Palco

Bartomeu, en un acto junto a Leo Messi | EFE

Bartomeu, en un acto junto a Leo Messi | EFE

Bartomeu se pone duro con Messi: no habrá reunión para pactar su salida (de momento)

En el club culé solo contemplan su marcha si abona su cláusula de rescisión de 700 millones

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

28.08.2020 19:39h Actualizado: 28.08.2020 19:45 h.

2 min

El planteamiento del Barça con Leo Messi es muy claro: si quiere marcharse, deberá abonar su cláusula de rescisión, que asciende a 700 millones de euros. En el club azulgrana siguen confiando en que cambie de opinión, y decida liderar al equipo azulgrana en la renovación que se avecina. Sin embargo, la postura del argentino parece ya irrevocable. 

De hecho, el crack rosarino habría solicitado a Josep María Bartomeu una reunión telemática para acordar una salida pactada, y no verse obligados a pasar por los tribunales. Sin embargo, esta opción no entra dentro de los planes de la entidad azulgrana. El presidente Bartomeu se ha puesto duro con Messi: solo habrá reunión si es para tratar una renovación, o pagar la cláusula. No accederán a un traspaso, según avanzó la Cadena Cope. 

Bartomeu y Messi conversando durante la gala del Balón de Oro / EFE

Bartomeu y Messi conversando durante la gala del Balón de Oro / EFE

Para el FC Barcelona, su capitán sigue siendo intransferible. Confían en sus posiblidades de hacerle cambiar de idea, e incluso Bartomeu habría ofrecido su puesto para que diese marcha atrás. En cambio, el todavía capitán culé, tres días después de que lanzara la bomba pidiendo su carta de libertad por medio de un burofax, tiene claro que su etapa en el Camp Nou ha acabado

¿Se arriesgará el Barça a quedarse un Messi molesto?

Las posiciones entre ambas partes están cada vez más alejadas. Y en este contexto, entra una nueva opción: ¿se arriesgaría el Barça a quedarse a un Messi molesto? Lo más probable es que no. Y más teniendo en cuenta que el argentino acaba contrato en 2021, y a partir de enero podría negociar libremente su salida gratis. 

Bartomeu ha hecho un pulso a Leo Messi. Y en este contexto, el único que pierde es el Barça. El Manchester City está dispuesto a presentar una oferta convincente por el argentino. Una que incluya una importante cantidad económica, y algunos jugadores que podrían ser útiles al Barça en su revolución. 

Messi, en un partido con el Barça | EFE

Messi, en un partido con el Barça | EFE

No obstante, si finalmente el FC Barcelona no accede a negociar, el 10 estará obligado a quedarse un año a disgusto. Lo único claro es que los dos grandes protagonistas de esta historia todavía no se han sentado, ni parece que lo vayan a hacer próximamente. 

El domingo Messi está citado en la Ciutat Esportiva con sus compañeros para pasar las pruebas médicas y el lunes se pondrá a las órdenes de Ronald Koeman para la primera sesión de entrenamiento de esta nueva temporada. Leo empieza a plantear ausentarse, mientras que guarda un silencio sepulcral y busca la mejor manera de explicarle al barcelonismo los motivos de su marcha

 
Hoy destacamos