Palco

Josep Maria Bartomeu y Florentino Pérez, en el palco del Camp Nou cuando eran presidentes de Barça y Real Madrid / EFE

Josep Maria Bartomeu y Florentino Pérez, en el palco del Camp Nou cuando eran presidentes de Barça y Real Madrid / EFE

¿Cómo será la Superliga europea impulsada por Florentino y Bartomeu?

El expresidente del Barça anunció la adhesión del club azulgrana tras presentar la dimisión

29.10.2020 23:59h

2 min

La Superliga europea está cada vez más cerca de convertirse en una realidad. Josep Maria Bartomeu, expresidente del FC Barcelona, anunció la adhesión del club azulgrana a la competición justo después de presentar su dimisión. El empresario catalán, de hecho, es uno de los grandes impulsores del proyecto.

El que fuera máximo dirigente de la entidad catalana trabajó codo con codo con Florentino Pérez para que la Superliga europea saliera hacia adelante, según informó la Cadena SER. Bartomeu y Pérez se entendieron a la perfección mientras trabajaban para crear la nueva competiciónLiverpool Milán han sido los otros dos grandes continentales que han apostado fuerte por la Superliga.

Así será

La Cadena SER apuntó este jueves que el campeonato podría empezar en 2022 y contaría con un máximo de 18 equipos, aunque no se descarta que finalmente se quede en 16 clubes. Sería una liga con ida y vuelta en la que los participantes disputarían 30 o 34 encuentros, dependiendo de si son 16 o 18 equipos.

Juventus y Barça en el último partido de Champions / EFE

Juventus y Barça en el último partido de Champions / EFE

La competición se disputaría entre semana, reemplazando a la Champions League. Algunos partidos se podrían celebrar en fin de semana, pero sería la excepción, no la regla. Por lo tanto, a nivel deportivo no será ningún problema ni impedimento para las ligas nacionales de los países europeos.

La idea de crear una Superliga existía desde hace años, pero fue la llegada de presidentes norteamericanos a clubes del viejo continente lo que le dio el impulso final. El proyecto nació en el anteriormente llamado G-18, en el que se juntaban los grandes clubes europeos. Es lo que se conoce actualmente como Asociación de Clubes Europeos (ECA).

Economía

Más allá de los factores deportivos y el espectáculo, una de las razones para crear la Superliga es el aumento de ingresos que supondría para todas las entidades involucradas. Se considera, según la Cadena SER, que la rentabilidad de la nueva competición amortiguaría el impacto de la crisis del coronavirus.

Andrea Agnelli y Josep Maria Bartomeu en un acto público / Redes

Andrea Agnelli y Josep Maria Bartomeu en un acto público / Redes

Los impulsores del proyecto creen que la función de la UEFA se limita a intermediar entre clubes y compañías por los derechos televisivos. Por lo tanto, consideran que es un papel prescindible y que pueden asumir las propias entidades.

Mientras los ingresos continentales por los derechos de televisión subirían, se calcula que las ganancias de los campeonatos nacionales bajarían. Es por ello que a Javier Tebas, presidente de la Liga, le inquieta la posibilidad cada vez más real de que se cree la Superliga.

 
Hoy destacamos