Palco

Bartomeu y Òscar Grau en una acto público del Barça / Twitter

Bartomeu y Òscar Grau en una acto público del Barça / Twitter

El Barça ahorra para el fichaje bomba del verano

El club azulgrana prepara las grandes inversiones del próximo mercado de fichajes

Oriol Quintana @urikingkat

04.02.2020 13:59h

2 min

La estrategia del Barça en este mes de enero no ha sido otra que preparar los números para abordar los fichajes del próximo verano. El club se ha despedido de cuatro futbolistas del primer equipo -algunos de ellos cedidos- y dos del filial. De incorporaciones solo hemos visto dos, que se sumarán a la plantilla en verano: Trincao y Fernandes.

El plan de la dirección deportiva y del departamento económico era reforzar la delantera sin invertir muchos millones. No se llegó a un acuerdo por Rodrigo Moreno, por el que el Valencia pedía 60 millones de euros, mientras que tampoco se quería dar la bienvenida a un cedido cualquiera, como sucedió el curso pasado con Kevin-Prince Boateng.

Aumentando los ingresos

Este mes de enero ha sido bueno por las arcas del club culé pero malo en el aspecto deportivo. De momento, se han despedido tres futbolistas definitivamente del club. El primero fue el delantero del Barça B, Alejandro Marqués, que se iba por 8,2 millones de euros y llegaba en su lugar cedido Matheus Pereira, con opción de compra obligatoria de ocho kilos.

Más sonada fue la salida de Carles Pérez, extremo del primer equipo, a la AS Roma. Se marchó cedido un millón de euros, pero los romanos tendrán que abonar en junio 11 más como fijos y 3,5 en variables, si se cumplen una serie de condiciones que no se especifican. Un total de 15,5 kilos por un jugador que ahora no le vendría nada mal a Quique Setién.

Carles Pérez, presentado como nuevo jugador de la AS Roma / AS Roma

Carles Pérez, presentado como nuevo jugador de la AS Roma / AS Roma

Horas más tarde de conocer la salida del de Granollers, se iría cedido con obligación de compra Abel Ruiz. Jugará hasta finales de temporada en el Sporting de Braga, club de Francisco Trincao, y entonces tendrán que abonar ocho millones de euros al club azulgrana.

Es toda una incógnita lo que sucederá con los otros tres miembros del primer equipo cedidos. Cabe recordar que Carles Aleñá, en el Real Betis, volverá sí o sí al Barça. No es del todo seguro que lo haga Jean-Clair Todibo, prestado al Schalke 04 hasta finales de curso con una opción de compra de 25 millones de euros. Si firma buenas actuaciones, podría quedarse en Gelsenkirchen.

Parecida a la operación del central francés es lo que se ha hecho con Moussa Wagué. Estará cedido en el Niza, donde se espera que tenga las oportunidades que se le ha negado en Barcelona. En junio, los galos decidirán si quieren pagar los 10 kilos de opción de compra. A estas cesiones y traspasos se tiene que sumar Philippe Coutinho, prestado al Bayern con opción de compra de 120 millones, cuyo futuro es toda una incógnita.

El fichaje deseado

Con todas estas operaciones muy discutidas, el objetivo del Barça era el de llegar en verano con la posibilidad de abordar un gran fichaje, al que consideran necesario. Este no es otro que Lautaro Martínez, del Inter de Milán, que podría salir el mes de julio durante las dos primeras semanas por 111 millones de euros que contempla la cláusula de rescisión.

Lautaro Martínez, en la órbita de Barça y Madrid/ FCB

Lautaro Martínez, en la órbita de Barça y Madrid/ FCB

Las grandes inversiones se quieren hacer en verano y ahora se ha aprovechado el mercado invernal para trabajar en la salida y hacer caja. Todo lo que no sea el argentino como relevo de Luis Suárez, será una decepción para los aficionados. Se lleva trabajando en esta incorporación desde hace tiempo e incluso se ha tocado el aspecto deportivo para priorizar el económico. Más presión aún para la secretaría técnica.

 

Hoy destacamos