Merengadas

Hazard, en su regreso a los entrenamientos del Real Madrid | RM

Hazard, en su regreso a los entrenamientos del Real Madrid | RM

La vuelta de Hazard remata a un peso pesado del Real Madrid de Florentino

El regreso del belga arrastrará todavía más al ostracismo a un niño mimado de Zidane

Redacción Culemanía @culemanias

26.10.2020 19:18h

2 min

Tras la tormenta, llega la calma al Real Madrid. Las dos derrotas consecutivas ante Cádiz y Shakhtar despertaron todas las alarmas en la entidad de Chamartín. Incluso diferentes sectores exigieron la cabeza de Zinedine Zidane y que Raúl González Blanco lo sustituyese en el banquillo del Santiago Bernabéu. 

Sin embargo, el conjunto blanco es experto en renacer de sus cenizas en un tiempo mínimo. Los madridistas se impusieron, con la inestimable ayuda del VAR, al Barça en el clásico, y el optimismo llegó de nuevo a la capital. Y las buenas noticias siguieron pocas horas después, cuando Eden Hazard se reincorporó a los entrenamientos y fue convocado para el encuentro de Champions contra el Borussia Monchengladbach. 

Hazard, en un entrenamiento del Real Madrid | RM

Hazard, en un entrenamiento del Real Madrid | RM

¿Conseguirá por fin el belga la ansiada regularidad y ser importante en el Real Madrid? Desde su fichaje, ha sido más protagonista por sus lesiones que por sus actuaciones en el terreno de juego. Solo ha visto portería una vez en más de una temporada. De momento, está lejos de amortizar los más de 100 millones que se pagaron por él. 

Su regreso convence a un Zidane que siempre ha confiado en sus condiciones, y que tiene claro que lo tiene todo para triunfar en el cuadro merengue. No obstante, no todos se han alegrado por la vuelta del ex del Chelsea. Y es que uno de los niños mimados del técnico francés en el vestuario sabe que la vuelta de Hazard lo condena de nuevo al banquillo. 

Isco explota contra Zidane

Isco Alarcón está muy lejos de volver a ser una pieza importante en el Real Madrid de Zinedine Zidane. El malagueño ha sido condenado al ostracismo tras dejarse físicamente, y no rendir al nivel esperado. Tiene en estos momentos, hasta siete futbolistas por delante de él en el esquema madridista. Y eso sin contar la vuelta de Hazard, que le restará todavía más minutos. Este curso, ha jugado cuatro choques pero no ha superado los 65 minutos en ninguno de ellos.

El ex del Málaga empezó siendo un fijo para el técnico francés, y uno de los centrocampistas mejor valorados de Europa. Sin embargo, hace años que su carrera va de capa caída. Fuera de la selección española, suplente habitual en el conjunto blanco e incapaz de acceder a marcharse fuera en busca de oportunidades. Ha dejado de ser el niño mimado de Zidane. 

Isco Alarcón en una acción contra el Mallorca / EFE

Isco Alarcón en una acción contra el Mallorca / EFE

Su relación es cada vez más frígida. El pasado sábado en el Camp Nou, quedaron de manifiesto sus diferencias. Las cámaras de Movistar Plus recogieron las críticas del español a su entrenador. El de Arroyo de la Miel departía antes del inicio del partido con Marcelo, Militao y Lucas Vázquez sobre su situación (Modric y Jovic estaban junto a ellos absortos en sus móviles y ajenos a la conversación) y les lanzó un diagnóstico demoledor. "A mí me cambia en el 50' o en el 60', a veces en el descanso, y si salgo me mete en el 80'", dijo Isco sobre Zidane en un comentario que provocó las risas de Marcelo.

Los números no engañan. El galo ha perdido la confianza en un Isco que tampoco ha sabido aprovechar las oportunidades que le han dado. Con contrato hasta 2022, todavía tiene en su mano decidir su futuro y luchar por una nueva oportunidad en el conjunto madridista. Sin embargo, debe ser el primero en poner de su parte para volver a ser importante. Sino, incluso un Hazard en mal estado físico le pasará por delante. 

 
Hoy destacamos