Palco

Joan Laporta en la inauguración del Barça Café / FC Barcelona

Joan Laporta en la inauguración del Barça Café / FC Barcelona

Los agentes con los que Laporta tendrá que negociar este verano

El área deportiva del Barça tratará en este mercado de fichajes con agencias de jugadores poco conocidas

Oriol Quintana @urikingkat

19.05.2021 08:09h

3 min

El FC Barcelona de Joan Laporta busca revolucionar el equipo con llegadas en este mercado de fichajes. La delicada situación económica provoca que la entidad no pueda hacer un gran desembolso y tenga que recurrir a las oportunidades y a jugadores que quedan libres el próximo 30 de junio.

Ya son muchos los futbolistas que han sonado para incorporarse de manera gratuita al club azulgrana, pero el hecho de no tener que negociar un contrato suele ser usado por representantes para intentar conseguir un sueldo desorbitado y una prima de fichaje. Ejemplo de ello fue David Alaba, representado por Pini Zahavi, que quedó descartado por las altas pretensiones económicas.

Casualidad o no, todos los nombres que han ido sonando para el Barça son representados por pequeñas agencias de representación, muy alejados de Estellar Group de Jonathan Barnett o Mino Raiola y Jorge Mendes. Es más, alguno de estos futbolistas han decidido coger ellos mismos las riendas de su futuro.

Los fichajes

Este lunes se produjo una gran novedad en la situación de Memphis Depay, delantero del Olympique de Lyon. El neerlandés decidirá este verano por qué equipo ficha y se quiso desmarcar de una agencia que decida por él: “He decidido negociar mi futuro contrato junto a mi equipo de personas de confianza y expertos legales. Voy a decidir mi destino yo mismo”.

Mensaje de Depay en las redes sociales / Twitter

Mensaje de Depay en las redes sociales / Twitter

Según apuntan desde Francia, este desencanto del delantero se debe a lo que sucedió en el mercado veraniego de 2020. El jugador y su club estaban decididos a que saliera de la Ligue 1, pero considera que sus agentes no se esforzaron lo suficiente para que fuera traspasado. Cabe recordar que suele haber una prima para los agentes cuando un jugador llega libre a una entidad.

De los futuribles azulgranas, es el único que apuesta por autorrepresentación. Los otros pertenecen a grupos poco mediáticos. El más conocido, por ser de Barcelona, es el grupo que decidirá el futuro de Éric García. Se trata de Puyol, De la Peña & Sostres. Con el excapitán alejado del mercado del fútbol, es el exfutbolista del Espanyol quien negocia en nombre del central con Mateu Alemany.

Depay, Éric, Kun y Wijnaldum

Si el anterior grupo nombrado tiene íntegramente futbolistas españoles, la agencia del Kun Agüero la integran mayoritariamente argentinos. Se trata de Eleven Talent Group, propiedad de Hernán Reguera, que ya estuvo en España hace unas semanas tanteando el interés del Barça por su jugador estrella.

Agüero en un entrenamiento del City / Redes

Agüero en un entrenamiento del City / Redes

También modesto es el grupo que negocia en nombre de Georginio Wijnaldum. Se trata de los neerlandeses Football Mix B.V. con Humphry Nijman en cabeza. Por sus recientes declaraciones tras el interés del Bayern de Múnich, “si están interesados que no duden en llamarnos”, apunta a ser la negociación más complicada de las cuatro.

Las renovaciones

Si los fichajes serán claves este verano, qué decir de las renovaciones. La planificación depende en gran parte de lo que decida Leo Messi. Su continuidad no está nada clara. El encargado de negociar en nombre del 10 es su padre, Jorge Messi, que ya se ha reunido en varias ocasiones con Laporta.

Lo mismo sucede con Ilaix Moriba, que se sigue resistiendo a caer en los tenáculos de una agencia de representación. El canterano decide su futuro junto a su padre, siempre asesorados por profesionales. Termina contrato en verano de 2022 y desde el club se tiene la total confianza de que siga y se confirme su salto definitivo al primer equipo.

Joan Laporta con Ilaix Moriba / FC Barcelona

Joan Laporta con Ilaix Moriba / FC Barcelona

La situación más complicada es la de Ousmane Dembelé, a quien también le queda un año de contrato. En este caso, es Moussa Sissoko, un agente de su confianza, quien negocia por el galo. Aunque recientemente reconoció que su representado quiere seguir, tensará la cuerda hasta el final para que la renovación se cierre al alza.

 
Hoy destacamos