El jugador de la albiceleste no reforzará a un rival directo como si lo está haciendo el andaluz. Otro ejemplo de jugador que refuerzó a un rival es Luis Suárez. El uruguayo fue obligado casi a salir para liberar la masa salarial. El Atlético de Madrid, le recibió con los brazos abiertos, y consiguió el título de Liga con el ex del Barça como protagonista.

Messi y Ramos en un clásico / EFE

Messi y Ramos en un clásico / EFE

Joan Laporta está trabajando junto al equipo de agentes de Leo Messi para tratar de encajar el sueldo en el organigrama del club. Algo que deberá ser ayudado por una sustanciosa rebaja salarial de la plantilla azulgrana, que ocupa más del 100% de los ingresos de todo el año. Se trata pues de una urgencia. Algo que se debe hacer sí o sí. Por lo tanto, esa operación se podrá llevar a cabo siempre y cuando haya jugadores que abandonen el vestuario culé como ya lo hicieron Matheus Fernández, Todibo, Konrad de la Fuente o Junior Firpo.

Tebas, un escollo

Se antojan clave las conversaciones entre Javier Tebas, presidente de La Liga Profesional de Fútbol, y Joan Laporta, de cara al futuro de Messi. Ambos están buscando la fórmula que permita la incorporación del jugador de la albiceleste sin incumplir el famoso fair play deportivo. Es algo que se firmó a través de un acuerdo apalabrado por todos los clubes y en el que Tebas se reafirma al decir que “no cambiarán la norma por un jugador. La norma es igual para todos.” Su continuidad es una incógnita en estos momentos.  

 
Hoy destacamos