Palco

Luis Suárez en una imagen de archivo / FCB

Luis Suárez en una imagen de archivo / FCB

El Barça rebajará 70 millones de la masa salarial con tres salidas regaladas

Quitarse de encima salarios altos era uno de los objetivos del club azulgrana

Pau Beya Acero @pbeya96

03.09.2020 16:01h

2 min

Acelera la operación salida en el FC Barcelona. Tras Iván Rakitic, cuyo fichaje por el Sevilla se confirmó el pasado martes, el club azulgrana ultima las marchas de Arturo Vidal y Luis Suárez. Ronald Koeman comunicó al chileno y al uruguayo nada más llegar que no contaba con ellos de cara a la inminente temporada.

Más allá de los motivos deportivos, estas salidas también son importante en el aspecto económico. Suárez, Rakitic y Vidal eran -o son- tres de los mejores pagados de la plantilla, y su rendimiento ya no se correspondía con su salario. El FC Barcelona necesitaba aligerar masa salarial y las marchas de estos tres jugadores servirán para cumplir el objetivo.

70 millones

El delantero charrúa tiene la segunda ficha más alta de la plantilla, solo por detrás de Leo Messi. Percibe 15 millones de euros netos, es decir, cerca de 30 millones brutos. Tiene 33 años, va a menos temporada tras temporada y en los últimos dos cursos se ha perdido bastantes encuentros por culpa de las lesiones. Sigue conservando el olfato goleador, pero ya no es suficiente.

Luis Suárez en un encuentro del Barça / EFE

Luis Suárez en un encuentro del Barça / EFE

Iván Rakitic, por su parte, cobraba cerca de 10 millones de euros, unos 20 brutos. Esta última campaña vio reducido su protagonismo a raíz de la llegada de Frenkie de Jong, y apuntaba a ser suplente en caso de quedarse. Por lo tanto, lo más óptimo para todas las partes era una salida. El croata no quería estar en el banquillo y el FC Barcelona no quería -ni podía- invertir 20 millones de euros en un teórico suplente.

El caso de Arturo Vidal es similar. Nunca ha llegado a consolidarse como titular indiscutible en el Barça, y todo parece indicar que perdería bastante protagonismo en caso de quedarse. Su salario es de 10 millones de euros netos y 20 brutos. Por lo tanto, la salida es también la opción más óptima.

Malvendidos

La necesidad del FC Barcelona por desprenderse de estos jugadores es tal que todo apunta a que los acabará regalando a los clubes interesados en hacerse con sus servicios. Ya lo ha hecho con Rakitic, de hecho. El Sevilla pagó únicamente 1,5 millones de euros (y otros nueve en variables para lograr el regreso del croata.

Iván Rakitic en su presentación como jugador del Sevilla / EFE

Iván Rakitic en su presentación como jugador del Sevilla / EFE

Arturo Vidal saldrá de forma parecida. Tiene un acuerdo prácticamente cerrado con el Inter de Milán, pero el conjunto nerazzurro no está por la labor de hacer grandes derroches por el traspaso. Si no sale con la carta de libertad, podría marcharse después de que los italianos paguen un precio simbólico, como el Sevilla.

Y Luis Suárez va por el mismo camino. La Juventus está muy interesada en incorporarlo, pero no está dispuesta a pagar un gran precio por el traspaso. Podría abonar una cantidad simbólica o, por el contrario, esperar a que el ariete charrúa logre la carta de libertad.

 
Hoy destacamos