Palco

Coutinho, Marqués, Malcom, Pérez y Cardona en un fotomontaje / Culemanía

Coutinho, Marqués, Malcom, Pérez y Cardona en un fotomontaje / Culemanía

El Barça ha recaudado 89 millones en traspasos este ejercicio

Durante la temporada 2019-20 el club ha cerrado varias operaciones con el objetivo de cumplir lo presupuestado

Oriol Quintana @urikingkat

20.05.2020 01:52h Actualizado: 20.05.2020 10:43 h.

3 min

La crisis económica del coronavirus ha dejado las arcas de los clubes de fútbol muy tocadas. En el caso del Barça, el golpe es aún mayor. A un año de las elecciones, la junta directiva de Josep Maria Bartomeu presentó el pasado otoño unos presupuestos muy optimistas en cuanto a ingresos se refiere, algo que no será así.

Òscar Grau, CEO del club, y Quique Tombas, extesorero, presentaron un presupuesto para este curso superando los 1.000 millones de euros, concretamente de 1.047 millones en ingresos, algo que calificaron con un “es un récord histórico mundial para un club deportivo”. Al menos, esta temporada no se cumplirá el objetivo.

Quique Tombas y Òscar Grau presentan conjuntamente los balances y presupuestos del Barça / FCB

Quique Tombas y Òscar Grau presentan conjuntamente los balances y presupuestos del Barça / FCB

Tras un verano con grandes inversiones como Antoine Griezmann, Frenkie de Jong o Junior Firpo; se cifraba la recaudación por venta de jugadores durante esta temporada por un valor de 124 millones de euros. En este artículo descubriremos si ese objetivo se está cumpliendo o se está lejos de ello.

Las operaciones confirmadas

El curso pasado (2018-19), el club ya cerró sobre la bocina varias operaciones para cuadrar las cuentas antes que se finalizara el ejercicio económico el 30 de junio. Jasper Cillessen se iba al Valencia (en un intercambio con Neto por 35 millones de euros), Denis Suárez al Celta de Vigo (12,9 millones) y André Gomes al Everton (25 kilos). Finalmente, el balance fue positivo.

Aunque la situación es completamente inusual todo apunta que las ventas volverán a tener un papel crucial para equilibrar los números. Eso sí, ayudarán algunas operaciones que ya se cerraron en verano y en invierno. El que más ingresos ha repercutido fue Malcom Olvieira, que se fue al Zenit por 40 millones de euros fijos más cinco posibles en variables.

Malcom Oliveira con la camiseta del Zenit / ZENIT

Malcom Oliveira con la camiseta del Zenit / ZENIT

Esta fue la gran venta veraniega pero no la única. El delantero Marc Cardona se fue al Osasuna por 2,5 millones de euros y Sergi Palencia se desvinculó definitivamente del club y salió dirección al Saint-Etienne por dos kilos. Este invierno se cerró la salida de otro canterano. Carles Pérez se fue cedido a la Roma con una obligación de compra que ya ejercieron. Pagarán 11 millones de euros con la incógnita de los 4,5 posibles en variables.

En esta carpeta se debe tener en cuenta los ingresos por las cesiones de jugadores del primer equipo. Philippe Coutinho se fue al Bayern de Múnich por 8,5 millones de euros la temporada, Emerson sigue en el Real Betis por 6 kilos, y Todibo (Schalke 04) y Rafinha (Celta de Vigo) se fueron por un millón y medio cada uno.

Las ventas del Barça B

Como hemos visto anteriormente con las operaciones de Cardona, Palencia o Pérez; el Barça B es, además de un equipo formativo de jugadores para el primer equipo, un generador de ingresos. El pasado mes de enero vimos dos traspasos más con La Masía como gran protagonista.

Abel Ruiz se fue cedido al Sporting de Braga con una obligación de compra de ocho millones de euros más dos posibles en variables. Queda por ver si estos se deben abonar antes o después del 30 de junio. Lo que sí que han ingresado ya son los 8,2 millones por Alejandro Marqués, juvenil que cogió rumbo a la Juventus.

Abel Ruiz celebrando un gol con el Sparta de Braga / @SCBragaOficial

Abel Ruiz celebrando un gol con el Sparta de Braga / Redes

Esta operación es muy similar a la que hizo el Barça con el Valencia en junio de 2019 con Cillessen y Neto. El delantero se fue a la Vecchia Signora mientras llegó cedido Matheus Pereira, centrocampista que el club estará obligado a quedarse pagando 8,2 kilos a los turineses cuando se abra la temporada 2020-21. Una estrategia legal para cuadrar cuentas.

89 millones ingresados (de momento)

El Barça lleva ingresados esta temporada unos 89,2 millones de euros teniendo en cuenta que podrían ser más si se ejerce alguna opción de compra -como las de Wagué, Todibo o Coutinho- o se cumple alguna de las cláusulas variables. Además, hay distintas negociaciones en marcha.

Rafinha rumbo al Celta, Semedo, que es el que puede dejar más dinero aparentemente, Todibo y/o Umtiti... estos son los que tienen más opciones. Aunque también se habla de Arthur Melo, Junior Firpo o, incluso, Dembelé. Si esto es así, se podría cumplir lo presupuestado en otoño antes del coronavirus: 124 millones en ingresos de la venta de futbolistas.

 
Hoy destacamos