Palco

Florentino Pérez y Josep Maria Bartomeu en un Clásico / EFE

Florentino Pérez y Josep Maria Bartomeu en un Clásico / EFE

Bartomeu le pasa la mano por la cara a Florentino Pérez

El Barça supera al Real Madrid en los despachos

Pau Beya Acero @pbeya96

05.12.2019 00:05h

3 min

 

La rivalidad que tienen FC Barcelona y Real Madrid es interminable. Son los dos grandes clubes del fútbol español y año tras año pelean por ser el mejor equipo de Europa. Tanto dentro como fuera de los terrenos de juego. En los estadios se libra una batalla, quizás la más visible. Pero en los despachos se disputa otra, tan importante o más que la que se ve por televisión.

La realidad es que, ciñéndonos únicamente a lo que sucede de puertas para dentro, la entidad azulgrana, dirigida por Josep Maria Bartomeu, parece ir varios pasos por delante de los de Chamartín, con Florentino Pérez al frente. Sobre todo cuando nos referimos al aspecto económico y a los fichajes.

En cuanto a lo primero, el Real Madrid siempre ha alardeado de ser el club más poderoso del mundo, sin que nadie le hiciera sombra. El crecimiento sostenido del FC Barcelona en los últimos años ha desplazado a los blancos al segundo lugar. Muestra de ello es que la entidad catalana se convirtió en el primer club deportivo del mundo en alcanzar un presupuesto de 1.000 millones de euros.

Fichajes arrebatados

Más flagrante aún es la diferencia en el apartado de fichajes. El pasado verano Josep Maria Bartomeu logró el fichaje de hasta tres jugadores que estuvieron vinculados, de una forma u otra, con el Real Madrid. El primer golpe llegó con Antoine Griezmann, un futbolista que años antes no dudaba en exhibir su simpatía por los blancos. Tenía una cláusula relativamente baja para un jugador de su calidad, 120 millones de euros, y el FC Barcelona se anticipó al resto de Europa para cerrar la incorporación del delantero galo. Florentino Pérez estaba a por uvas.

Mirotic tuvo un duro recibimiento en Madrid | FCB

Mirotic tuvo un duro recibimiento en Madrid | FCB

Más doloroso, mucho más, fue el fichaje de Nikola Mirotic para el equipo de baloncesto. El jugador hispanomontenegrino se formó en las categorías inferiores de la entidad de Chamartín y besó la gloria con el conjunto blanco. Se marchó a la NBA en 2014 y cinco años después, en 2019, cuando él y su familia deseaban volver al basket europeo, el FC Barcelona ganó la carrera a los de Concha Espina. Como manifestó el propio jugador, "hay gente que no lo ha superado y no lo van a hacer".

El último revés se produjo con la incorporación de Junior Firpo. El lateral había asegurado en más de una ocasión ser "madridista", igual que su padre. De hecho, el Real Madrid sondeó su fichaje el pasado curso. Al final, fue el club azulgrana el que se acabó llevando el gato al agua tras llegar a un acuerdo con el Betis.

Venganza

Obviamente, la entidad de Chamartín también dio algunos golpes al FC Barcelona. El primero, en el mes de julio, tras cerrar el fichaje de Ferland Mendy, también lateral izquierdo. Había estado en la agenda de la secretaría técnica catalana, pero se acabó desestimando su traspaso por el elevado coste que suponía. El hecho de incorporar al futbolista galo provocó, en cierta medida, que Bartomeu tuviera vía libre para lograr la incorporación de Junior Firpo.

Una foto de Kubo durante un partido con el Real Madrid / Twitter

Una foto de Kubo durante un partido con el Real Madrid / Twitter

Más daño hizo el traspaso sorpresa de Takefusa Kubo. El futbolista japonés, una de las grandes promesas del fútbol mundial, había militado en La Masia durante varios años, coincidiendo con Ansu Fati entre otros. Su contrato con el FC Tokyo había expirado y, aunque se especuló con su regreso al FC Barcelona, finalmente fue el Real Madrid quien se impuso en la pugna por la perla nipona. Los de Concha Espina ofrecieron mejores opciones deportivas y económicas al centrocampista.

Golpe letal

 

Aunque no llegó a concretarse, Bartomeu volvió a ganarle la batalla por Neymar a Florentino Pérez. Si bien es cierto que el futbolista brasileño se acabó quedando en París, el club azulgrana logró que el extremo manifestara que su único deseo era regresar al Camp Nou. Impidió, de esta forma, que el Real Madrid se lanzara a por él. Seis años después, el magnate blanco sigue soñando con poder ver algún día a Ney en el Bernabéu. Algo que cada día parece más utópico.

Neymar y Mbappé con el PSG/ Twitter

Neymar y Mbappé con el PSG/ Twitter

Sin embargo, el duelo que mantienen FC Barcelona y Real Madrid en los despachos se dirimirá en la negociación por Kylian Mbappé. Es la mayor promesa del fútbol mundial y quien logre su fichaje tendrá mucho ganado para dominar durante la próxima década. Zidane y Florentino ansían su fichaje, pero el club catalán tiene más argumentos para lograrlo. Mientras que los de Concha Espina podrían incluir a Bale James Rodríguez en la operación, la entidad blaugrana podría incluir a Ousmane Dembelé Philippe Coutinho. Nada que ver.

 

Si bien es cierto que Mbappé siempre ha señalado que desea jugar en el Santiago Bernabéu, el FC Barcelona tiene más armas para seducir al París Saint-Germain. De momento, mientras se libra y no la batalla por el talentoso futbolista francés, Florentino Pérez sigue viendo cómo Bartomeu le pasa la mano por la cara. La última vez, en la gala del Balón de Oro con el triunfo de Messi. El presidente del Real Madrid ni siquiera acudió y Emilio Butragueño acudió como representante blanco.

 

Hoy destacamos