Palco

Leo Messi, Busquets y Piqué sonríen en una rueda de prensa del Barça / FCB

Leo Messi, Busquets y Piqué sonríen en una rueda de prensa del Barça / FCB

El Barça responde al burofax del vestuario contra los recortes

Desde el club confirman la voluntad negociadora de la junta directiva en torno a los salarios

Víctor Malo @VMalo8

19.10.2020 14:49h Actualizado: 19.10.2020 15:13 h.

2 min

Tensión en el FC Barcelona. La supuesta rebaja salarial que se propone a empleados, deportistas y, especialmente, futbolistas del primer equipo ya ha generado las primeras reacciones. Y no serán las únicas: Culemanía puede asegurar que en las próximas horas los jugadores darán un nuevo paso al frente para defender su posición. Mientras tanto, el Barça ya ha dejado clara su postura en respuesta al burofax emitido por la plantilla.

La posición de la junta directiva es clara: total voluntad negociadora. Es el Barça quien propone que haya una negociación y ese es el fin de la convocatoria de una Mesa de Negociaciones. Pero, al mismo tiempo, el club quiere dejar claro que los que mandan ahora no son los futbolistas y que ellos se tendrán que adecuar a la fórmula que propone la entidad.

Esa fórmula se comunicó hace dos semanas a todos los empleados del club y esta semana vence el plazo para que se constituya la Comisión de Representación de todos los empleados, que puede estar compuesta de un máximo de 13 miembros y que debe ir en proporción a los trabajadores que hay en cada categoría. Esto supone que los jugadores del primer equipo tendrían escasa representación en la mesa, posiblemente solo un miembro.

No quieren estar en desventaja 

Este es el motivo por el que los jugadores, asesorados por abogados laboralistas, no están de acuerdo con la constitución de la Mesa de Negociaciones y han enviado un burofax donde se niegan a formarla. Quieren tener más voz. Al mismo tiempo, dicen que están dispuestos a negociar, cosa que se tendría que hacer individualmente con cada jugador.

Bartomeu y Grau visitando el entrenamiento del Barça / FC Barcelona

Bartomeu y Grau visitando el entrenamiento del Barça / FC Barcelona

Como informó Culemanía, la voluntad del Barça no es tanto pegar un tijeretazo a los salarios sino redistribuir sus emolumentos, adecuarlos a la situación de crisis actual. ¿Cómo? Lo que propone la entidad es aplazar un porcentaje de las fichas a futuro, ampliando si es necesario los años de contrato de los jugadores siempre y cuando acepten que anualmente cobrarán menos dinero.

Nombres propios 

En esa línea se mueve la renovación de Marc-André ter Stegen y, según algunas informaciones, también se pactaron de igual modo los pagos salariales a los nuevos fichajes para el primer equipo: Pjanic, Trincao, Pedri, Dest o Matheus.

Como decíamos al principio, las tensiones se han apoderado de la situación y en el seno del vestuario hay jugadores molestos porque se han filtrado algunos nombres. Al parecer, no todos los futbolistas quisieron firmar el burofax. Salieron a la luz tres nombres, los de Ter Stegen, De Jong y Lenglet. Sin embargo, desde la plantilla tienen la teoría que han salido nombres a la luz únicamente para sembrar división en el vestuario.

Pedri, Dest, Ansu Fati y Trincao, en un montaje | Culemanía

Pedri, Dest, Ansu Fati y Trincao, en un montaje | Culemanía

Por otro lado, hay jugadores que sin confirmarse que se hayan adherido o no a ese burofax, han manifestado su total predisposición negociar una reducción de la ficha. Sería, por ejemplo, el caso de Gerard Piqué, dispuesto a cobrar menos y dejando claro su férreo barcelonismo en un momento extremadamente delicado para el club.

 
Hoy destacamos