Palco

Joan Laporta, presidente del Barça, en una rueda de prensa / EFE

Joan Laporta, presidente del Barça, en una rueda de prensa / EFE

El Barça de Laporta, encallado en la rebaja de los salarios del primer equipo

El club sigue sin disminuir las fichas de Sergi Roberto, Coutinho y Umtiti

Lluís Regàs @LluisRegas

21.11.2021 23:09h

3 min

Joan Laporta, presidente del Barça, activó el plan recorte en verano con éxito económico. El club se ahorró 155 millones de euros en salarios del primer equipo tras las salidas de Leo Messi y Antoine Griezmann, y las rebajas salariales de Gerard Piqué, Sergi Busquets y Jordi Alba. Desde entonces, no hubo más noticias.

El Barça se encontró en una situación límite en verano. El club no podía inscribir a Memphis Depay ni a Eric García en la Liga de Fútbol Profesional por exceder la masa salarial permitida. El problema se solucionó cuando Piqué rebajó su ficha. Poco después, la junta directiva también pactó una reducción con Sergio Busquets y Alba. El ahorro fue de 30 millones de euros y Laporta anunció que negociaría también con Sergi Roberto, Philippe Coutinho y Samuel Umtiti. Ter Stegen y Frenkie de Jong habían renovado sus contratos a la baja un año antes.

El caso de Sergi Roberto

Las negociaciones con Sergi Roberto contemplaban una rebaja del 40% de su ficha a cambio de una prórroga de su contrato, que termina el 30 de junio de 2022, hasta 2024. Josep Maria Orobitg, el representante del futbolista, pedía una reducción inferior, pero las reuniones se paralizaron por las dudas que tenía el club sobre la continuidad del centrocampista. Y sin ampliación del contrato, Sergi Roberto no contempla ninguna rebaja salarial.

Laporta saludando a Busquets en la pretemporada  del Barça / FC Barcelona
Laporta saluda a Sergio Busquets, en la pretemporada

El Barça también deslizó que quería negociar con Coutinho y Umtiti. Ambos jugadores fueron declarados transferibles el pasado verano, pero su elevada ficha frena su salida del Camp Nou. El mediapunta brasileño cobra unos 18 millones de euros anuales y el defensa francés, 13 millones, tras renovar su contrato en 2018, poco antes del Mundial de Francia.

El despido de Koeman

Laporta admitió, recientemente, que el Barça tenía problemas para rebajar los sueldos de los futbolistas. "Cada caso es distinto. Hemos de recortar gastos. La mala salarial es la que es y debemos rebajarla. Llevamos las negociaciones con respeto porque estas cosas no se pueden imponer. Hemos de ser didácticos. Estamos en proceso de hacer más recortes para tener un margen que necesitamos para poder fichar", manifestó el máximo dirigente azulgrana.

Samuel Umtiti, con Miralem Pjanic en el fondo, durante un reciente entrenamiento con el Barça / FCB
Samuel Umtiti, en un entrenamiento del Barça

El Barça disponía de 20 millones de euros para fichar en el mercado de invierno. El despido de Koeman, cuya indemnización está cifrada en 13 millones de euros, y la contratación de Xavi dejan al club sin margen de maniobra. En estos momentos podría tendría problemas para inscribir a Dani Alves, que será el futbolista peor pagado de la plantilla.

Alemany y Alves

La junta directiva del Barça sabe que deberá traspasar o ceder a algún futbolista para incorporar nuevos jugadores en enero, un escenario que asumió Mateu Alemany, el director de fútbol, durante la presentación de Dani Alves.

La solución de emergencia del Barça podría pasar por una cesión en el mercado de invierno. Antes, sin embargo, el club debería generar nuevos ingresos o cerrar alguna venta.

Mirotic y Laprovittola, durante el partido contra el Zenit / FCB
Mirotic, en un partido del Barça en el Palau / EFE

Mirotic y Calathes

Laporta también ha intentado, sin éxito, rebajar los salarios de Nikola Mirotic y Calathes, las dos estrellas del equipo de baloncesto. El ala-pívot montenegrino es el jugador mejor pagado de Europa. Cobra cuatro millones de euros netos por temporada. En 2019 fichó por el Barça tras renunciar a salarios mucho más elevados de otros equipos de la NBA y ya difirió su ficha con Josep Maria Bartomeu como presidente.

La deuda del Barça, según Laporta, es de 1.350 millones de euros. Los actuales números de la entidad, sin embargo, no son aceptados por la anterior junta directiva, presidida por Bartomeu. El expresidente asegura que los números rojos de la entidad se deben, mayoritariamente, al impacto del coronavirus.

 
Hoy destacamos