Palco

Bartomeu, Sáenz de Santamaría y Carlos Ibáñez en un fotomontaje / Culemanía

Bartomeu, Sáenz de Santamaría y Carlos Ibáñez en un fotomontaje / Culemanía

El 'Caso Neymar' explica el favor del Barça al PP con I3 Ventures

Los dos casos judiciales azulgranas guardan un mismo vínculo con la formación política

Víctor Malo | Oriol Quintana

26.07.2021 22:13h

3 min

Los últimos años del FC Barcelona han sido muy inestables institucionalmente y se ha terminado en los juzgados en varias ocasiones. Uno de los casos más notorios tuvo lugar en 2013 con el fichaje de Neymar Junior (recientemente resuleto), pero no ha sido el único. Actualmente sigue en proceso abierto el caso de las redes sociales, popularmente conocido como Barçagate. Ambos casos tienen como nexo de unión al Partido Popular. Sobre todo, una figura, la que fue vicepresidenta del Gobierno: Soraya Sáenz de Santamaría.

Empezando por el principio, el Caso Neymar estalló en 2013 cuando un socio de la entidad, Jordi Cases, pidió explicaciones al club sobre el precio final del jugador brasileño, anunciado por 59,1 millones de euros. El caso terminó en los tribunales y la justicia detectó un pago adicional de 40 millones de euros a la familia del jugador y un presunto delito de fraude fiscal.

El caso se cerró en 2016, dejando libre de culpas a dos de los investigados: Sandro Rosell y Josep Maria Bartomeu. Se resolvió que quien quedaba culpable de esta operación era el propio club: “La condena al FC Barcelona al pago de una multa de 5,5 millones de euros ha sido suscrita conjuntamente por los abogados del FC Barcelona junto con el Ministerio Fiscal y la Abogacía del Estado”.

Rosell y Bartomeu en una imagen de archivo / FC Barcelona

Rosell y Bartomeu en una imagen de archivo / FC Barcelona

Este acuerdo cerrado para exculpar a los dos presidentes se cerró con la Abogacía del Estado, uno de los organismos que colgaban directamente de la Vicepresidencia del Gobierno, que en ese momento la ocupaba Soraya Sáenz de Santamaría. Cuatro años después, el nombre de la política del PP vuelve a aparecer en las noticias deportivas relacionada con la contratación de I3 Ventures.

El favor pagado a través de I3 Ventures

La empresa I3 Ventures es una de las protagonistas del Barçagate, en que el Barça contrató sus servicios para monitorizar las redes sociales del entorno y mejorar la reputación, aunque fueron acusados de difamar a voces discordantes vía redes sociales. La junta directiva de entonces invirtió más de un millón de euros anuales --2,3 en total según un informe de los Mossos -- con partidas que no pasaron los controles internos de la entidad al ser inferiores a los 200.000 euros.

La relación entre el Partido Popular y el Barçagate la destapó quien fue vicepresidente institucional de la entidad, Emili Rousaud. El exdirectivo, que dimitió cuando salieron todas las informaciones, comentó en RAC1 que “el presidente Bartomeu nunca dio una explicación clara, decía que lo hacía porque no se quien del gobierno del PP le había recomendado”.

La exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáez de Santamaría a su salida del Tribunal Supremo / EFE

La exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría a su salida del Tribunal Supremo / EFE

También apuntó llegando a nombrar a Soraya Sáenz de Santamaría que “después del 1 de octubre (de 2017), la situación era complicada y le recomendaron, alguien cercano a la vicepresidente del gobierno del PP, que tenía que contratar esta empresa”. Así pues, la vinculación entre i3Ventures y el Barça empezó a raíz del referéndum celebrado en octubre de 2017. Así lo comentó también Carlos Ibáñez, propietario de I3 Ventures, en la declaración ante el juez.

Fuentes del club en aquel momento explican a Culemanía que todo empezó entonces, cuando la Policía Nacional y la Guardia Civil actuaron de forma desproporcionada para reprimir a miles de ciudadanos catalanes que participaron en dicho referéndum. I3 Ventures ya tenía experiencia en combatir el independentismo catalán en las redes sociales y su contratación por parte del Barça fue un favor después de cerrar definitivamente el Caso Neymar, en que Bartomeu y Rosell salieron limpios.

Es más. El PP estaba en deuda con esta compañía cuya figura pública es Carlos Ibáñez. Le habrían propuesto al Barça hacerse con sus servicios como una solución relativamente amistosa para cerrar el favor hecho de cerrar el caso del brasileño sin consecuencias para los presidentes. La Abogacía del Estado, clave en el acuerdo entre las partes, dependía entonces del Sáenz de Santamaría.

El administrador de i3 Ventures, Carlos Ibáñez / Catalunya Ràdio

El administrador de i3 Ventures, Carlos Ibáñez / Catalunya Ràdio

Cuatro años después, el Barça vuelve a estar en los juzgados. En este caso son cuatro los investigados: Josep Maria Bartomeu, Jaume Masferrer, Òscar Grau y Román Gómez Ponti. Se enfrentan a dos delitos: corrupción entre particulares y blanqueo de capitales y administración desleal. El pasado lunes, justo se iniciaron las declaraciones de los acusados.

 
Hoy destacamos