Merengadas

Una foto de Marcelo señalándose el escudo del Real Madrid tras marcar un gol / EFE

Una foto de Marcelo señalándose el escudo del Real Madrid tras marcar un gol / EFE

Zidane o el rescate imposible de Marcelo en el Real Madrid

Pese a que el regreso del técnico galo le pone de nuevo al brasileño en la lista de salvados, la lógica invita a una salida pactada

Claudia Granja @c_granjafranch

27.03.2019 19:12h

2 min

Los días de Marcelo en el Real Madrid son tan inciertos como antes del regreso de Zinedine Zidane al banquillo. Su situación con Santiago Solari condenaba al brasileño a una salida del club el próximo verano, pero el retorno del francés --que confía en el lateral y quiere recuperarle-- tampoco le garantiza la continuidad en el Santiago Bernabéu con total seguridad.

El escenario ha cambiado radicalmente pero tiene fecha de caducidad, concretamente, el 19 de mayo, cuando se ponga fin al campeonato doméstico, la única competición que desde principios de marzo disputa el conjunto de Concha Espina. Hasta entonces Zidane tendrá tiempo para evaluarle, pero también se hará lo propio desde el palco. 

El escenario de Marcelo genera muchas dudas y mantiene todas las posibilidades abiertas. Mientras Zidane se encargó de mandar un mensaje en su primer encuentro como técnico blanco --volvió a dar la titularidad al carioca en su primer partido frente al Celta de Vigo-- la voluntad del club es otra.

Nueva era

Zidane cuenta con él para formar su nuevo Madrid 2.0 y pese a sus carencias defensivas, buscará el equilbriop colectivo para permitir que el carrilero pueda dar vida la banda izquierda ofensivamente. Algo por lo que está temporada se le ha criticado duramente.

Una foto de Sergio Ramos y Marcelo en el Real Madrid / RM

Una foto de Sergio Ramos y Marcelo en el Real Madrid / RM

También juega a su favor su vinculación contractual. Tiene contrato hasta 2022 y solo una salida pactada --con rumbo más que probable a la Juventus de Cristiano Ronaldo-- pondría fin a su estancia en la capital española. Zidane quiere que continúe y sabe que para ello deberá darle motivos: recuperar su mejor versión y el nivel competitivo que siempre ha tenido. Además, es el segundo capitán del equipo y una pieza fundamental para la cohesión del vestuario. 

En la cuerda floja

Motivos no faltan para que el dorsal 12 no cambie de número, pero en la cúpula del club tienen otros planes. El cambio debería ser desmesurado para replantearse la continuidad del futbolista. Nadie olvida que en mayo cumplirá 31 años y que los jóvenes talentos pujan con fuerza. Además, la posible llegada de Junior Firpo y el regreso de Theo Hernández --cedido a la Real Sociedad sin opción de compra-- acabaría con las posibilidades de continuar en la plantilla. 

Asimismo, la necesidad de ingresar para financiar otros fichajes más urgentes obliga al club blanco a vender a grandes estrellas que ostenten todavía un buen cartel en Europa. Un requisito que cumple a la perfección Marcelo a quien no le faltarían pretendientes. 

Una foto de Marcelo en una disputa con Arturo Vidal en el clásico / EFE

Una foto de Marcelo en una disputa con Arturo Vidal en el clásico / EFE

La lógica invita a que el jugador salga este verano antes de que su valor se deprecie un año más tarde. Solo Zidane le puede salvar de una quema que se verá condicionada cuando Florentino haga números para traer a los nuevos galácticos. 

 

Hoy destacamos