Palco

Gil Marín en el palco del Wanda Metropolitano / EFE

Gil Marín en el palco del Wanda Metropolitano / EFE

El Atlético insiste en la estrategia de desgaste contra el Barça por Griezmann

Los colchoneros tendrían un mail que confirma el contacto de los azulgranas con el jugador fuera de plazo

Oriol Quintana @urikingkat

05.08.2019 09:30h Actualizado: 05.08.2019 10:42 h.

1 min

Nuevo episodio en el conflicto Barça y Atlético de Madrid por el fichaje de Antoine Griezmann. El jugador llegó a Barcelona tras abonarse los 120 millones de cláusula pero los colchoneros quieren más. Según los madrileños, el acuerdo entre club y jugador estaba firmado desde el mes de marzo. Hecho que haría que los azulgranas tuvieran que pagar 80 kilos más.

En este caso, es un simple mail el que puede decantar la balanza. El Mundo destaca que los del Wanda Metropolitano tienen un correo electrónico donde se cuenta muy explícitamente que las negociaciones se dieron en un plazo inhabilitado para negociar. Concretamente, fue el abogado de Antoine, Sevan Karian, quien le envió al futbolista y a su hermana -y representante-.

Gil Marín, el Cholo Simeone y Griezmann en una reunión / Atlético de Madrid

Gil Marín, el Cholo Simeone y Griezmann en una reunión / Atlético de Madrid

Se podía leer las condiciones en las que se debía producir su incorporación a Barcelona y las comisiones a pagar. No se sabe de qué manera pero el correo llegó al consejero delegado del Atlético de Madrid, Miguel Ángel Gil, que ahora dispone de una nueva arma para presionar a los catalanes. Hace unas semanas, ya avisó de tener un as en la manga.

En busca de los 200 millones de euros

El Atlético recibió a principios de julio, 120 millones por el pago de la cláusula de Griezmann. Hasta el 1 de julio ésta era de 200 millones. Los colchoneros entienden que, si las negociaciones se iniciaron antes de esa fecha, el precio del jugador debería ser de 200, no de 120.

El mail puede ser una prueba clave para demostrarlo pero, según El Mundo, el Barça no lo considera como una demostración de una negociación directa. Si se prueba finalmente que los azulgranas negociaron por el delantero antes de los seis meses de la finalización de su contrato, podría suponer una sanción por la FIFA sin fichar durante alguna ventana de mercado.

 
Hoy destacamos