Palco

El presidente del Barça, Bartomeu, discute en el Camp Nou con el polémico Daniel Levy, presidente del Tottenham experto en sacar mucho dinero por sus jugadores / EFE

El presidente del Barça, Bartomeu, discute en el Camp Nou con el polémico Daniel Levy, presidente del Tottenham experto en sacar mucho dinero por sus jugadores / EFE

El Barça debe 888 millones de euros

La deuda de la entidad azulgrana, abierta en canal

Víctor Malo @VMalo8

13.12.2018 23:15h

3 min

Llegó la hora de apretar el cinturón en el FC Barcelona. La deuda del club está disparada y puede ser un condicionante clave en las decisiones de futuro. No hay que olvidar que se avecinan tiempos de grandes inversiones en el Camp Nou.

Una de ellas, posiblemente la más importante, es el Espai Barça. Previsto en su día para estar terminado en 2021, se retrasó un año. Las últimas informaciones indican que, finalmente, no estará listo hasta 2023. Veremos si se cumplen los plazos.

El desembolso que supone remodelar el estadio, el nuevo Palau y el nuevo Mini se dispara a 600 millones de euros, de momento. Pero la entidad encara otro reto sumamente importante: paliar con fichajes y cantera el envejecimiento del mejor equipo de la historia.

El envejecimiento de la plantilla

Leo Messi cumplirá 32 años el verano que viene. Luis Suárez los hace en enero y Gerard Piqué en febrero. Busquets y Rakitic ya tienen 30, uno más que Jordi Alba. Tal y como está el mercado, puede salir muy caro relevar a esta pandilla de genios.

Leo Messi junto a sus confidentes en el Barça, Luis Suárez y Piqué | EFE

Leo Messi junto a sus confidentes en el Barça, Luis Suárez y Piqué / EFE

El Barça es el club con más ingresos del mundo, según aseguran sus propios dirigentes. Por encima de cualquier entidad deportiva, no solo de fútbol sino también computando la NBA o el resto de competiciones deportivas. Y el objetivo pasa por seguir creciendo.

Ingresos récord

Así se estima en la última previsión de presupuestos avanzada por la junta directiva este otoño, aprobada por la asamblea de socios compromisarios del pasado 20 de octubre. El presupuesto presentado prevé ingresar 960 millones de euros a final de curso.

El aumento de la facturación es un elemento clave para el crecimiento global del club, impulsado ahora también por el negocio de marketing que engloba la venta de camisetas del Barça y demás artículos a través de la sociedad Barça Licensing and Merchandising (BLM).

888 millones de deuda bruta

Sin embargo, el implacable ascenso de la deuda obliga a disparar las alarmas. La cifra total que debe el Barça es de 888 millones de euros. Una barbaridad cuyo importe evitaron desvelar Quique Tombas y Òscar Grau en sus últimas comparecencias públicas pese a ser preguntados por ello.

Quique Tombas y Òscar Grau antes de presentar los presupuestos del Barça / EFE

Quique Tombas y Òscar Grau antes de presentar los presupuestos del Barça / EFE

Esa es la deuda bruta del club registrada a 30 de junio de este año, resultante de sumar la deuda a largo plazo (189 millones), las provisiones (16), periodificaciones a corto plazo (191) y la deuda a corto plazo (492). 

Para calcular la deuda neta habría que restar a los 888 millones aquello que le deben al Barça. Los créditos pendientes de cobrar entre activos corrientes (236) e inmovilizado financiero (148) ascienden a 384 millones de euros.

504 millones de deuda neta

El resultante de restar el haber al debe es una cifra preocupante de 504 millones de euros. Esa es la deuda neta que tiene el Barça en la actualidad y no la cifra calculada en base a los criterios de la Liga que se presentó en octubre: 157 millones de euros.

Los ingresos son muy importantes para hacer camino, pero un endeudamiento tan elevado no contribuye a la estabilidad de un club que tiene tan solo 40 millones de euros en cash (tesorería). El objetivo era reducir la deuda a 200 millones y la realidad es que se ha duplicado.

Faltan por pagar 93 millones de Coutinho

Ello, a ojos de expertos en el sector financiero, es un “claro síntoma de inestabilidad” que se aguanta principalmente por los éxitos deportivos. Y estos se sostienen, en parte, por el abundante gasto que se destina a la masa salarial de los deportistas (639 millones, el ejercicio pasado). Algo que Grau quiere empezar a controlar

Ousmane Dembelé y Philippe Coutinho celebran un gol del Barça / INSTAGRAM

Ousmane Dembelé y Philippe Coutinho celebran un gol del Barça / INSTAGRAM

Fichajes como los de Dembelé (145 millones incluyendo variables) y Coutinho (160 millones, también con variables), también han contribuido a inflar la deuda. De hecho, el Barça todavía tiene pendientes de pagar 93,3 millones fijos del crack brasileño al Liverpool.

Menos cartera y más cantera

En total, el Barça debe 97,3 millones a entidades deportivas a largo plazo y ha pagado este curso 57,6 millones a personal deportivo que correspondían al año anterior. A ello hay que sumar 16 millones que todavía se deben a entidades bancarias.

Esta situación no hace solo imprescindible que aparezca un gran padrino para poner apellido al Camp Nou, sino que dificulta la viabilidad de grandes fichajes a corto plazo a menos que se produzcan cuantiosas ventas. Más que nunca, parece llegado el momento para tirar de la Masía.

 

Hoy destacamos