Merengadas

Florentino Pérez, en una imagen de archivo | EFE

Florentino Pérez, en una imagen de archivo | EFE

La jerarquía de Florentino Pérez evita al Real Madrid la inestabilidad democrática del Barça

El empresario, culpable de aprobar unos requisitos inaccesibles, certificará su sexto mandato en el club blanco

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

13.04.2021 00:04h Actualizado: 13.04.2021 00:20 h.

2 min

La situación institucional de Barça y Real Madrid durante la última década ha sido completamente distinta. Mientras que en Chamartín llevan desde 2009 sin ver a ningún presidente distinto de Florentino Pérez en el palco; y desde 2006 sin acudir a las urnas; en el Camp Nou han visto dimitir a dos presidentes (Bartomeu y Rosell), una moción de censura que estuvo cerca de salir adelante y tres elecciones en poco más de diez años. 

En los últimos años en el Barça, ha existido una inestabilidad institucional evidente. Tras su victoria en las elecciones, Joan Laporta aspirar a recuperar esta tranquilidad y a evitar también que la justicia vuelva a hacer estragos en el club blaugrana. Algo que no ocurre en el Santiago Bernabéu, por la afinidad de su máximo dirigente con las altas esferas y por una incuestionable falta de democratización. 

Joan Laporta y Florentino Pérez, en el palco durante un clásico | EFE

Joan Laporta y Florentino Pérez, en el palco durante un clásico | EFE

Florentino Pérez certificará este martes su sexto mandato al frente del Real Madrid (cuarto consecutivo). Y lo hará, de nuevo, sin acudir a las urnas ante la ausencia de otro candidato. Finalmente,  Enrique Riquelme, fundador y máximo accionista de Cox Energy, y que apuntaba a ser la gran amenaza de Florentino, se cayó de esta carrera electoral. Y dejó de nuevo el camino libre para el empresario. 

Requisitos inaccesibles

Florentino Pérez ha hecho todo lo posible para controlar el Madrid, y evitarse cualquier sobresalto. En 2012, se encargó de endurecer las condiciones para ser presidente del club blanco, y aprobar unos requisitos prácticamente inaccesibles: es necesario contar con 20 años de antiguedad como socio y avalar el 15% del presupuesto del club (92,5 millones según el último aprobado). Todo, antes de ser nombrado presidente, a diferencia del FC Barcelona. 

A todo esto, la realidad es que Florentino suma ya 18 años en el cargo, acercándose al récord de longevidad establecido por Núñez, quien estuvo estuvo 22 años, desde 1978 al 2000, justo cuando el mandatario blanco iniciaba su primer capítulo. Seis años tardó en dimitir, y tres más en volver a presentarse y ganar en las urnas. Un ejemplo perfecto de que es capaz de hacer y deshacer como requiera. 

Florentino Pérez, en una imagen de archivo | EFE

Florentino Pérez, en una imagen de archivo | EFE

Joan Laporta tiene el respaldo de más de 30.000 socios que dipositaron su confianza en él. Pese a la inestabilidad de los últimos años, se ha decidido lo que han elegido sus socios. Por su parte, Florentino hace años que vive en una tranquilidad eterna en el Bernabéu. 18 años de presidente en el que pocos se han atrevido a cuestionarle, y los aficionados se han visto obligados a alabarle. Porque sigue demostrando que, gracias a su dinero, es capaz de conseguir todo lo que desea.

 
Hoy destacamos