Merengadas

Benzema se encuentra solo en la línea de ataque madrista y Zidane no da con su aliado perfecto/ EFE

Benzema se encuentra solo en la línea de ataque madrista y Zidane no da con su aliado perfecto/ EFE

La soledad de Benzema en el Real Madrid de Zidane

El conjunto blanco se apoya en Benzema como su única referencia en ataque, al no contar con delanteros de la misma fiabilidad

Diana Velasco Silgado @missVel11

23.12.2019 16:45h Actualizado: 23.12.2019 16:46 h.

2 min

Desde la marcha de Cristiano Ronaldo al frente de la delantera del Real Madrid, el club blanco se ha visto huérfano de un futbolista referencia en la línea de ataque. Sin embargo, un jugador que para muchos ya estaba en decadencia desde hace tiempo, ha resurgido de su cenizas y se ha autoproclamado como el principal goleador de los blancos para este curso.

Pero en el Real Madrid no es oro todo lo que reluce. Si el delantero francés se ha vuelto a poner las pilas para dirigir a los blancos en ataque, hasta la fecha no ha encontrado un socio de garantías con quien pueda soportar el peso del equipo.

Benzema y Gareth Bale durante un partido/ EFE
Benzema y Gareth Bale durante un partido/ EFE

Benzema está completamente sólo en la delantera del Madrid y pese a que insiste en asociarse con alguno de sus compañeros, sus intentos acaban cayendo en saco roto. Ninguno de los futbolistas que comparten posición con el francés tiene la calidad suficiente como hacer pareja con él, por lo que le toca tirar del carro sin más apoyo que el suyo propio.

Solo ante el peligro

Rodrygo llegó al Bernabéu como uno de los fichajes estrella del verano, pero fue un chispazo momentáneo que poco a poco se ha ido apagando hasta quedar en nada.  Por su parte, Isco no tiene la capacidad de generar tanto peligro en ataque como Benzema, pues le gusta hacer virguerías con el balón y en muchas ocasiones termina emborrachándose de pelota. 

Gareth Bale tampoco atraviesa por su mejor momento a nivel futbolístico. El galés sigue envuelto en la polémica que él mismo generó durante la concentración con su selección, donde afirmó que sus preferencias eran Gales, el gol, y en última instancia, el Real Madrid. Eso no gustó nada al madridismo ni tampoco a Zidane, quien le dejó en el banquillo durante el duelo ante el Valencia en Mestalla, y donde Bale se dedicó a juguetear con una botella de agua, haciendo caso omiso al partido.

Hazard sigue lesionado y Benzema no encuentra una pareja a su altura/ EFE
Hazard sigue lesionado y Benzema no encuentra una pareja a su altura/ EFE

Tanto Bale, como su amigo Vinicius, son muy egoístas con el balón. Para ellos finalizar la jugada a cuenta propia, es más importante que cederle la pelota a un compañero mejor posicionado, por lo que no suponen una gran ayuda para el bueno de Benzema. El juego colectivo claramente no va con ellos. 

Por su parte, Jovic podría parecer similar a Benzema en sus características como delantero, pero resulta ser un rematador puro que tampoco se asocia con el balón de la manera en la que debería.  El único apoyo con el que sí podría contar Benzema y quien sería su pareja perfecta, es Eden Hazard. Pero para desgracia de los madridistas, el extremo belga cayó lesionado el pasado 26 de noviembre frente al PSG en Champions y no se le espera de vuelta, como mínimo, hasta finales del mes de enero. 

 

Hoy destacamos