Merengadas

Una foto de Karim Benzema durante el partido ante el Girona / EE

Una foto de Karim Benzema durante el partido ante el Girona / EE

Vuelve el Benzema perdonavidas y Vinicius es una escopeta de feria

El francés estuvo negado de cara a portería y el Madrid pagó muy caro su falta de acierto después de erigirse como el nuevo dueño del gol

Claudia Granja @c_granjafranch

18.02.2019 15:06h Actualizado: 15.10.2020 09:27 h.

2 min

El Real Madrid firmó uno de sus peores encuentros de la temporada desde que Santiago Solari dirige el banquillo blanco. El resurgir de los blancos se antojaba imposible de superar para los hombres de Eusebio Sacristán, pero las expectativas blancas generales no hundieron a un equipo que tiene más fútbol que el que se refleja en la clasificación. Y así fue: remontada y una cara de incrédulos para enmarcar.

Con el conjunto rojiblanco pasando muchos apuros en la zona baja de la clasificación, Solari no quiso amarrar y consideró que a excepción de varios intocables, podía hacer varias rotaciones para dar descanso. Ese fue su primer error que se agrandó al comprobar que las vacas sagradas tampoco habían madrugado para ir a trabajar. 

Dejando de lado a Sergio Ramos, Marcelo y Casemiro, tres jugadores consagrados que no viven su mejor momento de blanco, la apuesta inquebrantable por Benzema le salió por la culata. Así como también el banquillazo a Vinicius. 

El Benzema de siempre

Solari no se casa con nadie, pero tiene varias relaciones estables en el vestuario. Apuestas que hasta ahora no le han decepcionado como Lucas Vázquez, Vinicius y Benzema. Ante el Girona dejó al brasileño en el banquillo, pero ni el gallego fue lo que es, ni el francés mantuvo su nivel. 

Salió tocado del choque ante el Ajax, pero estuvo disponible y dispuesto a jugar ante los catalanes. Su presencia ofensiva fue insulsa y convertido en el nuevo héroe del madridismo en su momento más dulce con el gol, Benzema recuperó su versión más desesperante ante su público. 

Karim Benzema durante la disputa de un partido con el Real Madrid / EFE

Karim Benzema durante la disputa de un partido con el Real Madrid / EFE

Apenas tuvo ocasiones claras, pero sus dos disparos más claros a Bono fueron demasiado poco para batir a un partido que desquició al conjunto madrileño con sus intervenciones. 

Vinicius, todavía muy verde

La sensación por la que suspira el madridismo se quedó en el banquillo tras una decena de partidos en el once inicial de Solari. Y se notó. Benzema explicó que le gusta jugar con Vinicius, y ante la ausencia del que se ha convertido en su mejor socio, ni el francés brilló, ni el brasileño tuvo tiempo cuando entró en escena. 

El delantero brasileño del Real Madrid Vinicius Jr / EFE

El delantero brasileño del Real Madrid Vinicius Jr / EFE

Con Bale y Vinicius como revulsivos, el Madrid busco la remontada a la heroica muy cerca del área del Girona, pero Vinicius mantuvo la mala puntería que le ha perseguido hasta ahora. Es un aspecto importantísimo si quiere triunfar de blanco. Las filigranas gustan en el templo blanco, pero nada sienta mejor que un gol, sea como sea, ante la afición blanca.

Mandó un disparo con rosca fuera, y minutos más tarde otro se fue alto. La chispa y la velocidad que imprime en el juego solo se verá recompensada con goles. 

 
Hoy destacamos