Palco

Imagen de archivo del Espai Barça / EFE

Imagen de archivo del Espai Barça / EFE

Las contradicciones de Laporta con el Espai Barça: "Las obras, en 2022"

El presidente azulgrana explica que el proyecto está obsoleto pero al mismo tiempo dice que tiene un potencial enorme

Redacción Culemanía @culemanias

16.08.2021 23:30h Actualizado: 16.08.2021 23:40 h.

2 min

Joan Laporta, presidente del FC Barcelona, compareció ante los medios de comunicación. La intención de la convocatoria era para comentar todo lo relacionado a la Due Diligence, pero terminó dirigiéndose a otros caminos. Lo más llamativo fueron las cifras expuestas que indican el delicado panorama en el ámbito financiero. Entre esas claves, se mencionó la situación actual del ambicioso proyecto Espai Barça.

El Espai Barça también está basado en falsedades y falta de transparencia. Más de 12.000 socios tenían que pasar de primera a tercera grada, con lo que ello supone, pero no se informó, porque nunca informaban”, detalló el beligerante mandatario azulgrana, en una rueda de prensa que estuvo protagonizada por las críticas constantes a la carta de Josep María Bartomeu. Además, añadió que: "El proyecto se ha convertido en obsoleto. Lo estamos resituando, reestructurando, rehaciéndolo. No es exactamente un nuevo proyecto pero hay muchas variaciones”.

Joan Laporta, en una rueda de prensa / FCB

Joan Laporta, en una rueda de prensa / FCB

El dirigente de la institución catalana también declaró lo siguiente: “La renovación de un estadio con la gente dentro comporta muchos riesgos y un incremento de los gastos. El estadio Johan Cruyff estaba presupuestado por en cuatro millones y ha costado 20 finalmente. El estadio se ha ido deteriorando y debemos afrontar unas reparaciones urgentes que no afectan a la seguridad de las personas, por suerte, pero que nos costarán unos 20 millones. Estamos en disposición de cumplir un calendario que pasa por aprobar la financiación ante la asamblea y podríamos comenzar las obras en verano de 2022”.

De igual forma, Joan Laporta aseguró que la idea de rehacer la planificación del Espai Barça es para que los aficionados “puedan mantener su lugar”. Las actualizaciones que señala la directiva del Barça implican que las construcciones dependerán de las recomendaciones de los ingenieros. Además de las soluciones económicas que pueda realizar la actual junta para movilizar esas obras.

Joan Laporta y Elena Fort presentando su proyecto para el Espai Barça / Culemanía

Joan Laporta y Elena Fort presentando su proyecto para el Espai Barça / Culemanía

“Estamos velando por las instalaciones de las secciones, con informes comerciales y el diseño técnico de los proyectos, que están muy retrasados. Estamos haciendo reparaciones y poniendo las instalaciones al día. No se entiende cómo no lo presentaron ante la Asamblea si era tan urgente y necesario… pero el proyecto estaba infravalorado en cuanto a costes”, indicó Laporta.

Las contradicciones

El hecho de destacar en varias oportunidades que la gestión anterior ha sido “nefasta” y que el Espai Barça se había convertido en un proyecto “obsoleto”, remarca la incoherencia en el discurso realizado por el mandatario del equipo catalán. Principalmente porque el mismo ha reconocido que existen “17 inversores interesados”, de los cuales nueve ya han hecho presentaciones a la directiva. Esas nuevas alianzas y propuestas económicas difícilmente arribarían si esos proyectos de la institución fueran tan negativos, tal y como explicó durante su intervención en la rueda de prensa.

Joan Laporta habla sobre la situación finaciera del club / FCB

Joan Laporta habla sobre la situación finaciera del club / FCB

Someter a votación

Por otra parte, también preguntaron al presidente del FC Barcelona sobre la posibilidad de volver a pasar por el referéndum. "Si puede ser telemático y lo consideramos, sí. Siempre es bueno contar con la opinión de los socios. El referéndum que se hizo en su día, con todos los respetos, había poca información y no se ha hecho nada de lo que se dijo. Yo dejé un Espai Barça listo para ejecutar, el proyecto de Norman Foster, y no se hizo. Han dejado un agujero y encima tenemos que pagar a los vecinos (el club Laietà) por las molestias", aclaró.

 
Hoy destacamos