Merengadas

Benzema celebrando con Marcelo su gol en Anoeta / EFE

Benzema celebrando con Marcelo su gol en Anoeta / EFE

Tercer escándalo arbitral: así gana el Real Madrid a la Real Sociedad

El partido en Anoeta dio la razón a las palabras de Gerard Piqué señalando el arbitraje

Redacción Culemanía @culemanias

21.06.2020 23:54h Actualizado: 22.06.2020 00:05 h.

2 min

Gerard Piqué ya avisó después del partido en Sevilla: “Viendo estas dos jornadas, la Liga será muy complicada”. Este domingo se confirmó. El Real Madrid superó a la Real Sociedad (1-2) con comprometidas decisiones arbitrales que se decantaron del lado blanco. Victoria importante y líderes.

La gran novedad del once de los blancos era James Rodríguez, solamente cinco veces titular durante la temporada. A Zinedine Zidane le salió mal la apuesta de inicio, prácticamente no intervino mientras que en el banquillo se quedaban jugadores como Eden Hazard, Marco Asensio o el sentenciado Gareth Bale.

También sorprendió la entrada de Vinicius Junior en lugar del belga. Como nos tiene acostumbrados, el brasileño lo intentó con desborde y velocidad, pero su toma de decisiones es verdaderamente nefasta. A los pocos segundos de partido tuvo el gol de los blancos en sus botas, pero la mandó arriba mientras que en el segundo tiempo forzó un dudoso penalti.

Doble vara de medir

Al cuarto de hora de encuentro vimos unas de esas acciones que en los equipos pequeños se suele sancionar duramente mientras que, entre los grandes, raramente. Casemiro saltaba junto a Mikel Merino en el centro del campo. Ganaba el balón pero, a la vez, lanzaba un codazo a la cara del navarro.

Vinicius Junior en una acción con la Real Sociedad / EFE

Tercer escándalo arbitral: así gana el Real Madrid a la Real Sociedad

El colegiado Estrada Fernández le sancionó con una tarjeta amarilla, aunque tras consultarlo con el VAR, se dirigió al brasileño y le comentó que estaba al borde de la roja. El golpe era sancionable con la expulsión, pero el árbitro catalán prefirió dejarlo pasar y amonestarle con amarilla.

Tres minutos después de volver del descanso llegó una acción decisiva: se señaló una falta dentro del área txuri-urdin. Una jugada de Vinicius, en la que dejaba a dos marcadores detrás después de un par de buenos regates, terminaba con Diego Llorente tocando ligeramente al extremo por atrás. Un penalti dudoso que el VAR confirmó. Sergio Ramos no falló desde los once metros y marcó el primero.

El empate llegó en el minuto 67 de los pies de André Januzaj de un disparo desde fuera del área. El balón entraba por el palo corto y mientras el belga ya lo celebraba, el colegiado lo anuló por sorpresa de los locales. En el disparo, Mikel Merino se encontraba en fuera de juego y tapaba parte de la visión del Courtois.

Marcelo y Sergio Ramos celebrando el primer gol del Real Madrid en Anoeta / EFE

Marcelo y Sergio Ramos celebrando el primer gol del Real Madrid en Anoeta / EFE

Tres minutos después volvió la polémica. Karim Benzema marcaba el gol de la tranquilidad del Real Madrid tras controlar con el brazo. Estrada Fernández lo consultó con el VAR pero ni siquiera lo fue a mirar él mismo. Como era de esperar concedió el tanto que dejaba el partido finiquitado. Para provocar aún más, el francés lo celebró tocándose el bíceps.

Mikel Merino, protagonista de los locales

Los blancos recibieron un pequeño susto en el minuto 83. Roberto López colgaba un buen balón dentro del área y caía a los pies de Mikel Merino. El navarro no se lo pensaba y fusilaba a Courtois. Protagonista absoluto de los locales. Los últimos cinco minutos fueron de los vascos pero no consiguieron igual el marcador.

Ramos, posible lesión

En el minuto 55, Sergio Ramos dio el susto para el madridismo. En una acción defensiva chocó contra Alexander Isaac y rápidamente fue al suelo quejándose de dolor. Tras ser atendido por los servicios médicos e intentar volver al césped, pidió el cambio tocándose la rodilla. Cuatro minutos más tarde entraba Eder Miliato.

 
Hoy destacamos