Palco

Joan Laporta, en el palco del Camp Nou durante un partido de Liga 2021-22 / EFE

Joan Laporta, en el palco del Camp Nou durante un partido de Liga 2021-22 / EFE

CVC flexibiliza su propuesta al Barça y abre la puerta a los 900 millones

El fondo de capital riesgo aceptará que el club azulgrana ceda porcentajes de sus derechos de TV a otras empresas

Carlos Domínguez @CarlosDomnguez1

19.05.2022 00:01h

3 min

Suele pasar que, cuando uno se encuentra entre la espada y la pared, acaba sacando su mejor versión para superar el desafío. Algo parecido les ha ocurrido a Joan Laporta y los pesos pesados de su directiva desde que asumieron la presidencia del FC Barcelona. Se encontraron a un Barça casi en bancarrota, que necesitaba urgentemente la activación de nuevas estrategias para generar ingresos, reducir la deuda masiva y equilibrar las cuentas. La fallida gestión final de la junta de Bartomeu, unida a los efectos de la pandemia y los malos resultados deportivos, provocaron una serie de catastróficas desdichas que, poco a poco, se están resolviendo.

De cara a este verano, el FC Barcelona pondrá en marcha diversas palancas que le permitirán acercarse a un ingreso de entre 700 y 900 millones de euros, siempre y cuando se activen todas a la vez. Después de haber cerrado ya un acuerdo de patrocinio con Spotify que Laporta valoró semanas atrás como "el mejor de la historia del club", el siguiente paso será la venta del 49% de Barça Licensing and Merchandising (BLM) y del mismo porcentaje de Barça Studios; un pack que generará un ingreso aproximado de 400 millones de euros.

Los trabajadores de Barça Studios, uno de los colectivos no englobados en el comité de empresa de club / FCB

Los trabajadores de Barça Studios, uno de los colectivos no englobados en el comité de empresa de club / FCB

Se trata de dos de los cuatro activos del Barça Corporate, que el club pretende vender por separado cuando Bartomeu, hace apenas año y medio, tenía la idea de ingresar alrededor de 220 kilos por todo el proyecto. En la actualidad, la junta de Laporta negocia acuerdos en torno a 10 años por la cesión de dicho porcentaje de derechos, y la solución está cada vez más próxima.

CVC, la bala en la recámara

Por ahora, el ingreso previsto de 400 millones servirá para rebajar deuda, fichar a algún jugador y reducir el nerviosismo en las oficinas del Camp Nou. En la recámara, sin embargo, el Barça prepara otra bala más que atractiva para disparar cuando más lo necesite: el pacto con CVC Capital Partners. Según ha desvelado Laporta esta misma semana, el fondo de inversión quitará al Barça, como medida excepcional, el bloqueo que sí mantiene con el resto de clubes de la Liga que integran el acuerdo. Una traba que impide que dichos equipos puedan vender porcentajes de sus derechos de TV a otras empresas o fondos, y que dejará de existir para el FC Barcelona.

"En el caso de CVC, espero que se ajuste a nuestra contrapropuesta", alegó el presidente culé, recordando que "no estamos obligados a nada. Tenemos otras opciones y la propuesta de CVC se ha flexibilizado. Antes hipotecaba el 100% de los derechos y ahora el 10%, porque antes no nos dejaban vender el 90% sin autorización". Una norma que impedía que el Barça quisiera adherirse al proyecto, y que ahora que ha desaparecido facilita que se den puntos de encuentro en busca de un pacto definitivo entre fondo y club azulgrana.

Asamblea de LaLiga para ratificar el acuerdo con el fondo CVC / EFE

Asamblea de LaLiga para ratificar el acuerdo con el fondo CVC / EFE

Expansión de los ingresos

Eso no significa, claro está, que la firma vaya a producirse ya. "No lo firmaremos a gusto. Lo han hecho todos los clubes a excepción de Real Madrid y Athletic. De momento no tenemos intención de hacerlo. Nos hemos dado de margen toda la temporada. Hay otras opciones con menos años, pero no nos dan suficiente fair play", señaló Laporta en sus últimas declaraciones.

La cuestión es que el FC Barcelona, si al final llega a una entente con CVC, podrá ceder al fondo el 10% de sus derechos de explotación de TV y quizá, si lo desea, otro porcentaje a otra empresa o fondo que pague aún mejor. De esa combinación saldría un ingreso muy beneficioso, que unido a los 400 millones que se pretenden ingresar por Barça Studios y BLM, abrirían la puerta a los 900 millones de euros que ya anunció Culemanía.

Toda apuesta conlleva un riesgo

El riesgo que debe valorar el club, analizando el escenario de forma minuciosa, es que cuanto más porcentaje de derechos de TV venda a terceros, a más ingresos futuros renunciará. La expectativa de la entidad culé, en cualquier caso, es llegar a suplir esa pérdida de ingresos futuros con la explotación del Espai Barça, un proyecto cifrado en 1.500 millones de euros y cuya inversión se financiará con los ingresos adicionales que generen las nuevas instalaciones construidas, de 200 millones anuales.

Laporta, junto a Xavi y los jugadores del primer equipo, en la carpa informativa del Espai Barça / FCB

Laporta, junto a Xavi y los jugadores del primer equipo, en la carpa informativa del Espai Barça / FCB

La partida englobará aspectos como el hospitality, los conciertos, el museo, los patrocinios y otros elementos como la restauración del club blaugrana. Estrategias optimistas de Laporta y compañía que podrán salir bien o mal, pero que están ahí para sacar al Barça de la UCI y, con el paso del tiempo, conseguir un saneamiento completo de la entidad. Alea iacta est.

 
Hoy destacamos