Palco

Gerard Piqué concede una rueda de prensa en Twitch para valorar el escándalo de su comisión con la Supercopa de Arabia Saudí / CM

Gerard Piqué concede una rueda de prensa en Twitch para valorar el escándalo de su comisión con la Supercopa de Arabia Saudí / CM

Las astronómicas primas de final de contrato de Piqué, Alba y Busquets

El club deberá pagar 80 millones al defensa central en los años de contrato que le quedan

Lluís Regàs @LluisRegas

04.06.2022 23:34h

2 min

Joan Laporta, presidente del FC Barcelona, pedirá una rebaja del 50% a los futbolistas para paliar la delicada situación económica del club. El diferimiento de muchos pagos durante la pandemia comportará que las fichas de algunos jugadores se dispare en los próximos dos años, sobre todo en el caso de tres de los cuatro capitanes: Sergio Busquets, Gerard Piqué y Jordi Alba.

Como informó Culemanía, el Barça todavía debe 80 millones de euros a Busquets, Piqué y Alba tras asumir tres rebajas salariales desde que estalló la pandemia en marzo de 2020.

Primero recorte con Bartomeu

Durante la presidencia de Josep Maria Bartomeu, la plantilla del Barça sufrió un recorte del 12% de su salario. El club aplicó un ERTE a todos sus trabajadores y esa quita no se devolvió.

Sergio Busquets durante el Barça-Rayo / FCB

Sergio Busquets durante el Barça-Rayo / FCB

En la siguiente temporada, y sin Bartomeu en la presidencia, el Barça negoció una nueva rebaja con Carles Tusquets como presidente de la junta gestora. En diciembre de 2020, el club logró un diferimiento del 42,9% del salario fijo de los jugadores y un 100% de los bonus variables. El acuerdo preveía la devolución del salario fijo (122 millones) en cuatro temporadas. Las variables, 50 millones, se fraccionaron en tres temporadas.

Diferimiento con Laporta

En agosto de 2021, y con Joan Laporta en la presidencia, el Barça negoció otra rebaja que en el caso de las capitanes supuso un diferimiento del 70% de sus fichas a devolver en la próxima temporada. Por dicho motivo, Laporta insiste en que el Barça tendrá mucho más normalizadas las fichas y tendrá menos problemas para fichar a partir del curso 2023-24.

A Sergio Busquets todavía le queda un año de contrato y a Jordi Alba, dos. Los tres capitanes, además, cobrarán un bonus por fidelidad cuando se retiren del Barça.

Jordi Alba, en una acción del partido entre la Real Sociedad y el FC Barcelona / FCB

Jordi Alba, en una acción del partido entre la Real Sociedad y el FC Barcelona / FCB

Piqué debe cobrar 80 millones

Actualmente, Busquets tiene un salario de 28 millones, cuatro millones más que Busquets y ocho millones más que Jordi Alba. Luego, Ter Stegen y Frenkie de Jong perciben 14 millones de euros.

El Barça, con un saldo negativo de 144 millones de euros para salarios, está con la soga al cuello porque las obligaciones económicas del próximo curso serán superiores. Y, según informó TV3, el club deberá pagar 80 millones de euros a Piqué en los dos años de contrato que todavía le quedan con el equipo azulgrana cuando más tocado está físicamente.

Más de 600 millones

Ahora, Laporta intentará que los capitanes del Barça asuman una rebaja salarial. Quiere que, igual que hace un año, sean los primeros en dar ejemplo al resto de futbolistas en un momento muy complicado para la entidad. Las rebajas también podrían afectar a las secciones. El pasado otoño, el máximo dirigente ya intentó que Nikola Mirotic y Nick Calathes, los jugadores de baloncesto mejor pagados, aceptaran una reducción salarial a la que se negaron.

Josep María Bartomeu, expresidente del Barça, en una rueda de prensa / EFE

Josep María Bartomeu, expresidente del Barça, en una rueda de prensa / EFE

El Barça fue el primer club que superó los 500 millones de euros para abonar los salarios de sus futbolistas. La cifra se disparó en la temporada 2018-19, la anterior a la pandemia. Entonces, el club que presidía Josep Maria Bartomeu destinó 671 millones de euros en salarios. Ese mismo curso, el PSG destinaba 332 millones de euros en abonar las fichas de sus jugadores.

 
Hoy destacamos