Merengadas

Vinicius Junior lamentando una ocasión contra el Espanyol / EFE

Vinicius Junior lamentando una ocasión contra el Espanyol / EFE

Volvió Vinicius, la escopeta de feria del Real Madrid

El extremo brasileño fue titular y maravilló, pero se mostró nefasto de cara a gol

Redacción Culemanía @culemanias

07.12.2019 21:33h

2 min

Este sábado, las lesiones le dieron la oportunidad de la titularidad a Vinicius Junior en el extremo izquierdo del Real Madrid. Sin Eden Hazard, lesionado, el joven de 21 años acompañaba en el tridente blanco a Karim Benzema y a Rodrygo Goes. Volvió a firmar un buen partido, pero no encontró el gol.

Fue, sin discusión alguna, el más activo del ataque merengue. Regateó, desequilibrio, fue a los espacios, pero se encontró, una y otra vez, con el portero del RCD Espanyol (0-2). Diego López le sacó hasta cuatro balones en la primera parte. Se frustró y eso se le notó en el segundo tiempo.

Vinicius encarando a Diego López / EFE

Vinicius encarando a Diego López / EFE

En el segunda mitad bajó el ritmo y de dedicó a entenderse con del delantero francés. Mientras Rodrygo, su competencia directa, va viendo puerta con relativa facilidad, él no marca desde el 25 de septiembre contra el Osasuna (2-0). Desde mediados de octubre que no salía de inicio. Lleva un gol y una asistencia en 12 partidos oficiales.

El Santiago Bernabéu le pide gol y, aunque lo intenta de todas las maneras, no lo consigue. En numerosas ocasiones se complica él mismo, regateando o cerrándose los espacios. El partido de este sábado fue una nueva muestra de ello. Mala elección en los últimos metros.

Expulsión perdonada

Se jugó la expulsión en el tramo final del primer tiempo. Con una tarjeta amarilla en su haber siguió tan excitado como desde el primer minuto. En el 38 merecía ser expulsado por una dura entrada con los tacos por delante a David López. El colegiado Santiago Jaime Latre indicó la falta pero no le mostró la segunda.

Vinicius Junior, tras una acción a Diego López / EFE

Vinicius Junior, tras una acción a Diego López / EFE

El VAR no puede actuar en estos casos y el árbitro sabía que, si era justo, Vinicius se iba al vestuario antes de tiempo. El Santiago Bernabéu tuvo aquí un papel crucial. El factor campo surgió efecto y consiguió que su jugador se quedara en el campo. En el minuto 85 era sustituido con una ovación.

Las palabras de Zidane

Zinedine Zidane se mostró muy contento con la actuación de Vinicius. Sobre si está preocupado por su falta de gol respondió que “no, el gol es consecuencia de lo que el equipo hace en el campo. Puede marcar uno u otro. No pido nada de eso, eso es lo más difícil. Lo que metemos en la pizarra es un trabajo cuando no tenemos el balón y un trabajo cuando lo tenemos y lo estamos haciendo bastante bien”.

 

Hoy destacamos