Merengadas

Vinicius Júnior celebra su gol contra el Valladolid / EFE

Vinicius Júnior celebra su gol contra el Valladolid / EFE

Vinicius, el goleador accidentado que tiene pesadillas con Ansu Fati

Desde Madrid se empeñan en compararlos cuando tienen poco o nada que ver

Redacción Culemanía @culemanias

01.10.2020 17:40h

2 min

Ansu Fati se ha convertido en una de las grandes revelaciones del fútbol mundial. Tras un notable primer curso con el primer equipo del FC Barcelona, el jugador nacido en Guinea Bissau está deslumbrando en el arranque de su segunda temporada como culé. Su doblete frente al Villarreal no dejó a nadie indiferente.

Mientras todo el mundo habla de Ansu Fati, en Madrid se tienen que conformar con Vinicius Júnior. La entidad de Chamartín pagó un precio de estrella mundial por el extremo brasileño y por el momento hay pocos indicios de que vaya a convertirse en lo que prometía. En la capital, eso sí, lo tratan como tal.

Un gol

El ex de Flamengo anotó el gol decisivo en la victoria de los blancos contra el Real Valladolid. Lo hizo con algo de fortuna. Un defensa del equipo blanquivioleta despejó mal y el esférico cayó a pies de Vinicius, que se había quedado completamente solo ante Roberto. Solo tuvo que empujarla a bocajarro.

Vinicius, celebrando su gol contra el Valladolid | EFE

Vinicius, celebrando su gol contra el Valladolid | EFE

Ese simple tanto provocó que desde Madrid se atrevieran a comparar al extremo brasileño con Ansu Fati, dos futbolistas que tienen poco o nada que ver. Al partir ambos desde la banda izquierda, ser jóvenes y rápidos, desde la capital española tienen suficiente para equipararlos como si tuvieran un nivel parecido.

Y nada más lejos de la realidad. Ansu, en solo una temporada, ha demostrado ser más constante, regular y tener más personalidad de la que ha demostrado Vinicius en dos años en el Santiago Bernabéu. El extremo brasileño es un muy buen futbolista, pero compararlo con el español es una osadía.

Nada que ver

Más allá de que exista una diferencia de nivel considerable entre uno y otro, su estilo de juego no es el mismo. Ansu Fati tiene el gol entre ceja y ceja, le gusta ir hacia dentro, tiene facilidad para asociarse con sus compañeros y podría adaptarse sin demasiados problemas a la punta de ataque o a la banda derecha.

Ansu Fati, en una acción ante el Villarreal | EFE

Ansu Fati, en una acción ante el Villarreal | EFE

Vinicius, por su parte, es un extremo puro, que tiene en la velocidad y la habilidad para el regate sus grandes virtudes. Cuando llega a la portería rival, eso sí, se le apagan las luces. Suma nueve goles en más de 70 partidos con el Real Madrid. Al culé le han bastado 34 para alcanzar la decena de tantos.

El mejor ejemplo para explicar lo que diferencia a uno de otro es la última jugada del duelo del equipo blanco contra el Real Valladolid. Vinicius se tiró un autopase, se quedó completamente solo ante Roberto y se le hizo de noche. Ejecutó mal una vaselina y el guardameta vallisoletano no tuvo problemas para atrapar su disparo. Con Ansu en lugar de Vinicius, el desenlace hubiera sido diferente.

 
Hoy destacamos