Palco

Una foto de archivo de una tienda oficial del Barça / FCB

Una foto de archivo de una tienda oficial del Barça / FCB

El Barça externalizó las tiendas para ahorrar costes laborales

La creación de la Sociedad 'Barça Licensing and Merchandising' responde a la recuperación de los derechos del retail y a una rentabilidad mayor

Claudia Granja @c_granjafranch

08.03.2019 03:35h

3 min

La junta directiva del FC Barcelona anunció el pasado junio la creación de la una nueva sociedad, Barça Licensing and Merchandising (BLM), propiedad exclusiva del club, para explotar todo el negocio vinculado a retail, del licensing y merchandising de la entidad azulgrana.

Una sociedad unipersonal --el Barça es el único accionista- que se inició con un capital de 300.000 euros y que en su día llamó la atención por los nombres que se incluyeron en su estructura. Josep Maria Bartomeu como presidente de la misma y Òscar Grau, Jordi Mestre, Jordi JolyEnric Tombas y José Joaquín Schroder, como consejeros. 

Hombres de confianza del presidente azulgrana que en la creación de dicha sociedad también quiso contar con Manel Arroyo y Francesco Calvo, ambos fuera del FC Barcelona en la actualidad, pero presentes en la inscripción que figura en el Registro Mercantil. Una situación que, tal y como informó este medio, se debe a la creación inicial de la sociedad y que como aseguraron fuentes del club: "Ni Arroyo ni Calvo figuran ya como consejeros de la sociedad puesto que cesaron automáticamente del cargo en cuando salieron del Barça, pero todavía no está dando de alta el cambio en el registro. Es cuestión de tiempo que se actualice".

¿Qué beneficios genera?

Tras 16 años bajo la tutela de Nike, el Barça recuperó la licencia de un segmento de mercado que genera 65 millones de euros anuales y que, hasta hace casi un año, estaba controlada por Fútbol Club Barcelona Merchandising, 100% gestionada por la multinacional norteamericana. Un mercado con una gran proyección a nivel internacional que el Barça asumió a través de BLM para aumentar los beneficios.

Llama la atención que la función de esta sociedad nunca se absorbió por el departamento de marketing del club. Una estrategia que, económicamente analizada, responde a una jugada de reducción de costes.

Ocho meses más tarde de su creación, Nike continúa teniendo la exclusividad de los productos que crea y diseña para el Barça y que vende a través de su página web oficial, pero se queda sin los beneficios del negocio de las tiendas de a pie que ahora gestiona el club con tres locales propios: la FCB Megastore del Camp Nou, que es una de las que más factura del mundo y que se ampliará tras la remodelación del estadio; el local inaugurado en Paseo de Gracia a finales de 2016, y un outlet en el centro comercial La Roca Village. 

Los cambios

El resto de tiendas son 15 licenciadas, 328 licenciatarios, y más de 250 trabajadores. Más de dos centenares de empleados que gozaban de unos beneficios laborales que se han esfumado. Fuentes consultadas por este medio entre trabajadores que reportan ahora a la facturación de BLM aseguran que, pese a que se ha mantenido la estructura que existía con Nike, las condiciones laborales han empeorado: "Tenemos los mismos salarios y horarios, pero hemos dejado de tener todos los descuentos que teníamos con Nike".

Por ejemplo: "Un descuento del 40% en la web, en tienda un 50% y cuando se organizaban eventos Nike privados teníamos la posibilidad de ir". "Por no hablar de la proyección que ofrece trabajar para la norteamaericana. Siempre puedes escalar posiciones mientras que aquí estamos estancados", aseguran empleados del club. 

Una foto de archivo de una tienda Nike / Nike

Una foto de archivo de una tienda Nike / Nike

Sin cambios de jefes, ni un gran movimiento de personal, pero sin tampoco gozar de los beneficios que da ser empleado directo del FC Barcelona denuncian otra situación perjudicial: "No tenemos constancia de ello, pero se rumorea que por cada título que gana el equipo los empleados tienen una paga, y unos salarios más altos". "Sea o no verdad, estábamos más contentos a cargo de Nike", zanjan. 

¿Por qué no se absorbió en el departamento de marketing?

La sociedad limitada permitió al Barça delegar todos los gastos del departamento que hasta entonces controlaba Nike a BLM. Se aumentó el presupuesto del club para esos fines en nueve millones de euros, pero todo responde a una separación de bienes que exime al club de algunas responsabilidades.

En primer lugar, en caso de quiebra solo deberán responder con los 300.000 euros iniciales. Asimismo si Nike realizase una nueva oferta en el futuro para recuperar esos derechos el Barça tan solo debería responder a los empleados a través de la sociedad limitada, algo que supone un quebradero de cabeza menos a la hora de gestionar personal y capital invertido. Una decisión que ofrece la máxima rentabilidad económica: controlar el 100% de los derechos y, asimismo, mantener al margen las nóminas de dichos trabajadores. 

 

Hoy destacamos