Palco

Josep María Bartomeu y Florentino Pérez posan antes de un clásico entre el Barça y el Real Madrid / EFE

Josep María Bartomeu y Florentino Pérez posan antes de un clásico entre el Barça y el Real Madrid / EFE

El Barça y el Real Madrid desafían a la Champions

Los grandes clubes de Europa intrigan para establecer un nuevo orden mundial en el fútbol

Yago González

03.11.2018 10:20h

2 min

Se avecina un nuevo orden mundial en el fútbol. La llegada de la Superliga Europea y el fin de la Champions League podrían estar cada vez más cerca. Según Football Leaks, ya habría acuerdo entre 16 grandes clubes del viejo continente para crear una nueva competición a partir de 2021. Entre las entidades que desafían a la UEFA estarían el FC Barcelona y el Real Madrid.

Los documentos de Football Leaks, publicados este viernes por el diario alemán Der Spiegel, revelan el borrador de un proyecto para crear una Superliga Europea de 16 equipos. Si todo se desarrolla de acuerdo con la hoja de ruta supuestamente enviada por la consultora Key Capital Partners a los grandes clubes europeos, la Champions League dejaría de existir en 2021. En su lugar, los 11 clubes insurgentes, considerados como los “fundadores”, se separarían del máximo organismo continental para instaurar una nueva élite llamada Superliga Europea. Un auténtico mazazo para la UEFA.

Los insurgentes

Los once clubes fundadores serían el FC Barcelona, el Real Madrid, el Manchester United, el Chelsea, el Arsenal, el Manchester City, el Liverpool, el Milan, el Juventus, el Bayern Múnich y el PSG. Otros cinco clubes serían “invitados iniciales”. Se trata del Atlético de Madrid, el Inter de Milán, la Roma, el Borussia Dortmund y el Olympique de Marsella. En total 16 clubes que constituyen la flor y nata del fútbol europeo. Además de ser los más acaudalados.

El formato de la Superliga

El formato de esta nueva competición contaría con dos fases. En la primera fase, en forma de liguilla, los equipos estarían integrados en diferentes grupos. Posteriormente habría una ronda de eliminatorias. Todo muy parecido al actual formato de la Champions League. La diferencia reside en cómo acceder a la competición.

Una foto de archivo del sorteo de Champions League / EFE

Una foto de archivo del sorteo de Champions League / EFE

Los once clubes fundadores tendrían la garantía de ser miembros durante 20 años. Los otros cinco clubes invitados podrían descender. De este modo, habría una especie de segunda división en la que los mejores clasificados podrían ascender a la Superliga por medio de una fase de promoción.

Aumento de las desigualdades

La creación de esta competición tendría importantes consecuencias económicas. De entrada se rompería el balance competitivo de las ligas nacionales. Además, los clubes integrantes de esta nueva competición ingresarían mucho más dinero que el resto, de modo que las diferencias entre los grandes y los pequeños de cada país sería aún mayor.

La UEFA intentó con todos los medios a su alcance que esta idea no tomara forma. En este sentido modificó el reparto de dinero entre los equipos que participan en la Champions League e hizo que las ligas de España, Italia, Alemania e Inglaterra tuvieran cuatro plazas en la fase de grupos. Pero los grandes de Europa siguen intrigando por su cuenta.

Según el documento de Football Leaks, los once clubes fundadores registrarían una empresa en España para comercializar, organizar y ejecutar la Superliga Europea bajo su pleno control. El documento también especifica las participaciones que tendría cada club en la empresa conjunta de la Superliga. Así, por ejemplo, el Real Madrid tendría el 18,77 por ciento de la empresa, el Barça el 17,61 y el United el 12,58.

 

Hoy destacamos