Palco

Josep Maria Bartomeu y Sandro Rosell en una imagen de archivo / EFE

Josep Maria Bartomeu y Sandro Rosell en una imagen de archivo / EFE

Bartomeu, Rosell, Laporta y Núñez: el tormento de presidir el Barça

El desenlace de los mandatos de todos ellos fue trágico

Pau Beya Acero @pbeya96

23.04.2020 00:10h

3 min

Ser presidente del FC Barcelona conlleva una responsabilidad enorme. No solo supone dirigir a uno de los clubes más potentes del planeta, sino que también implica convertirse en una de las figuras más reconocidas de Catalunya. Lograr el cargo es complicado, pero más difícil aún es mantenerse. Y, sobre todo, conservar la imagen que se tenía antes de ser presidente.

De una forma u otra, los dirigentes más recientes de la entidad azulgrana han visto erosionada su figura durante su mandato. En especial los más longevos. El cargo pasó factura a Josep Lluís Núñez, que presidió al club durante 22 años, a Joan Laporta, que estuvo siete años, y a Sandro Rosell, cuya presidencia duró tres años y medio. Ahora ese tormento lo sufre Josep Maria Bartomeu.

Núñez, del cielo al infierno

El primero es el presidente más longevo en la historia del FC Barcelona. Dirigió al club catalán entre 1978 y 2000, periodo en el que el equipo de fútbol logró la primera Copa de Europa de su historia. A raíz del adiós de Cruyff empezó su caída. Su figura empezó a ser cuestionada por una parte del entorno culé.

José Luis Núñez, expresidente del Barça / Redes

José Luis Núñez, expresidente del Barça / Redes

La plataforma Elefant Blau, encabezada por Joan Laporta, promovió una moción de censura contra él en 1998. Núñez salió airoso aunque la moción cosechó prácticamente 25.000 votos a favor. La misma organización promovió una auditoría para evaluar la situación real del patrimonio de la entidad. En el año 2000, Núñez acabó renunciando al cargo.

Lo peor para el empresario llegaría a partir de 2011. Él y su hijo, José Luis Núñez Navarro, fueron condenados a seis años de prisión por cohecho. La pena fue rebajada a dos años y dos meses, y Núñez ingresó en la prisión de Quatre Camins en noviembre de 2014. Además, tuvo que pagar 1,5 millones de euros y fue inhabilitado para cargos públicos durante siete años.

Los líos de Laporta

Tras el discreto paso de Joan Gaspart, llegó el turno de Joan Laporta, que alcanzó el poder en 2003. Bajo su mandato empezó la época dorada del equipo de fútbol, que ganó dos Champions (2006 y 2009). El conjunto dirigido por Pep Guardiola y liderado por Messi, Xavi Iniesta logró el único sextete en la historia del fútbol.

Joan Laporta, en una imagen de archivo | REDES

Joan Laporta, en una imagen de archivo | REDES

Los buenos resultados deportivos no evitaron el linchamiento mediático ni los líos extradeportivos. Por una parte, el abogado admitió que su despacho cobró diez millones por servicios de consultoría a un magnate de Uzbekistán. Por otra, Joan Oliver, director general por aquel entonces, solicitó un seguimiento a los directivos Joan Boix, Joan Franquesa, Rafael Yuste Jaume Ferrer.

El mandato de Laporta acabó en 2010. Pocos meses después, Sandro Rosell impulsó una acción de responsabilidad contra el expresidente por las pérdidas en su gestión. El caso se cerró en 2017 sin consecuencias para Laporta.

Rosell, Neymar y Brasil

Con Rosell al mando, el FC Barcelona ganó una nueva Champions League en 2011. Nada cambió a nivel deportivo, pues el equipo entrenado por Pep Guardiola seguía dominando el fútbol español y europeo. Todo se torció a partir del verano de 2013, a raíz del fichaje de Neymar Jr por el FC Barcelona.

Imagen de archivo de Sandro Rosell / EFE

Imagen de archivo de Sandro Rosell / EFE

El precio del traspaso pasó de 19 millones a 57 en cuestión de meses. Rosell, así como Josep Maria Bartomeu y el FC Barcelona como entidad, fueron acusados en el caso Neymar. El club tuvo que pagar 5,5 millones a Hacienda. Ello propició la dimisión del empresario en enero de 2014. La causa sigue abierta aún a día de hoy por el caso DIS.

En 2017, Rosell fue acusado de delitos de blanqueo de capital y organización criminal. Pasó 21 meses en prisión preventiva y acabó siendo absuelto por la Audiencia Nacional. El empresario sostiene que todo se debe a haber sido presidente del Barça: "Si no lo hubiera sido, no hubiera ido a la cárcel", aseguró en su última entrevista.

Bartomeu, de lío en lío

Josep Maria Bartomeu, como su predecesor, también levantó una Champions, la de 2015, y con él como presidente el club logró el segundo triplete de su historia. Ese hito le valió su victoria en las elecciones de ese mismo año, convocadas meses antes tras la crisis que se originó en Anoeta.

Josep Maria Bartomeu en una foto de archivo / EFE

Josep Maria Bartomeu en una foto de archivo / EFE

Si por algo se recordará a Bartomeu, más allá de los resultados deportivos, es por Neymar Jr. El futbolista brasileño ha sido uno de los grandes protagonistas de su mandato. Y no solo por su implicación en la causa judicial. Se marchó en 2017 y él está decidido a lograr su regreso. Entre medias, el astro carioca ha demandado a la entidad en tres ocasiones.

Ahora, Bartomeu se ve salpicado también por el caso de las redes sociales. El Barçagate provocó un auténtico terremoto en el Camp Nou que, a falta de los resultados de la auditoría, ha comportado seis dimisiones en la junta directiva. Si nada cambia, su mandato durará hasta 2021. No le ha hecho falta agotarlo para sufrir el tormento que supone presidir el FC Barcelona.

 
Hoy destacamos