Merengadas

Una foto de James Rodríguez en su regreso al Bernabéu como jugador del Real Madrid / EFE

Una foto de James Rodríguez en su regreso al Bernabéu como jugador del Real Madrid / EFE

Zidane se come sus palabras sobre James Rodríguez

El técnico francés, que no contaba con el colombiano, ha encontrado en el mediapunta un jugador que podría salvarle de la quema

Claudia Granja @c_granjafranch

20.09.2019 16:35h

2 min

Rectificar es de sabios, aunque en este caso parece más una consecuencia del fracaso que una corrección propia. Zinedine Zidane está en el punto de mira. El mal inicio de temporada del Real Madrid ha cuestionado su figura en el palco del Bernabéu y entre muchos aficionados madridistas.

No es intocable y en la retaguardia Florentino Pérez tiene otros candidatos de su gusto para hacerse con su cargo en cuanto se agote la paciencia. La revolución blanca se quedó en pequeña revuelta y las bajas no ayudan al conjunto. Tampoco las nuevas incorporaciones, todas a dedo y capricho del presidente. Y sin nuevos jugadores, ni líderes en el verde, Zidane ha tenido que rectificar su discurso tras el cierre de mercado.

Los repudiados, a excepción de Benzema, su intocable, se han convertido en los salvadores de un equipo que va navega a la deriva. Sin capitán en el banquillo, sin líder en el verde y sin reacción. Y de todos aquellos descartes que ocupaban su larga lista, dos han terminado por quitarle la razón. Gareth Bale y James Rodríguez. Dos jugadores mundialmente contrastados por los que se ha visto obligado a cambiar de discurso público. 

Atrás quedan el "si se va mañana mejor" a Bale o el "de momento James está aquí y puede pasar de todo".

Renacido

ZZ se aferra ahora a un clavo ardiente como el colombiano. Un jugador que nunca valoró en su primera etapa como técnico madridista y que ahora le está sacando --a medias-- las castañas del fuego. Su rendimiento está por encima de todo el equipo. Un mediapunta de creación ofensiva, con gol, mucho descaro y sobre todo muchas ganas de volver a triunfar de blanco. Un escenario que ha cambiado tanto que el cafetero colecciona ya halagos del francés. 

Una foto de James y Zidane durante el Real Madrid - Valladolid / EFE

Una foto de James y Zidane durante el Real Madrid - Valladolid / EFE

"Ofensivamente es un jugador distinto, de calidad. Puede jugar en muchas posiciones y de momento, por ejemplo, el partido de mañana veremos como vamos a jugar" espetó antes del choque ante el Levante donde fue titular y de lo más destacado junto a Karim. Lo que fue un auténtico fracaso en la operación salida,  dada la necesidad de hacer caja con el colombiano que estuvo muy cerca de firmar por el Atlético de Madrid, se ha convertido en una bendición. 

Es el único que desborda entre líneas, aporta frescura al juego y creatividad. Un desterrado que si baja el nivel podría llevarse por delante a Zidane. De ese hilo pende el técnico francés. Lo que hace el tiempo. 

 

 
Hoy destacamos