Palco

Roberto, Busquets, Piqué y Alba, los cuatro capitanes del Barça / FC Barcelona

Roberto, Busquets, Piqué y Alba, los cuatro capitanes del Barça / FC Barcelona

Los capitanes del Barça complican la rebaja salarial

El FC Barcelona sigue negociando para aliviar la economía, y los capitanes están en el centro de atención

Carlos Vázquez

17.08.2021 22:56h Actualizado: 17.08.2021 23:19 h.

4 min

El FC Barcelona trabaja para mejorar la economía del club. El principal escollo en estos momentos es la elevadísima masa salarial que azota las cuentas de la entidad y ha servido para justificar la marcha de Leo Messi. El presidente, Joan Laporta, comparecía este lunes con la excusa de contextualizar la Due Diligence que se está llevando a cabo para atizar a Josep Maria Bartomeu y cargar las culpas contra su "herencia nefasta". Uno de los temas manidos de la rueda de prensa fueron las negociaciones para seguir rebajando los sueldos de los cracks.

Joan Laporta en rueda de prensa en agosto de 2021 / EFE

Joan Laporta en rueda de prensa el pasado lunes / EFE

Más allá de las salidas que más interesan (como las de Coutinho, Pjanic o Umtiti), la actual prioridad del club es negociar la rebaja de los salarios de los capitanes, jugadores que tienen algunos de los sueldos más elevados de la plantilla. El problema es que de rebaja real habrá poca: lo que se negocia principalmente son aplazamientos, como ya hizo la junta gestora. 

Piqué, el primero

El fin de semana y la previa del partido ante la Real Sociedad estuvieron protagonizados por Gerard Piqué. El sábado, el Barça hacía oficial la inscripción de Memphis y Éric García, y agradecía que había sido posible gracias a una “rebaja significativa de sueldo” de Piqué, algo que Joan Laporta agradeció en rueda de prensa, tachándole de “algo más que un jugador, un hombre de club”, y categorizó el gesto de “acto elogiable y extraordinario”.

Gerard Piqué celebrando el primer gol del Barça, también de cabeza / FCB

Gerard Piqué celebrando el primer gol del Barça ante la Real / FCB

Sin embargo, una información de Xavier Salvador en Crónica Global apunta a que el acuerdo con los capitanes en materia salarial, incluido el de Gerard Piqué, podría no ser una rebaja, sino un diferimiento de una parte del salario anual de cara al final de cada contrato. Salvador lo ilustra comparándolo con una especie de premio a la carrera del jugador: un concepto que permita rebajar el importe actual del sueldo pero que no suponga una renuncia o rebaja por parte del futbolista.

Reunión inminente por Busquets y Roberto

Más allá del caso de Piqué, que parece ya cerrado, lo interesante será ver si esta es la vía que tomarán los otros tres capitanes. Según Laporta, para el resto de capitanes se contemplan “o bien un aplazamiento o una supresión de los bonus”, y añadió que el club ve “mucha predisposición” y que se siguen buscando “soluciones”. Culemanía ha podido saber que la semana que viene se producirá una reunión tanto con Sergio Busquets como con Sergi Roberto para cerrar sus respectivos acuerdos. Posiblemente consistirán tanto en un aplazamiento de un porcentaje del fijo como en una rebaja de los variables. Queda por ver si renunciarían a los variables de fácil o de difícil (títulos) cumplimiento.  

Los jugadores del Barça se abrazan tras un gol ante la Real Sociedad / FCB

Los jugadores del Barça se abrazan tras un gol ante la Real Sociedad / FCB

Uno de los momentos más llamativos de la rueda de prensa de Laporta fue el dardo que el presidente mandó a Jordi Alba, tras haber declarado el lateral el día anterior que su entorno y él apenas habían tenido “unas semanas” para analizar la negociación para ayudar al club. El futbolista de L'Hospitalet, que siempre había tenido buenas palabras para Laporta desde que ganó las elecciones, se quejó airadamente tras el partido contra la Real Sociedad. "Preguntad a Laporta", dijo. 

El caso Alba

A esto, Laporta contestó haciendo pública la cronología de la negociación con Alba, que no se corresponde con lo contado por el jugador: “Contactamos el 24 de mayo con su agente en una comida y el 8 de julio recibió una carta”. Estas fechas apuntan a que Jordi Alba sabría desde hace más de un mes de la intención del club, pero su rebaja todavía no se ha producido.

El choque entre el lateral y presidente fue evidente desde el postpartido del domingo, en el que Alba hizo unas declaraciones en las que se mostró “molesto” por las dudas que la gente pueda tener sobre lo que ha dado por el club, pero añadió un desconcertante “A mí nadie me dijo nada”, algo que no cuadra con el resto de informaciones.

Jordi Alba, en una disputa de balón contra David Silva / EFE

Jordi Alba, en una disputa de balón con David Silva / EFE

El otro jugador que habló el pasado domingo fue Sergi Roberto, que afirmó que se han contado “muchas mentiras”, y que los capitanes “siempre han querido ayudar al club” y que se “bajarán el sueldo”. En una entrevista a La Vanguardia, Roberto admitía que renovará a la baja, pero el domingo también contaba que él lo habría hecho “antes” si el club se hubiera puesto en contacto con él.

El centrocampista catalán afirma que se le dio a entender que el Barça tenía “otras cosas a solucionar antes que la suya”, y que él había estado “pendiente todo el verano”.

Otras incógnitas

Pero esta no era la única incógnita que dejaba el fin de semana de actualidad culé. La gran pregunta es: ¿cómo ha podido el Barça inscribir a dos fichajes solo con la rebaja de Gerard Piqué? Este interrogante se acentúa tras la publicación de los datos económicos por parte de Laporta, en los que se explica que el límite salarial de la Liga está superado por cientos de millones, y que el club necesita muchos más esfuerzos para superar la situación.

Joan Laporta, en una rueda de prensa / FCB

Joan Laporta en rueda de prensa / FCB

A la pregunta de cómo ha conseguido el Barça ajustar la masa salarial solo con la ayuda de Piqué, Joan Laporta respondió que la Liga “está muy vigilante por no haber aceptado el acuerdo con CVC”, y que la respuesta a esa pregunta “es una historia que da para otra rueda de prensa”.

El FC Barcelona de Joan Laporta seguirá trabajando con secretismo, como lo ha hecho ahora. ¿El próximo paso? Poder inscribir al Kun Agüero. El presidente admitió “entender a los jugadores que vienen de un aplazo salarial cuando ahora se les pide otro esfuerzo”, pero se mostró optimista en cuanto a la conclusión del culebrón salarial de los capitanes: “Llegaremos a los acuerdos a los que se tenga que llegar”.

 
Hoy destacamos