Palco

Imagen del futuro Palau Blaugrana / FCB

Imagen del futuro Palau Blaugrana / FCB

El Barça estudia hacer un Palau Blaugrana más grande

El club azulgrana planea ampliar aún más la capacidad del Palau

Pau Beya Acero @pbeya96

20.11.2019 16:54h Actualizado: 20.11.2019 21:50 h.

2 min

El Espai Barça es el gran proyecto de la junta directiva de Josep Maria Bartomeu a nivel social y de estructuras. Uno de los objetivos de la entidad es dotar a los distintos equipos profesionales del FC Barcelona de los feudos que por importancia e historia merecen. Las obras ya están en marcha y se prevé que puedan finalizar en 2024.

Uno de los grandes pilares del Espai Barça será el nuevo Palau Blaugrana, donde disputará sus encuentros el cuadro de baloncesto. Los equipos de fútbol sala, balonmano y hockey patines, que hasta el momento compartían espacio con los de Pesic, celebrarán sus partidos en una pista anexa con menor aforo. Pese a ello, estos conjuntos podrían jugar en el pabellón con mayor aforo en caso de que el club previera que se pudiera llenar.

El Palau se construirá sobre los cimientos del Miniestadi, cuya demolición está a punto de concluir. El nuevo pabellón podría estar terminado en 2022 según los plazos actuales. La idea inicial era aumentar la capacidad de los 7.000 espectadores actuales a los 10.000. Así lo aprobó la asamblea de compromisarios en 2014.

Ampliación

Una cifra que se podría quedar corta. Y es que el FC Barcelona se empieza a plantear la posibilidad de ampliar la capacidad del Palau a 14.000 localidades. Es una cantidad más acorde con las otras grandes instalaciones de Europa. Además, el pabellón anexo, cuyo aforo se preveía para 2.000 espectadores, también podría crecer hasta los 3.500 o 4.000 espectadores.

Una imagen de archivo de un partido de baloncesto en el Palau Blaugrana / Twitter

Una imagen de archivo de un partido de baloncesto en el Palau Blaugrana / Twitter

El pasado lunes Albert Soler, responsable de la gestión del nuevo Palau, afirmó que "las necesidades deportivas en estos cinco años han cambiado. La mayoría de instalaciones en Europa requieren necesidades diferentes. Los pabellones de MadridBaskonia o Valencia son de 15.000 espectadores".

Este aumento permitiría que, más allá de los encuentros de las secciones profesionales, también se pudieran albergar acontecimientos deportivos o incluso conciertos, como sucede en el WiZink Center, donde el Real Madrid juega de local. Para que pueda producirse la ampliación de 10.000 a 14.000 espectadores se necesitaría la aprobación de los socios, que en 2014 dieron luz verde a la primera cifra.

El Seient Lliure

Uno de los aspectos clave del nuevo Palau Blaugrana será el Seient Lliure. Este año los partidos de baloncesto atraen entre 5.500 y 5.700 espectadores. El club ha detectado que 1.300 abonados no van ni dejan su asiento en el Seient Lliure, motivo por el que en algunos partidos no se ha llenado el pabellón. 

La entidad calcula que el pasado curso dejó de ingresar más de 2,3 millones de euros por dejar de utilizar esas localidades. Albert Soler anunció el pasado lunes que se tomarían medidas, y una de ellas es cambiar el funcionamiento del programa. Todos aquellos que no utilizan el Seient Lliure deberían confirmar en un plazo a determinar si pueden acudir o no al encuentro. De lo contrario, su asiento pasaría a disposición del club.

Imagen de archivo de Albert Soler, encargado de la gestión del Palau Blaugrana / EFE

Imagen de archivo de Albert Soler, encargado de la gestión del Palau Blaugrana / EFE

Habrá también un cambio en el organigrama del FC Barcelona. De hecho, ya se ha producido. El pasado lunes Oriol Bonsoms fue nombrado responsable de comunicación del Palau. El objetivo es convertir la instalación en una nueva fuente de ingresos para el Barça.

Se considera que la afición de cada uno de los deportes profesionales (baloncesto, balonmano, fútbol sala y hockey patines) presenta un perfil diferente, por lo que la explotación del recinto y de la pista anexa debe ser capaz de generar beneficios mediante actividades paralelas. No solo cambiará el Palau Blaugrana, sino también las dinámicas en los despachos.

 
Hoy destacamos