Palco

Una foto del Camp Nou en un Barça - Real Madrid de Liga / Twitter

Una foto del Camp Nou en un Barça - Real Madrid de Liga / Twitter

El Barça mejora un 17% en taquillaje y alcanza los 73 millones de euros

La entidad azulgrana llegó a cifras récord la pasada campaña, aunque la asistencia al Mini, ahora el Johan Cruyff, continúa siendo la asignatura pendiente

Claudia Granja @c_granjafranch

13.10.2019 23:09h Actualizado: 13.10.2019 23:10 h.

3 min

Récord y asistencia mejorada. El Barça se ha convertido en el plan perfecto de miles de socios cada fin de semana y también en un reclamo turístico para los millones de turistas que visitan la capital catalana cada año. Una parada obligatoria, ya sea al museo o al estadio, que se ha traducido en cifras e ingresos récord en lo que se refiere al taquillaje. El Camp Nou es un reclamo para el barcelonismo y también para los amantes del fútbol.

Tanto en estadio azulgrana como en el Palau Blaugrana, donde juegan el resto de secciones, las cifas mejoraron un 17% respecto al ejercicio 2017-18 alcanzando los 73,7millones de euros en ingresos. Con el estadio con mayor capacidad de Europa --99.354 espectadores-- los más de 70 'kilos' obtenidos en concepto de taquillaje fueron, mayoritariamente, capitalizados por el Camp Nou donde se obtuvieron un total de 71,6, millones de euros. 

Unas cifras que se presentaron en la Asamblea de Comprimisarios celebrada este domingo y que la directiva azulgrana justificó por las nuevas dinámicas comerciales adquiridas a través de la venta anticipada, el Smart Booking y también la aplicación mejorada del Seient Lliure. Gracias a este se permitió la entrada a más de 728.968 socios, aunque las cifras no son las esperadas. La fórmula debe mejorarse ya que pese a liberarse una media de 26.035 asientos por encuntro de media, los asientos disponibles se redujeron un 12% menos que la temporada 2017-18 con una media de 26.035 por encuentro. 

La mejora en la asistencia, clave

Pese a que el Seient Lliure continúa siendo uno de los frentes por mejorar de la junta directiva, la asistencia al Camp Nou mejoró ostensiblemente respecto a la temporada pasada incluso en partidos de trámite o altas horas como la Copa del Rey.

Una foto de la facturación del Camp Nou en concepto de taquillaje de los últimos tres ejercicios

Una foto de la facturación del Camp Nou en concepto de taquillaje de los últimos tres ejercicios/FCB

La media del estadio rozó el lleno durante casi todo el curso con unas ciras de 76.747 espectadores por partido, especialmente en Liga y Champions League con un aumento del 15%. La Copa y el Gamper llegaron a superar un 6% las cifras cosechadas el curso anterior. 

Los ingresos por los palcos VIP

Pero si de algo puede sacar pecho la junta es del rendimiento económico que le está dando a los palcos VIPs del estadio y las salas especiales como la sala Roma, Berlín o París ubicadas dentro del estadio y con servicios Premium para los espectadores.

Una imagen de los ingresos por competición en el Camp Nou / FCB

Una imagen de los ingresos por competición en el Camp Nou / FCB

Un aspecto que lidera el área d’Hospitality del FC Barcelona y que incrementó sus beneficios en 22 millones de euros, un 16% más. Una entrada de un coste más elevado y que también motivó la asistencia de más de 35.000 invitados a través de empresas que mantienen vínculos con el FC Barcelona y que pudieron disfrutar de la gastronomía que ofrece el club, palcos reservados y ver a los jugadores llegar al estadio en su camino hacia los vestuarios. 

El Palau mejora, pero tiene margen

Mientras el Camp Nou arrasó en taquillaje y asistencia, las secciones mantuvieron la dinámica del club, pero todavía tienen un gran margen de mejora en lo que asistencia se refiere. La construcción de l'Espai Barça promete mejorar las cifras de asistencia y beneficios, pero hasta su inauguración la dirección del club deberá centrar parte de sus esfuerzos en mantener las mejores conseguidas. 

Pese a que se obtuvieron dos millones de euros en beneficios en entradas al Palau Blaugrana, un 57% superior a dos temporadas atrás, la asistencia al Palau no fue permanente en todas las secciones. En estadísticas generales sí mejoró un 8% respecto al curso pasado, especialmente en baloncesto donde se llegó al 14% más de espectadores y un 35% más de ingresos, pero este incremento no se trasladó de forma equitativa a todas las secciones. 

Solo el fútbol sala aumentó un 39%, mientras que el balonmano y hockey crecieron un 7 y 5% respectivamente. Unas cifras que destapan una una facturación total de 376.310 euros, un 24% más respecto a la temporada pasada.

El filial, la asignatura pendiente

El evidente problema del club se situó en el Mini, ahora heredado por el nuevo Johan Cruyff y que presenta unas cifras más optimistas para esta temporada. Mientras ahora se cuenta con un estadio innovador y con la capacidad reducida --de 15.000 espectadores a 6.000-- el último año del Mini no obtuvo los beneficios ni el apoyo social esperado al filial. 

Solo la presencia del femenino maquilló las cifras levemente. En Segunda B por primer año, la asistencia el Mini cayó en picado. Se abrieron las puertas para encuentros de la Champions femenina y el clásico de la Liga Iberdrola entre otros que superaron las expectativas, pero que no fueron suficientes para dejar unas cifras positivas en el taquillaje. 

Una situación que de momento ha mejorado en el femenino, lleno hasta la fecha a excepeción del choque ante la Juventus --fue entre semana-- pero que no se traslada al filial en el nuevo estadio. Es sin duda, la asignatura pendiente del club.

 
Hoy destacamos