Palco

Joan Laporta, Víctor Font, Toni Freixa y Emili Rousaud, candidatos a la presidencia del Barça / CULEMANIA

Joan Laporta, Víctor Font, Toni Freixa y Emili Rousaud, candidatos a la presidencia del Barça / CULEMANIA

Cuatro candidatos oficiales; dos modelos para el Barça

Joan Laporta, Víctor Font, Toni Freixa y Emili Rousaud competirán por la poltrona presidencial del club

Víctor Malo @VMalo8

12.01.2021 02:40h Actualizado: 12.01.2021 03:06 h.

4 min

Ya estamos mucho más cerca de volver a tener un presidente del FC Barcelona electo. Los 110.000 socios que componen el censo electoral ya conocen cuáles serán, a falta de la validación de firmas que termina el próximo 14 de enero, las cuatro propuestas para gobernar el club durante los seis próximos años.

Joan Laporta, Víctor Font, Toni Freixa y Emili Rousaud son, ordenados en función del número de firmas recogidas, los candidatos que aspiran al trono presidencial que dejó vacante Josep María Bartomeu a finales de octubre y ocupa de forma interina Carles Tusquets. Cuatro aspirantes que encarnan dos modelos bien diferenciados. Más allá de las aproximaciones que cada uno de ellos tenga al cruyffismo o el nuñismo, no hay que perder de vista el componente político.

Laporta, el presidente del sextete

Joan Laporta figura como gran favorito en estos comicios a falta de cómo transcurra una campaña electoral donde Toni Freixa se postula como el némesis del expresidente. De hecho, el exportavoz de la junta ya ha cargado varias veces contra Laporta en las últimas entrevistas que ha concedido. Jan, por su parte, se mantiene al margen, consciente de que es el favorito y son los demás quienes deben dedicar tiempo a hablar de él. Su estrategia es ignorarlos.

Laporta posa en el photocall de su sede / CULEMANIA

Laporta posa en el photocall de su sede / CULEMANIA 

El mayor aval del abogado es el legado deportivo que dejó en su etapa como presidente: el mejor Barça de la historia, con Messi en plena ebullición y Guardiola al mando del banquillo. Sin embargo, muchos socios aún tienen atragantado al presidente del sextete por la mala imagen que dejó en su etapa final, tanto en celebraciones desbocadas como en una deficiente gestión económica y algunos escándalos como el de Método 3 o el caso Uzbekistán. Todo aquello le penalizó duramente en las elecciones de 2015 contra Bartomeu. Ahora ya queda más lejos. Lo tiene tan ganado que solo puede perder

Font, la obsesión por Xavi y el futuro

Era el gran favorito hasta que irrumpió Laporta a lo grande. Siete años preparando un proyecto y más de tres años dándolo a conocer. La presentación oficial de Víctor Font acaparó todos los focos del barcelonismo hace dos años y desde entonces no ha parado quieto. Especialmente recordada fue su cruzada por imponer el voto electrónico, su primer gran fracaso. En precampaña se ha ido desinflando con alguna metida de pata, como la de Majó, y desmentidos que ha tratado de amortiguar, pero es incuestionable que se lo ha trabajado.

Víctor Font junto a Toni Nadal y Antoni Bassas presenta la sede de Si al futur / CULEMANIA

Víctor Font junto a Toni Nadal y Antoni Bassas presenta la sede de Si al futur / CULEMANIA 

Dicen que su gran diferencia con Laporta es que no tiene carisma, mientras que a Jan le sobra. Sin embargo, Font parece empeñado en comparar los modelos bajo una idea un poco simplona: el pasado contra el futuro. Laporta simboliza una nostalgia desmedida, especialmente por el difícil momento actual, y Font simboliza el modelo innovador y rompedor, que propone terminar con el presidencialismo e instaurar una junta colegiada donde manden los verdaderos entendidos. Y su gran apuesta, casi obsesiva, es Xavi.

Freixa, el heredero de Núñez

Aunque no exista línea de parentesco ni intervino en el club en tiempos de José Luis Núñez, Toni Freixa es el nuñista por excelencia de estas elecciones. Solo le falta autoproclamarse heredero del difunto constructor, después de haber reconocido a Culemanía que Núñez ha sido el mejor presidente de la historia blaugrana. Freixa es un abogado inteligente y sabe que la cuota de mercado que no puede alcanzar Laporta debe ser la suya. Aunque, por otro lado, es capaz de proclamar que a nivel de fútbol es el más cruyffista.

Toni Freixa ficha a Lluís Carreras para su candidatura 'Fidels al Barça' / CULEMANIA

Toni Freixa ficha a Lluís Carreras para su candidatura 'Fidels al Barça' / CULEMANIA

Hábil en la oratoria, es posiblemente el rival que más daño puede hacer a Laporta. Los tres puntos fuertes de los que presume son conocimiento del Barça, experiencia y sentido común. Y lo dice como dando a entender que a sus rivales les falta alguno de ellos. Su apuesta para la gestión deportiva es Lluís Carreras, un talibán del fútbol de Cruyff que no recibió la llamada de Jan. A nivel político choca frontalmente con los postulados radicalmente independentistas de Laporta y Font. La defensa de un Barça independiente de poderes es una de sus armas arrojadizas contra ellos.

Rousaud, el gestor que va a lo suyo

Sin duda, Emili Rousaud es el gran outsider de la terna de cuatro candidatos. Se ha colado sobre la bocina y muchos no contaban con su presencia, pero dará mucho juego. No busca la confrontación, sino la solución del problema. Y ese es su gran aval: como empresario de éxito está acostumbrado a encontrar soluciones. Quizá por ello es el único que pidió reuniones a todos los precandidatos y estuvo incluso dispuesto a ir de número dos para construir un proyecto ganador. Huye del modelo presidencialista y ha ido claramente de menos a más.

Emili Rousaud y Josep María Minguella hacen gesto de victoria en una rueda de prensa de 'Els millors al Barça' / CULEMANIA

Emili Rousaud y Josep María Minguella hacen gesto de victoria en una rueda de prensa de 'Els millors al Barça' / CULEMANIA

Josep María Minguella pone el conocimiento deportivo para formar un tándem muy singular. No les asusta hablar de nombres mediáticos como Neymar, Haaland o Mbappé, cuando sus rivales lo evitan, pero dejan claro que no tirarán la casa por la ventana porque el modelo de club es lo más importante. Rousaud ha encontrado la complicidad a nivel interno de otros ilustres barcelonistas con experiencia en la gestión deportiva, como Beto Agustí, y, a nivel externo, de exdirectivos reputados como Quique Tombas o María Teixidor. Como Freixa, tiene muy claro que la política debe estar lejos del Barça y la independencia del club debe ser total.

 
Hoy destacamos