Merengadas

Caída de Vinicius (Real Madrid) en el área con Rulli / EFE

Caída de Vinicius (Real Madrid) en el área con Rulli / EFE

La vergüenza del madridismo: el VAR lo justifica todo

La derrota del Real Madrid ante la Real Sociedad queda tapada por el uso del videoarbitraje

Redacción Culemanía

07.01.2019 10:55h

3 min

Los medios de comunicación deportivos de Madrid han desviado los flashes de la última derrota blanca ante la Real Sociedad (0-2). Ni el nuevo ídolo del madridismo, Vinicius Júnior, ha sido la noticia. El protagonista absoluto del este domingo fue el VAR.

El Real Madrid perdía contra los vascos por un gol en el descanso y necesitaba remontar si no quería descolgarse de la Liga. Las esperanzas pasaban por Vinicius, el extremo brasileño fue el mejor de los blancos y el jugador más activo en todo el encuentro.

La jugada polémica pasó en el minuto 65. El joven encaraba al portero argentino Rulli cuando en el último momento este alargó el brazo y derribó al jugador blanco. Vinicus fue por el suelo y el árbitro decidió que no hubo penalti. Ni siquiera el VAR intervino en esa ocasión. Hecho que ha avivado aún más el debate sobre el uso del videoarbitraje.

Los jugadores de la Real Sociedad celebran el gol frente al Real Madrid / EFE

Los jugadores de la Real Sociedad celebran el gol frente al Real Madrid / EFE

El partido terminó con 0-2 y el Santiago Bernabéu culpó a los jugadores de la derrota. Marcelo, Modric y Lucas Vázquez eran los principales señalados por la afición. Los medios y los jugadores decidieron culpar el arbitraje.

Declaraciones de Solari y los jugadores

En rueda de prensa, el técnico Santiago Solari explicó que no entiende aún cómo funciona la aplicación del VAR. “Me parece (un penalti) de libro. Hay jugadas que parecen evidentes cuando uno las mira en vivo y creemos que el VAR está para eso”, sentenció el entrenador argentino.

A Modric, uno de los principales culpables del discreto rendimiento de los merengues, se mostró sorprendido que los árbitros no interpretan bien el VAR y que parece que tienen miedo de hacerlo con el Real Madrid. “Lo de Vinicius es escandaloso. ¿Por qué no se consultó?”, se quejó el capitán Sergio Ramos tras el partido.

Desde la directiva blanca se enviará una queja a la Federación Española de Fútbol para pedir explicaciones sobre la aplicación de VAR. Florentino Pérez y su equipo están muy molestos por las decisiones arbitrales de esta temporada.

Los medios contra el VAR

Josep Pedrerol, presentador del El Chiringuito de Jugones, abrió su programa con una dura editorial contra el sistema arbitral español. El periodista afirmaba que en el Mundial el VAR fue todo un éxito pero que en Primera División es “una vergüenza”.

Otra de las noticias que han desviado la atención en la capital de España es el fichaje del malagueño Brahim Díaz. La confirmación llegaba minutos después del final del partido del Bernabéu. El joven ficha por el Madrid por 17 millones de euros más siete en variables.

Los principales medios deportivos escritos de Madrid tampoco dudaron en culpar al arbitraje de gran parte de la derrota ante la Real Sociedad. “¿Para qué queremos el VAR si no se revisa un penalti como el de Vinicius?”, titulaba una crónica el periódico Marca.

Vinicius-Rulli, duelo en redes

Vinicius no dudó en publicar una imagen en Instagram stories donde se veía la polémica acción. En ella, el portero Gerónimo Rulli toca el pie del extremo blanco. La publicación la acompañaba de dos iconos que no esconden la sorpresa del joven brasileño.

Imágenes de Instagram de Vinicius y Rulli / Instagram

Imágenes de Instagram de Vinicius y Rulli / INSTAGRAM

El arquero de la Real Sociedad no dudó en responder al jugador del Madrid de la misma manera. En la red social Instagram publicó una imagen en que se veía como toca el balón con la punta de los dedos.

Sea penalti o no, el debate del VAR se está utilizando para tapar los desastres sobre el campo de los de Solari. A 10 puntos del Barça, la distancia entre merengues y culés es ahora mismo abismal, con videoarbitraje o sin él.

 

Hoy destacamos