Merengadas

Una foto de Santiago Solari en rueda de prensa / EFE

Una foto de Santiago Solari en rueda de prensa / EFE

Solari suda la gota gorda para justificar las cantadas de Ramos y Bale

El técnico argentino elogia la honestidad de su capitán y culpa a la prensa de polemizar sus declaraciones

Claudia Granja @c_granjafranch

16.02.2019 16:45h

1 min

Era pregunta obligatoria y Santiago Solari no defraudó. Volvió, como ya es habitual, a poner de rostro y voz al discurso institucional del club por defender sus intereses y lo de sus jugadores. Y es que la rueda de prensa previa al partido frente al Girona de este domingo tuvo un protagonista más allá del encuentro en sí: Sergio Ramos.

La posibilidad que se baraja en la UEFA de sancionar al capitán blanco por sus declaraciones pospartido –en las que reconoció forzar la amarilla para quedar 'limpio' para los cuartos de Champions League si los blancos consigue clasificarse– es una realidad que preocupa en el club y Solari sacó toda la artillería. 

En busca de inestabilidad

Con el Girona en la cabeza, el entrenador blanco mostró mayor rotundidad para defender a su jugador: "Especulaciones sobre montajes no haré. Respecto a lo de Sergio, él ha dado las explicaciones y ha dicho claramente que se refería a forzar la falta. Le hicieron una pregunta capciosa. Ustedes tienen sus métodos y está bien, pero se ha explicado". 

Sergio Ramos en una acción contra el Ajax de este miércoles / EFE

Sergio Ramos en una acción contra el Ajax de este miércoles / EFE

Es decir, Solari considera que su capitán fue víctima de una pregunta que induce al error para quedar en evidencia y poder ser sancionado como estipula la nueva normativa europea. Una excusa más mala que las que ya ha ofrecido el propio capitán a través de sus redes sociales para evitar la sanción. Más grave que eso es la acusación implícita en sus declaraciones en las que culpa a la prensa del 'caso Ramos'.

Bale también se salva

Lejos de tratar las cosas por su nombre, también quiso quitar hierro al asunto que se cierne sobre Gareth Bale. Su celebración en el Wanda Metropolitano no ha gusto al Atlético de Madrid y la Liga ya investiga las imágenes. Fue una peineta en toda regla, pero Solari considera que "es anecdótico. Le estamos dando demasiada transcendencia". 

Una acción no exenta de polémica y que podría apartar al galés de los terrenos de juego si se llega a acordar una sanción. Parece que no le cuesta, pero defender las evidencias, que además están grabadas, es un trabajo forzoso y obligado que se incluye en su contrato. 

 

Hoy destacamos