Palco

Joan Laporta podría seguir el camino del 2003| EFE

Joan Laporta podría seguir el camino del 2003| EFE

El Barça se lleva 100 millones de una UEFA en crisis (y da alas a la Superliga)

El máximo organismo del fútbol europeo perdió hasta 800 millones por culpa de la pandemia

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

05.05.2021 01:41h

3 min

El Barça fue el club español que más dinero se embolsó por parte de la UEFA en la temporada 2019-2020. Pese a caer en cuartos de final, los culés consiguieron 100,3 millones de euros, y fueron los terceros que se llevaron más ingresos de su participación en la Champions League, solo por detrás de los dos finalistas, PSG (126,8 millones) y Bayern de Munich (125,5 millones)

Esta diferencia sustancial se debe a que más allá de los resultados deportivos, tienen un papel determinante en los ingresos las cifras derivadas de la venta de los derechos televisivos en cada uno de sus países. Lo que provoca también, por ejemplo, que el Leipzig, que llegó a semifinales, no entre en un top 10 con tres españoles (Atlético de Madrid, quinto con 91,5 millones; y Real Madrid, octavo con 80,8 millones). 

Joan Laporta, en una imagen de archivo | EFE

Joan Laporta, en una imagen de archivo | EFE

En total, el 25% del presupuesto de la Champions League va destinado a las tarifas iniciales de participación, el 30% a los importes fijos relacionados con el rendimiento, otro 30% sobre la base de clasificaciones de coeficientes y finalmente un 15% a los importes variables según el valor de mercado de la televisión.

Reducción del 21% de ingresos

A parte de los detalles de los premios que recibieron cada equipo, el balance económico de la UEFA destapa la compleja situación del máximo organismo del fútbol europeo, gravemente afectado por la pandemia del coronavirus, y que ha visto como en el último ejercicio sus ingresos se redujeron un 21%, hasta 3.038 millones de euros.

Una situación que afectó de forma directa a los clubes, que vieron como de los 3.093 millones que se repartieron por premios tanto en Champions, como en Europa League o en la Liga de las Naciones en la campaña 2018-2019, se ha pasado a los 2.417 millones de euros de la temporada 2019-2020. Esto, sumado a los programas de ayuda y solidaridad, comportó que la UEFA pasase de repartir 3.857 millones de euros, a 3.038 millones. 

Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA, en una imagen de archivo | EFE

Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA, en una imagen de archivo | EFE

En total, la UEFA registró unas pérdidas netas de 74 millones de euros en la temporada 2019-2020, causadas sobre todo por la disminución de los partidos disputados y los distintos reembolsos hechos a las televisiones y patrocinadores, además de disputar los encuentros a puerta vacía desde marzo de 2020.

Da fuerza a la Superliga

Estas cifras evidencian la preocupación de varias de las superpotencias del fútbol europeo respecto a la situación económica actual. Florentino Pérez lideró la creación de la nueva Superliga Europea argumentando que los grandes clubes necesitan nuevas vías de ingresos para subsistir

De los 20 clubes que más dinero consiguieron la pasada temporada de la UEFA, 12 formaban parte de la lista de fundadores de la nueva competición. Han recibido entre 50 y 100 millones de euros de media tras las pérdidas registradas por la UEFA a causa del Covid. Con solo formar parte de la Superliga, estos clubes ya tenían asegurados 350 millones de euros, cifra que prácticamente triplica lo que se ha llevado el campeón, el PSG, en el pasado ejercicio (126,8 millones). A esto hay que sumar que se contemplaban unos ingresos anuales que el primer año ascenderían a un máximo 250 millones de euros (para el campeón)

Florentino Pérez y Laporta, en un Madrid-Barça / EFE

Florentino Pérez y Laporta, en un Madrid-Barça / EFE

La pandemia ha golpeado con fuerza sobre todo a los grandes clubes del fútbol europeo, que ya buscan soluciones para remontar su situación económica. Y se han dado cuenta que formar parte de la UEFA y de su sistema de ingresos y de premios no les garantizará un impacto en su tesorería de forma inmediata. La Superliga no salió adelante, pero estas cifras condenan a la UEFA a buscar nuevos acuerdos y soluciones, si no quiere ver cómo la situación se acaba convirtiendo en insostenible. 

 
Hoy destacamos