Palco

El director general del Barça, Òscar Grau y el vicepresidente Quique Tombas / EFE

El director general del Barça, Òscar Grau y el vicepresidente Quique Tombas / EFE

El Barça hace añicos su presupuesto de ingresos por ventas

El club catalán supera una barrera histórica en el mundo del deporte

Oriol Quintana @urikingkat

03.07.2019 19:22h Actualizado: 03.07.2019 19:40 h.

2 min

El Barça cerró el pasado domingo un ejercicio económico de récord donde se podrían haber superado, sin ningún problema, los 1.000 millones de ingresos. Gran parte de éxito corresponde a la gestión en las ventas del pasado verano y de este mes de junio.

El pasado mes de octubre en asamblea ordinaria, Òscar Grau cifró el presupuesto de ingresos en 960 millones de euros de los cuales 130 provenían de las ventas veraniegas del pasado curso. La más sonada fue la de Paulinho al Guangzhou Evergrande por 5,5 millones de préstamo más 42 en concepto de traspaso. También se despidieron del Barça Yerry Mina (30,25 kilos) y Lucas Digne (20,2), ambos dirección al Everton.

André Gomes en un entrenamiento del Everton / EFE

André Gomes en un entrenamiento del Everton / EFE

A estas salidas cabe sumarles dos más: Marlon (6), al Sassuolo, y Aleix Vidal (8,5), al Sevilla. Otro que salió fue Gerard Deulofeu pero su venta se incorporó al ejercicio económico de la temporada anterior. El Watford pagó 13 millones de euros.

Récord de ingresos en ventas

A estos 130 millones de euros procedentes de las ventas del verano de 2018, el Barça debe sumar en el ejercicio de la temporada 2018-2019 los traspasos de otros jugadores. El primero fue Munir el Haddadi, que dejó a los azulgranas en enero y cogió rumbo al Sevilla a cambio de 1,05 millones de euros.

Hace unos meses, el Borussia Dortmund anunciaba que ejercía la opción de compra de Paco Alcácer. Los alemanes pagaban 23 millones de euros al Barça que se deben sumar a este ejercicio económico. En la última semana se han firmado hasta cinco ventas que han servido para cuadrar las cuentas.

La operación más sonada fue la salida de Jasper Cillessen (35 kilos) que cambia el Camp Nou por Mestalla, un acuerdo entre catalanes y valencianos para cuadrar cuentas. También se despidieron del club Marc Cucurella (2), Marc Cardona (2,5), Denis Suárez (12,9 más 2,5 ingresados de la cesión al Arsenal) y André Gomes (25).

Esto hace un total de 103,95 millones más de lo que se presupuestó en octubre del curso pasado. Entre salidas y cesiones, el FC Barcelona ingresó 226,1 millones de euros, el segundo mayor registro en la historia de la institución, solo por detrás de los 232 que se percibieron la temporada pasada, en la que computó el desorbitado traspaso de Neymar al París Saint-Germain (222).

Superando la barrera de los 1.000 millones

El club preveía ingresar un total de 960 millones de euros en octubre de 2018. Esta previsión sumada a las ventas vistas al final del ejercicio hace que el club haya podido superar con creces la barrera de los 1.000 millones de euros en ingresos, un hito histórico nunca visto en el mundo del deporte.

Bartomeu y Òscar Grau en una acto público del Barça / Twitter

Bartomeu y Òscar Grau en una acto público del Barça / Twitter

Gran parte de este éxito financiero se debe a las ventas de la última semana, presionadas por el calendario y la necesidad de cuadrar cuentas. Esperaremos a la siguiente asamblea de compromisarios para ver las cifras oficiales al detalle.

 
Hoy destacamos