Merengadas

Imagen de archivo de Florentino Pérez / EFE

Imagen de archivo de Florentino Pérez / EFE

El trabajo de despachos de Florentino Pérez con la UEFA huele muy mal

Agravio comparativo en las sanciones a Dani Carvajal y Geoffrey Kondogbia

Redacción Culemanía @culemanias

23.02.2019 21:57h Actualizado: 25.02.2019 11:12 h.

2 min

¡Qué escándalo! Para la UEFA no todos los equipos son iguales, y menos si uno de ellos es el Real Madrid del todopoderoso Florentino Pérez. El club con el que hay que comparar a los blancos en este caso es el Valencia. Su centrocampista Geoffrey Kondogbia fue sancionado con tres partidos por forzar una tarjeta amarilla. Uno por la acumulación y los otros dos por la acción antideportiva.

El centroafricano, que es imprescindible para los esquemas de Marcelino García Toral, fue amonestado en el encuentro de ida de dieciseisavos de final de la Europa League, cuando su equipo vencía 0-2 al Celtic a priori la eliminatoria estaba sentenciada. Para estar limpio para octavos, Kondogbia se demoró en el lanzamiento de una falta y vio la cartulina.

Kondogbia celebra con sus compañeros uno de los tantos que logró el Valencia ante el Celtic EFE

Kondogbia celebra el segundo tanto de su equipo en el partido de ida ante el Celtic / EFE

El exfutbolista del Inter se perderá, por tanto, los dos partidos de la ronda de octavos en los que el conjunto ché se enfrentará al Krasnodar ruso. El motivo de la sanción es que el colegiado de dicho encuentro reflejó en el acta que el centrocampista vio la amarilla con el objetivo de cumplir ciclo.

Carvajal hizo lo mismo

Y, qué sorpresa, su sanción fue inferior a la de Kondogbia. Solo se perdió dos partidos, uno por la acumulación y otro por forzar la cartulina. Y la situación era idéntica a la del futbolista del Valencia: en el penúltimo partido de la fase de grupos de la última Champions el Real Madrid tenía el pase encarrilado y para limpiarse de cara a octavos, el lateral alargó un saque de banda.

El acta reflejó exactamente lo mismo que en el caso del centroafricano, pero Carvajal sí que pudo disputar uno de los dos partidos frente al Paris Saint-Germain. El único motivo razonable con el que justificar este agravio comparativo es el escudo que defendía cada uno. Para la UEFA no es lo mismo el Real Madrid que el Valencia. Y parece ser que tampoco son comparables Florentino Pérez Peter Lim.

Ramos aún espera sanción

El caso del camero es diferente. Forzó la amarilla en la ida de octavos de final ante el Ajax, pero el colegiado no lo reflejó en el acta. Probablemente porque el central fue más disimulado: derribó a Dolberg cuando se disponía a iniciar un contrataque. Casualmente el marcador reflejaba un 1-2 favorable al Real Madrid, pero la acción no fue tan descarada.

Con lo bien que había quedado, lo desbarató todo en la zona mixta, donde confirmó que sí que había visto la cartulina de forma intencionada. El día siguiente unas imágenes de El Golazo de Gol demostraron que Ramos habló con el banquillo para decidir si valía la pena quedar sancionado para el encuentro de vuelta.

Sergio Ramos habla con el banquillo tras el gol de Marco Asensio

Sergio Ramos habla con el banquillo y hace un gesto con la mano para decidir si debía forzar la tarjeta

El zaguero podría perderse solo dos partidos (el segundo de octavos y el primero de cuartos) porque como señaló el diario Sport en la investigación abierta por la UEFA no se habla de forzar la tarjeta, sino que se consideraría su acción como antideportiva pero nunca a propósito.

Sin necesidad de conocer la resolución del caso Ramos, la comparación entre Dani Carvajal Geoffrey Kondogbia ya es suficientemente vergonzosa. La única duda es si se trata de una cuestión de escudos o, quizás, de tejemanejes en los despachos más grandes de Nyon.

 
Hoy destacamos