Palco

Joan Laporta y Erling Haaland en un fotomontaje / CULEMANÍA

Joan Laporta y Erling Haaland en un fotomontaje / CULEMANÍA

El Barça prepara una venta sonada para fichar a Haaland

El club activará las bajas en función del rendimiento, salario, oferta recibida y recambio en el mercado de los futbolistas afectados

Lluís Regàs @LluisRegas

01.03.2022 00:47h

3 min

El fichaje de Erling Haaland se ha convertido en una obsesión para Joan Laporta. El presidente del Barça quiere que el delantero noruego sea el gran icono del club en la próxima década para elevar el nivel del equipo y conseguir nuevos patrocinadores. El máximo dirigente asume que la operación será muy costosa y trabaja en una venta sonada para facilitar la llegada de Haaland.

El Barça sabe que el Manchester City y el Real Madrid también han negociado el fichaje de Haaland con su representante, Mino Raiola. Pep Guardiola busca, desesperadamente, un goleador y Florentino Pérez quiere dar un golpe de efecto en el próximo mercado de invierno. El presidente de ACS está empeñado en juntar a Haaland y Mbappé, los delanteros con mejor cartel de Europa.

Las cifras de Haaland

La operación Haaland comenzaría con el pago de 75 millones de euros al Borussia Dortmund, que no contempla una posible rebaja por su futbolista más carismático. El club que fiche al goleador noruego también debería asumir el pago de unos 40 millones de euros. Esta cifra es la comisión que quieren repartirse Raiola y el padre del delantero. Y, finalmente, Haaland quiere ganar unos 30 millones de euros por temporada.

Erling Haaland, muy elegante, en una imagen que colgó en sus redes sociales
Erling Haaland, delantero del Borussia Dortmund / REDES


Laporta, según explican fuentes muy próximas al presidente del Barça, está convencido de que el fichaje de Haaland es factible económicamente. Y, sobre todo, cree que será una operación rentable porque tendría un gran retorno comercial. Según el máximo dirigente, Haaland sería el nuevo Messi del Barça.

Kessié y tres defensas

La dirección deportiva del Barça también contempla otros fichajes. El club negocia la contratación de Kessié, mediocentro del Milan, y tres defensas: un lateral derecho, un central y un lateral zurdo. Kessié, que llegaría con la carta de libertad, pide unos seis millones de euros por temporada.

El Barça asume que en verano deberá revisar sus cuentas. La posible retirada de Piqué condicionará, por ejemplo, el fichaje de un central. Si el defensa barcelonés rescinde su compromiso con el club, el Barça intentaría contratar a un central de garantías como Koundé (Sevilla) o Koulibaly (Nápoles), a cambio de unos 60-80 millones de euros. Si Piqué sigue, Mateu Alemany podría reactivar las negociaciones con Christensen, que acaba contrato con el Chelsea.

Ter Stegen y Frenkie de Jong

El fichaje de Haaland comportaría la salida de una vaca sagrada del Barça. Hace unos meses, en las oficinas de la Ciutat Esportiva ya contemplaban la posibilidad de poner en venta a Ter Stegen y Frenkie de Jong.

Ter Stegen, tras recibir el gol de Carlos Soler contra el Valencia / EFE
Ter Stegen, tras recibir un gol en Valencia / EFE

Altos cargos del Barça consideran que la venta de un futbolista extranjero es mucho más asumible que la de un jugador formado en las categorías inferiores del club. "Pedri y Ansu Fati son intocables", cuentan en el Barça, que tampoco contempla las salidas de Gavi o Araujo, con quienes se negocia una renovación por cuatro o cinco años.

Rendimiento, salario, oferta y recambio

La dirección deportiva del Barça valorará cuatro variables antes de tomar una decisión: rendimiento, salario, oferta recibida y recambio en el mercado. Ter Stegen, por ejemplo, tiene un salario elevado, su rendimiento es menor que hace dos o tres años y el club podría ser tentado con una propuesta de 50 o 60 millones de euros. El problema pasaría por encontrar un recambio de garantías.

En el caso de Frenkie de Jong, el Barça está contento con su rendimiento, pero su salario es alto, su valor de mercado es de 70 millones de euros --según Transfermarkt-- y su traspaso no sería un drama deportivo por el crecimiento futbolístico de Pedri, Gavi y Nico.

Memphis y Dest

El Barça también contempla la salida de Memphis, sobre todo si ficha a Haaland, aunque asume que solo cobraría una cantidad simbólica en concepto de traspaso. El neerlandés llegó el pasado verano con la carta de libertad y tiene contrato hasta el 30 de junio de 2023. Mucho más podría ingresar por Dest, un lateral que podría ser sacrificado si llegan Azpilicueta o Mazraoui, jugadores que acaban contrato con el Chelsea y el Ajax, respectivamente.

Memphis celebra su gol ante el Villarreal / FCB
Memphis celebra un gol ante el Villarreal / EFE

La junta directiva y la dirección deportiva también desearían traspasar a futbolistas con poco protagonismo como Neto, Mingueza, Umtiti, Lenglet y Braithwaite. El Barça también espera que el Aston Villa ejecute la opción de compra por Coutinho --cifrada en 40 millones de euros-- y que Pjanic se desvincule definitivamente del club.

El futuro de Sergi Roberto

El futuro de Sergi Roberto en el Barça también es incierto. El centrocampista de Reus tiene contrato hasta junio de 2022 y el club ha parado las negociaciones con su representante, Josep Maria Orobitg. Hace unos meses, el Barça condicionó la prolongación del contrato a una rebaja salarial próxima al 50%. Ahora, la dirección deportiva podría dar por terminada la relación contractual.

El Barça tiene las ideas muy claras con su política de bajas. Y Haaland condicionará las inversiones. El noruego es el objetivo prioritario de Laporta para activar un segundo círculo virtuoso en el Camp Nou.

 
Hoy destacamos