Merengadas

Una foto de Zinedine Zidane, entrenador del Real Madrid / Twitter

Una foto de Zinedine Zidane, entrenador del Real Madrid / Twitter

Zidane tiene una bomba de relojería en el vestuario del Real Madrid

La obsesión y necesidad de nuevas incorporaciones, dificulta una operación salida en la que no cuadran los números

Claudia Granja @c_granjafranch

06.06.2019 18:11h

2 min

Zinedine Zidane tiene un problema que deberá resolver Florentino Pérez urgentemente: las salidas. El técnico francés tiene claro los descartes y hay otros jugadores en la cuerda floja, pero la necesidad de inscribir a los nuevos galácticos ha paralizado las ventas. Son difíciles de por sí, dado el bajo rendimiento de muchos de los sentenciados esta temporada, pero Zidane tiene exceso de efectivos. 

Con Jovic atado y confirmado este martes por 60 millones y Hazard a punto de caer, la plantilla sube como la espuma sin que tan solo se confirme o acerque una sola venta. Además, a esa incierta situación, se suma la voluntad de todos los afectados de seguir en el Santiago Bernabéu en una segunda oportunidad que no el galo no quiere regalar. 

Una bomba de relojería que de continuar así con el paso de las semanas podría explotarle a Florentino Pérez quien debería rebajar el precio de muchos de esos futbolistas. 

La lista

El primero que debería salir es Gareth Bale. Zidane no cuenta con él, hay tiempo de negociar hasta el cierre de mercado, pero tampoco quieren regalarlo. Tampoco colabora mucho el jugador. Mantiene su discurso firme: quiere seguir de blanco pese a la llegada del serbio y el belga, dos jugadores que le regalarían, todavía más, al banquillo. En la capital vive cómodo, con un sueldo estratosférico comparado a su rendimiento y salir no es una de sus prioridades.

Una foto de Gareth Bale durante un partido del Real Madrid / EFE

Una foto de Gareth Bale durante un partido del Real Madrid / EFE

Para ello el Madrid deberá encontrar un destino que cumpla con las expectativas económicas del club blanco. También vive una situación exacta James Rodríguez. Florentino deberá encontrarle un comprador antes de que empiece la pretemporada. Zidane no lo quiere y tampoco el Bayern. Ancelotti parece hoy el mejor posicionado para hacerse con el jugador, eso sí, no por 42 millones de euros.

Las dudas

Dos descartes sin destino claro que se asemejan al escenario, aunque más esperanzador, de otro futbolista, Isco Alarcón. El malagueño recuperó sensaciones en el regreso de Zidane tras tener pie y medio fuera con Solari en el banquillo, pero su situación en la misma que cuando el francés abandonó la entidad. Es y será suplente y deberá luchar día a día por una plaza en un once mucho más competitivo que el de esta temporada donde el rendimiento será fundamental, pero también el nombre. 

Una foto de Isco Alarcón y Marco Asensio durante un partido del Real Madrid / RM

Una foto de Isco Alarcón y Marco Asensio durante un partido del Real Madrid / RM

Asimismo, se suma a esta lista de dudas Marco Asensio y Vinicius Jr. Ambos jugadores son un proyecto de futuro para el club, pero la nueva confección de la plantilla no les asegura minutos. Mientras que el brasileño está sellado, el mallorquín podría salir si quisiera. El Liverpool de Klopp está interesado en el delantero y su buen cartel internacional aseguraría, como mínimo, 60 millones de euros. 

No es la decisión que más gusta, pero no se descarta. Zidane tiene un problema que no puede gestionar directamente y que amenaza con complicarse en julio con el regreso a los entrenamientos.  

 

Hoy destacamos