Palco

Bartomeu y Setién en la presentación del técnico / EFE

Bartomeu y Setién en la presentación del técnico / EFE

Bartomeu y Rosell triplican a Laporta en entrenadores

Setién es el sexto entrenador desde que Rosell ganó las elecciones en 2010

Pau Beya Acero @pbeya96

17.01.2020 23:52h

2 min

El banquillo del Camp Nou tiene nuevo inquilino. Tras un fin de semana repleto de rumores y especulaciones, el pasado lunes el FC Barcelona anunció la destitución de Ernesto Valverde y la incorporación de Quique Setién. El técnico cántabro firmó hasta el 30 de junio de 2022, pero con una cláusula electoral. Si el presidente que salga elegido en 2021 no quiere seguir con él, podrá rescindir el acuerdo.

El santanderino cumple de esta forma uno de los sueños de su vida. Jamás ha ocultado su admiración por el Barça y su juego desde que Cruyff se sentaba en el banquillo. Setién será, además, el sexto entrenador de la era de Sandro Rosell Josep Maria Bartomeu, que llegaron al poder en 2010.

Sexto

El primero fue Pep Guardiola, que afrontaba su tercera temporada al frente del primer equipo blaugrana. El de Santpedor ganó la Liga y la Champions en 2011, así como una Copa del Rey en 2012. Ese año dio por cerrada su etapa en Can Barça después de cuatro campañas, 14 títulos y mucho desgaste.

El Tata Martino y Ernesto Valverde en un Barça-Athletic / EFE

El Tata Martino y Ernesto Valverde en un Barça-Athletic / EFE

Su relevo fue Tito Vilanova, hasta entonces su segundo. El conjunto catalán ganó una Liga con él (y Roura) en el banquillo, pero su enfermedad evitó que siguiera. Lo reemplazó, solo un año después, el 'Tata' Martino, que llegaba con un gran cartel de Argentina. Con el de Rosario se vivió una de las peores temporadas de la historia reciente en Can Barça.

Fue destituido en 2014 y su lugar lo ocupó Luis Enrique. Con el técnico asturiano se vivió una crisis en enero de 2015, tras la derrota en Anoeta, pero el equipo se recuperó y acabó ganando el triplete. Resultados que propiciaron que Bartomeu fuera reelegido ese mismo verano. El ahora seleccionador español levantó una Liga y una Copa en 2016, y se despidió con otra Copa en 2017. Tras él llegó Valverde, con quien el FC Barcelona ha ganado dos Ligas y una Copa, pero también ha cosechado batacazos como los de Anfield o Roma. Ahora es el turno de Setién.

Dos proyectos

En este sentido, el equipo azulgrana fue mucho más estable mientras era Joan Laporta quien ocupaba la presidencia del club. El abogado catalán ganó las elecciones en 2003 y dio las riendas a Frank Rijkaard. Tras una primera temporada de adaptación, los culés ya ganaron la Liga en 2005. Un año después, en 2006, llegó el doblete y la segunda Champions en la historia del club. El proyecto empezó a ir hacia abajo en la 2006-07. Ese curso solo se ganó la Supercopa de España, y el siguiente no hubo títulos.

El Barça celebrando con Guardiola el sextete la temporada 2009-10 / EFE

El Barça celebrando con Guardiola el sextete la temporada 2009-10 / EFE

En 2008, la etapa del neerlandés se cerró y empezó la era de Pep Guardiola. El de Santpedor se cargó a algunas vacas sagradas de aquel entonces (Ronaldinho, Deco) y construyó un nuevo equipo. Un año después, el FC Barcelona besó la gloria con un sextete histórico y un juego para el recuerdo. En 2010 ganó una Liga y, apenas unas semanas después, Sandro Rosell se convertía en el nuevo presidente.

Mientras Laporta en siete años tuvo dos proyectos con dos entrenadores distintos, Rosell y Bartomeu ya marchan por los seis en diez años. Dejando a un lado a Tito Vilanova por la singularidad de su caso, resulta evidente que es una cifra muy elevada para un club como el FC Barcelona que, si algo necesita, es calma y estabilidad. Y ésta ha llegado a cuentagotas.

 
Hoy destacamos