Palco

Imagen de archivo de Albert Soler / EFE

Imagen de archivo de Albert Soler / EFE

Albert Soler recupera las atribuciones perdidas en el Barça

Será el encargado de las relaciones institucionales del club con la UEFA y con la FIFA

Pau Beya Acero

12.02.2019 23:39h

2 min

La rueda de prensa de Josep Vives tras la reunión de la junta directiva el pasado 11 de febrero dejó varias noticias significativas. La principal fue la retirada de las medallas honoríficas a Francisco Franco, pero no fue la única. Otra de las novedades fue que Albert Soler se encargará de nuevo de las relaciones institucionales del área de fútbol.

De esta manera vuelve al cargo para el que se le fichó en 2014, y volverá a llevar las relaciones del club con la UEFA, la FIFA, la ECA (Asociación Europea de Clubes), la Federació Catalana, la Federación Española La Liga. Cuando llegó a la disciplina de la entidad catalana fue precisamente para mejorar las relaciones del club con la FIFA y la UEFA.

Hablamos de la época en la que el máximo órgano del fútbol mundial sancionó al FC Barcelona por las prácticas relativas a los niños extranjeros que militaban en las categorías inferiores de la institución. A Soler también le tocó lidiar con la UEFA por la problemática de las esteladas que se exhibían en el Camp Nou

Director del área de Deportes profesionales

Ni un año pasó desde su llegada a la entidad blaugrana y el exdiputado socialista consiguió otro cargo, el de director del área de Deportes Profesionales, para el que fue nombrado en el año 2015. Se le vincula especialmente con la sección de baloncesto, pero a la práctica es el responsable de lo que ocurre en todas las secciones.

El fútbol incluido. O así era hasta el 10 de octubre de 2017. Ese día comunicó al presidente Josep Maria Bartomeu que abandonaba todo lo relacionado con esa área –incluidas las relaciones institucionales– para centrarse en los otros deportes profesionales del club. No fue casual, pues coincidió en el tiempo con la salida de Neymar Jr del FC Barcelona y con las críticas por la mala planificación deportiva.

Neymar Júnior en una imagen de archivo con el PSG / EFE

Neymar Jr durante un partido con el Paris Saint-Germain / EFE

Según informaron varias fuentes había perdido crédito en el vestuario, no tanto con los técnicos sino con los futbolistas. Hubo otro motivo más: la llegada de Pep Segura como mánager general deportivo, que fue el causante de que Soler perdiera peso dentro del organigrama del área de fútbol.

Las declaraciones que pudieron acabar con él

Tras el controvertido verano de 2017 el club convocó una rueda de prensa el 1 de septiembre de 2017 en la que comparecieron ante los medios tanto el director del área de deportes profesionales como Robert Fernández, por aquel entonces secretario técnico. En dicha rueda de prensa justificaron los movimientos de la entidad en el mercado de fichajes.

Una foto de archivo de Robert Fernández y Albert Soler durante una rueda de prensa / EFE

Albert Soler (i) y Robert Fernández (d) durante una rueda de prensa / EFE

"Si decimos que hemos fichado a dos jugadores (Dembelé Coutinho) por 270 millones, seguramente tendríamos que dimitir por irresponsables" declaró Albert Soler. Una justificación que no convenció a muchos y que perdió sentido tras el fichaje del brasileño, pues aunque fueron en dos ventanas diferentes, el FC Barcelona sí acabó fichando a los dos futbolistas por una cifra cercana a los 270 millones.

Y no dimitieron, aunque Robert Fernández dejó de ser el secretario técnico del club el mes de junio de 2018. Lo de Soler fue menos traumático, pues primero dejó el área de fútbol y ahora retomará una parte del cargo que albergaba entonces. Estos 16 meses apartado del balompié le han servido de redención. Ahora, vuelta a los orígenes.

 

Hoy destacamos