Merengadas

Zidane en el partido contra el Red Bull Salzburgo / EFE

Zidane en el partido contra el Red Bull Salzburgo / EFE

El serio problema de Zidane con la defensa del Real Madrid

El técnico francoargelino no lo tendrá nada fácil a la hora de confeccionar la zaga

Pau Beya Acero @pbeya96

09.08.2019 00:09h

2 min

Quedan solo ocho días para que el Real Madrid empiece su andadura en la Liga. El primer rival de los blancos será el Celta, en Balaídos, un estadio que tradicionalmente siempre ha sido complicado para los grandes. Aunque aún debe disputar un amistoso ante la RomaZidane ya debe estar pensando en cuál será la alineación del primer partido de la temporada.

Hay nueve posiciones que parecen definidas: previsiblemente, la portería la ocupará Courtois; los laterales serán Odriozola (Carvajal está sancionado) Marcelo; el centro del campo lo formarán Casemiro, Kroos Modric; mientras en el frente de ataque estarán Vinicius (o Lucas Vázquez), Benzema Hazard. ¿Pero quiénes serán los centrales?

Problema

Siguiendo con el modelo continuista que parece dispuesto a implantar Zidane, la lógica indica que la pareja de zagueros la deberían formar Sergio Ramos Raphael Varane. Fueron intocables en la primera etapa del francoargelino, pero ahora tienen un nuevo rival, por quien el Real Madrid pagó 50 millones de euros: Eder Militao. Uno deberá quedarse en el banquillo. Es el principal quebradero de cabeza de Zizou a tan solo una semana de que empiece la competición.

Sergio Ramos despeja un balón en el duelo ante el Red Bull Salzburgo / EFE

Sergio Ramos despeja un balón en el duelo ante el Red Bull Salzburgo / EFE

El francoargelino, sin embargo, tiene un as bajo la manga: una formación con tres centrales, dos carrileros, tres centrocampistas y dos delanteros. Probó el sistema ante el Red Bull Salzburgo el pasado miércoles y, a decir verdad, no le salió mal: por primera vez en toda la pretemporada, el equipo blanco dejó la portería a cero y mostró más seguridad defensiva.

Esta nueva fórmula da más equilibrio al equipo, libertad a los laterales y, sobre todo, permite que jueguen juntos los tres centrales. La principal duda es si Zizou se atreverá a ponerla en práctica en un partido oficial apenas diez días después de probarla por primera vez. Además, esta formación genera un gran inconveniente en lo que a gestión del vestuario se refiere.

Muchos suplentes

Con este sistema solo pueden jugar dos delanteros, y parece evidente que en el caso de que Zidane lo acabe aplicando esos serán Eden Hazard, el único fichaje que se ha hecho con un sitio en el once, y Karim Benzema. En el banquillo quedarían Vinicius, la gran revelación del pasado curso, y Luka Jovic, por quien el Real Madrid pagó 60 millones de euros al Eintracht de Frankfurt.

Luka Jovic en su presentación como nuevo jugador del Real Madrid / EFE

Luka Jovic en su presentación como nuevo jugador del Real Madrid / EFE

El brasileño y el serbio deberían competir también con una de las debilidades del técnico, Lucas Vázquez, así como Brahim Díaz, Asensio cuando se recupere, Bale Mariano si finalmente se acaban quedando y las nuevas 'perlas blancas', que a principio de temporada jugarán con el filial: Rodrygo Kubo.

Apueste por el sistema que apueste, Zidane tendrá que dejar a más de un crack en el banquillo. Es uno de los principales inconvenientes de contar con una plantilla tan amplia. Nadie va a estar a gusto y la mano izquierda de Zinedine para gestionar los egos del vestuario será una de las claves de la temporada del Real Madrid.

 

 
Hoy destacamos