Merengadas

Sergio Ramos y Florentino Pérez en una imagen de archivo / EFE

Sergio Ramos y Florentino Pérez en una imagen de archivo / EFE

Sergio Ramos, peor que Messi: pide aumento de sueldo cada dos años

El central del Real Madrid termina contrato en verano de 2021 y todavía no ha prolongado su contrato

Redacción Culemanía @culemanias

13.11.2020 12:22h Actualizado: 13.11.2020 12:24 h.

3 min

Mientras el FC Barcelona está pendiente de solucionar el culebrón de Leo Messi, que termina contrato en verano de 2021, en el Real Madrid la figura que preocupa es Sergio Ramos. El central andaluz termina contrato como el argentino y todavía no ha renovado. En enero será libre para negociar con quien quiera.

Aunque club y capitán están destinados a entenderse, el madridismo sigue temiendo del adiós del 4. Es uno de los jugadores más en forma del conjunto de Zinedine Zidane y su salida dejaría más que tocada la línea defensiva. Con una crisis económica sobre la mesa, fichar a un central de nivel es inasumible.

El jugador quiere retirarse en el Santiago Bernabéu. Lo dejó claro en verano de 2019: “Se ha especulado con muchas cosas. Soy madridista y me quiero retirar aquí. ¿Qué mejor manera de mirar el futuro y dejar el pasado? Me gustaría despedirme por la puerta grande.” Florentino Pérez, por su parte, dejó claro este julio que “seguirá siempre que quiera”.

Presiones por la fórmula

Sergio Ramos quiere renovar al alza y prolongando su contrato más de una temporada, una fórmula que Florentino Pérez suele poner en práctica a los mayores de 30 años. Tiene 35 años, es el capitán y es uno de los futbolistas que más cobran por temporada. Aunque aguanta el nivel de momento, lo normal es que fuera a la baja próximamente.

Sergio Ramos y Florentino Pérez en una imagen de archivo / EFE

Sergio Ramos y Florentino Pérez en una imagen de archivo / EFE

La postura de Florentino Pérez es ofrecerle un curso de contrato más otro de opcional y sin subirle el sueldo. Actualmente el camero cobra 12 millones de euros por temporada. Sigue el tira y afloja en las oficinas de Chamartín mientras se acerca peligrosamente el mes de enero de 2021.

A todo esto, no se puede obviar la situación actual de la economía blanca. Aunque no hacen tanto ruido como el Barça, el Real Madrid trabaja en una reestructuración salarial para que el club pueda solucionar las graves pérdidas económicas. Es la prioridad del presidente y, posteriormente, se irá a conversar con Ramos.

A por la cuarta renovación

Desde que Ramos llegó al Madrid en 2005, el central ha renovado su contrato con los blancos hasta en tres ocasiones, pero no son pocas las presiones. La primera fue en 2008 cuando se había consolidado en el primer equipo. Firmó hasta 2013 aunque, como es habitual, prolongó su vinculación antes. En julio de 2011, alargó su contrato hasta 2017.

La última se produjo en 2015 (después de levantar la Champions) tras largas negociaciones. Firmó hasta verano de 2021, contrato que está a punto de vencer.  Dos años después también se le situó fuera cuando apareció el interés, entre otros clubes, del Manchester United. Aunque ahora parecen destinados a entenderse, en verano de 2019, el central volvió a presionar con una hipotética oferta de la China.

Se filtró una oferta de 22 millones de euros para irse al continente asiático y, por algunas semanas, parecía que el jugador estaba más fuera que dentro. Finalmente reculó y se quedó en el proyecto que volvía a coger Zinedine Zidane. Veremos ahora qué estrategia sigue para salirse con la suya.

La campaña ya ha empezado. El Chiringuito de Jugones, programa que siempre defiende los intereses del capitán, ya pidió a Florentino Pérez que cediera a las peticiones del capital. El presentador Josep Pedrerol llegó a comentar que “Ramos es el mejor del Madrid. Si se van los dos --junto a Messi--, dimito”.

Sergio Ramos, lamentando el empate del Real Madrid | EFE

Sergio Ramos, lamentando el empate del Real Madrid | EFE

Independiente que firme la cuarta renovación, Ramos sigue muy lejos de Leo Messi, que lleva ocho renovaciones con el Barça. Su primer contrato lo firmó en 2005 y hasta 2009, firmó cinco contratos más. Luego llegó la de 2012, con Sandro Rosell, situándolo en el top mundial y la penúltima, en 2014, con Josep Maria Bartomeu.

La última renovación es de noviembre de 2017. Firmó hasta 2021 y se confirmó como el jugador que más gana en el mundo del fútbol. Su cláusula es de 700 millones de euros, pero parece que será de poca importancia. En este enero puede negociar con el club que quiera.  

 
Hoy destacamos