Palco

Laporta y Rosell en el palco del Camp Nou en una imagen de archivo / EFE

Laporta y Rosell en el palco del Camp Nou en una imagen de archivo / EFE

Los 3.000 millones de Laporta contra la promesa prohibida de Sandro Rosell

Laporta gana enteros para presentarse mientras que Rosell se autodescarta de las elecciones

Guillem Andrés

19.04.2020 22:20h Actualizado: 20.04.2020 01:01 h.

2 min

En una gran parte de la historia del club, el Barça se ha dividido en dos bandos. Esta situación se agravó por el mandato de 22 años de Núñez, hasta que en 2003 Joan Laporta rompió absolutamente con esto y se mostró totalmente contrario a esta posición. Sin embargo, en su junta le salieron unos cuantos opositores, entre los que se encontraban Sandro Rosell y Josep Maria Bartomeu. Estas personalidades han seguido enfrentadas hasta día de hoy y podrían coger otra dimensión en las próximas elecciones.

Laporta presenta sus cartas

El único candidato en firme que hay ahora mismo es Víctor Font. A pesar de eso, en los últimos días Joan Laporta también ha declarado en una entrevista en Gol que le haría ilusión presentarse. “Es importante presentar una propuesta creíble y factible y ofrecer un proyecto deportivo que ilusione y que mejore la imagen institucional”, aseguró el expresidente.

Joan Laporta / EFE

Asimismo, Laporta ya ha dejado una sentencia contundente en contra de la actual directiva y que se puede convertir en uno de sus eslóganes de campaña. “Se ha convertido en el club de los 3 billones. Un billón de ingresos, un billón de gastos y un billón de deuda”. De esta forma el exmandatario afirmó que hay que revertir esta situación económica y que ya tiene el proyecto avanzado.

Rosell se autodescarta

Por otro lado se encuentra Sandro Rosell. En la entrevista a Mundo Deportivo aseguró que “le prometí a mi madre que mientras ella esté viva no me presentaría”. De todos modos, hay un nombre cercano a él y que se podría presentar: Jordi Roche. Hasta el momento Roche no ha tomado ninguna decisión, por lo que podría presentarse como candidato continuista de Bartomeu, por lo que podría iniciar un proyecto paralelo. Sin embargo, Rosell se limitó a decir que “no apoyaré a aquel que represente intereses mediáticos, económicos y/o políticos”.

Sandro Rosell, un tiempo después de salir de prisión / EFE

El expresidente también valoró los distintos acontecimientos que han afectado a la directiva, así como la dimisión de seis directivos. “Ya hay suficientes ataques externos como para tener debilidades internas, con lo que me parece muy bien que el presidente haga un equipo a su medida en el que se sienta cómodo”, expresó Rosell. A su vez, sí que mostró su pena por la dimisión de Sílvio Elias, que estuvo con él desde 2010.

De este modo, también subrayó que las decisiones las ha tomado únicamente Bartomeu y también criticó a determinados medios de comunicación, de los que dice que han ido en contra de él desde 2010. “Me debería sorprender que ese sector de la prensa diga eso, pero lamentablemente no me sorprende”, afirmó Rosell.

 
Hoy destacamos