Palco

Javier Tebas, presidente de la Liga, órgano que rige el Fair Play Financiero / EFE

Javier Tebas, presidente de la Liga, órgano que rige el Fair Play Financiero / EFE

¿Cómo funciona el Fair Play Financiero de la Liga?

Así es la norma que tanto oprime la economía del FC Barcelona

Carlos Vázquez

16.09.2021 01:57h

3 min

El FC Barcelona ha pasado un verano ajetreado como pocos. Tras la llegada de Joan Laporta a la presidencia del club, tanto él como su junta directiva priorizaron el saneamiento de las cuentas de Barça por encima de cualquier otra cosa. Desde entonces, se han producido multitud de movimientos y actuaciones dirigidas a aplacar una situación que, en buena parte, ha sido provocada por el Fair Play Financiero. Esta regla tenía –y tiene- a las finanzas del Barça en una llave, y las asfixia a más no poder, ahora bien: ¿Cómo funciona esta norma?

Fort, Laporta y Reverter en el viaje de la final de Copa / FC Barcelona

Fort, Laporta y Reverter en un viaje oficial / FC Barcelona

Explicación simple, aplicación compleja

El Fair Play Financiero, tal y como lo rige la Liga presidida por Javier Tebas, es el límite que un club puede gastar en diversos conceptos: salarios –tanto fijos como variables-, las primas colectivas, la seguridad social, los gastos de adquisición y las amortizaciones –el importe que se asigna a cada jugador en función del número de años del contrato con el que se le firma-. Cabe decir que estos conceptos se aplican a toda la plantilla de un club: tanto al primer equipo (la plantilla inscribible) como al resto de cantera y secciones (la no inscribible, de notable tamaño en el Barça).

Tebas en un acto de la Liga, en una imagen de archivo / EFE

Tebas en un acto de la Liga, en una imagen de archivo / EFE

Ahora bien, ¿qué determina esta cuantía? El Fair Play Financiero sale, básicamente, de coger los ingresos totales de cada entidad y restarles los costes y la deuda. Este número, sea cual sea, es el que un club puede destinar a los salarios. Estas cifras quedan reguladas por un documento público, las Normas de Elaboración de Presupuestos de Clubes y SADs.

Incumplimientos y benevolencias

En caso de superar esta cantidad o, lo que es lo mismo, incumplir la norma, la Liga podrá sancionar con multas económicas -variando en función de si las infracciones son leves, graves o muy graves- o, en caso de repetirse estas últimas, pueden llegar a comportar medidas más importantes como el descenso del club o el prohibir poder hacer contrataciones.

Aficionados del Elche en 2015 tras su descenso administrativo / EFE

Aficionados del Elche en 2015 tras su descenso administrativo / EFE

Hay que mencionar que, puntualmente, se pueden dar situaciones por las que la Liga permita una interpretación más laxa de estas normas: algunas de ellas son lesiones de larga duración, terminaciones de contratos o la renovación de un futbolista.

Más allá de eso, algunas ligas se adaptan a otras circunstancias más relajadamente: la liga francesa aplazó dos años este verano el incumplimiento del Fair Play, para reducir al máximo la afectación de la pandemia en los clubes. Esto es algo que Joan Laporta recriminó a Javier Tebas no haber hecho, pues habría favorecido que Leo Messi continuase en el Barça.

El Fair Play en Can Barça

El FC Barcelona sigue sufriendo un Fair Play durísimo, que se ha ido reduciendo salvajemente en las últimas ventanas de traspasos, y que ahogaba la economía de un club que veía como no podía hacer nada para deshacerse de contratos que pertenecen a otros tiempos.

Messi y Griezmann abrazándose tras el gol contra el Granada / FC Barcelona

Messi y Griezmann abrazándose tras el gol contra el Granada / FC Barcelona

Tres de los cuatro capitanes ya se han rebajado el sueldo, pero el club no ha conseguido deshacerse de fichas que están muy por encima de lo que los jugadores aportan, como las de Clement Lenglet o Samuel Umtiti. Los dos movimientos más destacados fueron, eso sí, las salidas de Leo Messi y Antoine Griezmann.

Los dos delanteros copaban un importante porcentaje del límite salarial del Barça, algo que ahora ya no es así –en el caso del francés, además, dejará dinero de traspaso en las arcas-. Sin embargo, la otra cara de la moneda fue debilitar muy notablemente una plantilla a la que le costará mucho cumplir los objetivos. La afectación más visible de la mala situación del Barça por el Fair Play Financiero tuvo lugar el pasado 14 de agosto, cuando el Barça tuvo que inscribir a Memphis y Éric García in extremis para poder estrenarse en Liga, algo que solo pudo hacer gracias a unos importantes rebaja y diferimiento del salario de Gerard Piqué.

La alegría de Gerard Piqué tras marcar ante la Real Sociedad / FCB

La alegría de Gerard Piqué tras marcar ante la Real Sociedad / FCB

El club catalán, al que atacó el fuerte descenso de ingresos, también se ve afectado por el número de secciones que tiene, que también atan la economía azulgrana: a día de hoy, Joan Laporta sigue intentando rebajar las fichas más altas de, por ejemplo, la plantilla de básquet.

El Fair Play seguirá estando en el epicentro de muchas polémicas del mundo del fútbol, y todavía más si la UEFA tira adelante su nueva política de límites salariales, que solo haría que favorecer a los clubes Estado.

 
Hoy destacamos