Palco

Joan Laporta, en una rueda de prensa / FC Barcelona

Joan Laporta, en una rueda de prensa / FC Barcelona

Las amortizaciones, otro dolor de cabeza para el Barça de Laporta

El club ya ha empezado a rebajar la masa salarial con varias salidas del Camp Nou

Oriol Quintana @urikingkat

08.07.2021 00:36h

3 min

El FC Barcelona tiene la difícil misión este verano de rebajar la masa salarial. Joan Laporta desveló públicamente que actualmente esta era del 110% teniendo en cuenta los ingresos del club y ya se está empezando a aligerar con varias salidas. Jugadores como Jean-Clair Todibo, Junior Firpo, Francisco Trincao y Matheus Fernandes ya no están.

La temporada 2019-20 el club llegó a destinar hasta 636 millones de euros en emolumentos y amortizaciones. La gran mayoría de esta cantidad está destinada a los salarios --donde ya se ha empezado a recortar-- mientras que en las amortizaciones de traspaso significan un total de 183,3 millones; todo un récord de la entidad.

Estas corresponden al precio de los fichajes de temporadas anteriores divididos por el número de años que firman de contrato. Hasta 2026, el Barça debe costear un total de 597 millones de euros de los traspasos de varios futbolistas: en 2021-22, 177,5 millones; en 2022,23, 130,7 y aún quedarán 102 kilos para más adelante.

La junta directiva de Laporta en la Asamblea de compromisarios con Cubells, Yuste y Romeu junto al presidente / EFE

La junta directiva de Laporta en la Asamblea de compromisarios con Cubells, Yuste y Romeu junto al presidente / EFE

Por ahora, esto son previsiones que pueden variar en cualquier momento. Si un jugador sale traspasado o libre este verano, el precio de traspaso se debería computar en su totalidad en el próximo ejercicio económico. Por ejemplo, si de Griezmann se amortizan 27 millones anuales y se va, se contabilizarían de golpe los 81 millones de euros pendientes de amortizar. Si no saliera por más de esa cantidad, dejaría pérdidas.

Los jugadores que más preocupan

Como hemos comentado, los culés deben asumir las amortizaciones del primer equipo en torno a los 150 millones de euros, sin contar los variables. Hay varios jugadores que preocupan en ese aspecto. Podrían salir traspasados, pero el precio que se abonaría por ellos no cubriría el total de la amortización que queda pendiente.

Vamos a poner nombres en esos casos más preocupantes. En verano de 2019 se abonaron 135 millones de euros por Antoine Griezmann, firmado un contrato por cinco años supone una amortización de 27 millones de euros por curso. Si saliera este verano, se contabilizarían 81 millones de euros de golpe.

Antoine Griezmann junto a Bartomeu el día de su presentación / EFE

Antoine Griezmann junto a Bartomeu el día de su presentación / EFE

A Coutinho, con contrato hasta 2023, quedan 40 millones por amortizar. Y más, Dembelé en su última temporada asciende a 24 millones y Miralem Pjanic, hasta 2024, que tiene 45 millones de euros por amortizar. No se queda atrás Frenkie de Jong, cuyo futuro no peligra, que el Barça debe pagar aún 51,6 millones.

Hay más jugadores, menos costosos, que el club debe seguir contabilizando y tener en cuenta en caso de producirse una salida. Estos son Francisco Trincao (hasta 2025, 24,8 millones pendientes), Neto Murara (2023, 17,5M), Sergiño Dest (2025, 16M), Clement Lenglet (2026, 14,4M), Martin Braithwaite (10,8M), Emerson Royal (2024, 9M), Ronald Araujo (2,8M) y Pedri González (2022, 2,5M).

Otros jugadores, como los canteranos o más veteranos, están ya amortizados. Aquí entrarían Gerard Piqué, Óscar Mingueza, Marc-André Ter Stegen, Samuel Umtiti, Jordi Alba, Sergio Busquets, Ansu Fati, Riqui Puig, Leo Messi, Sergi Roberto y Carles Aleñá. Se les deben sumar las tres incorporaciones a coste cero: Kun Agüero, Éric García y Memphis Depay.

El primer traspaso, sin apenas beneficio

El Barça de Joan Laporta ya ha traspasado a su primer jugador. Se trata de Junior Firpo, que coge rumbo a Leeds United a cambio de 15 millones de euros y un 20% de una futura venta. Esta operación apenas deja beneficios a las arcas de la entidad, cubre lo que quedaba pendiente de amortizar y se ahorra en un salario.

Junior Firpo, presentado como nuevo jugador del Leeds / Redes

Junior Firpo, presentado como nuevo jugador del Leeds / Redes

El lateral llegó en 2019 a cambio de 18 millones de euros --más 12 en variables que no se activaron-- y se le hizo un contrato por cinco temporadas. Por consecuencia, cada curso como culé el lateral amortizaba 3,6 millones de euros de su traspaso. Al jugar dos años, se han amortizado 7,2 de los 18.

Así pues, quedan pendientes 10,8 millones de euros. De los 15 millones que abonarán los ingleses, unos tres irán para el Real Betis, que se guardaba un 20% de la operación. Apenas queda un millón de euros de beneficio de esta operación más aquello que se pueda ingresar cuando el Leeds lo traspase.

 
Hoy destacamos