Palco

Jaume Roures en un acto de Telefoot / Redes

Jaume Roures en un acto de Telefoot / Redes

La desastrosa jugada de Jaume Roures con los derechos de la Ligue1

El propietario de Mediapro recibió un doble golpe con la salida de Leo Messi al PSG

Redacción Culemanía @culemanias

16.09.2021 02:02h Actualizado: 16.09.2021 08:58 h.

3 min

El FC Barcelona ha quedado muy tocado tras la salida de Leo Messi al PSG. En términos económicos, hay aspectos positivos como la reducción de la masa salarial, aunque deportivamente el equipo está muy mermado. No solo el club está pagando caro el adiós del argentino, sino que Jaume Roures, avalista de Joan Laporta y empresario audiovisual, ha visto como con este movimiento no está sacando todo el rendimiento de los derechos que tiene --y tenía-- en su haber.

Mediapro se hizo la pasada temporada con el 80% de los derechos de retransmisión de la Ligue 1 en territorio francés. Emitiría la competición a través del canal de nueva creación, Téléfoot, y abonaría por tres años más de 800 millones de euros anuales. En diciembre se rompió el contrato con la Ligue de Football Professionel después no pagar las dos primeras cuotas: 172,3 millones en octubre y 152,5 millones en diciembre. Finalmente, abonó los 320 millones de impago y asumió una penalización de 100 millones de euros.

Nunca antes se habían abonado tantos millones por una temporada de la Ligue 1, una oferta que sorprendió a los expertos y que provocó que no se cubrieran los gastos ofreciendo a los usuarios abonos económicos. El valor del fútbol francés estaba entonces estancado y nada tenía que ver con lo que sucede este curso gracias al PSG y a sus últimos fichajes: Leo Messi, Gianluigi Donnarumma, Georginio Wijnaldum o Achraf Hakimi. Un equipo de ensueño que ha hecho aumentar el valor de la competición.

Messi, sonriente, junto a Al-Khelaifi y Leonardo / PSG

Messi, sonriente, junto a Al-Khelaifi y Leonardo / PSG

Después de la salida de Roures de Francia, la LFP decidió rebajar el valor de los derechos televisivos y los tasó en 663 millones por temporada. Como era de esperar, Mediapro no participó en esa puja y se los quedaron Canal Plus y Amazon Video. La plataforma digital emite ocho encuentros por jornada, mientras que la operadora tradicional se queda con dos.

Así pues, en menos de nueve meses el valor de la liga francesa ha aumentado considerablemente. Ha pasado de una competición menor a ser donde semana tras semana juega el PSG, uno de los equipos favoritos para alzar la Champions League y el que aglutina más estrellas en sus filas de toda Europa: Messi, Neymar, Mbappé, Di María, Verratti y muchos más. “No solo nos hace aumentar de nivel a nosotros, sino a toda la liga”, comentaba Nasser Al-Khelaifi el día de la presentación del 30.

Y golpe en España

En España, la jugada tampoco le ha salido bien a Jaume Roures. Mediapro tiene los derechos de la Liga para explotar en los bares y locales. En 2019 se acordó que abonaría en las próximas tres temporadas 460 millones de euros. La pandemia y el bajón de los principales equipos españoles han hecho que el retorno sea inferior al esperado.

Javier Tebas y Jaume Roures en una foto de archivo / EFE

Javier Tebas y Jaume Roures en una foto de archivo / EFE

El Barça ya no es una de las primeras espadas de Europa con el adiós de Leo Messi, Antoine Griezmann y de Luis Suárez el curso pasado. El Real Madrid, que durante los últimos años ha ido a por Mbappé, lleva cursos sin fichar a un crack mundial que coja las riendas del equipo y dispare el marketing. El único aspecto positivo es el Atlético de Madrid, que sí que ha mejorado el nivel de su plantilla, pero que no mueve tanta afición como los dos grandes.

Insistencia en retener a Messi

En términos económicos del Barça, donde es avalista, Jaume Roures puede estar satisfecho por el ahorro que supone el adiós de Leo Messi. Empresarialmente y desde el punto de vista de Mediapro, esta salida al PSG le ha hecho una mala jugada tanto en España como en Francia. Aumenta el interés de una competición que ya no tiene los derechos en detrimento de otra que los mantiene hasta finales de 2022.

Las últimas palabras del empresario dejan entrever que su deseo era que el argentino siguiese en el Camp Nou y que la excusa económica no es del todo real: “Yo creo que se complicó la cosa desde el punto de vista deportivo y no económico. Messi ya hizo las concesiones que se le pidieron y así lo dijo él. Todos hicieron todo lo posible, pero el mundo del fútbol es muy complejo”.

Joan Laporta y Jaume Roures en un fotomontaje / Culemanía

Joan Laporta y Jaume Roures en un fotomontaje / Culemanía

También comentó que “se podría haber avanzado mucho con renovar a Messi incluso sin el dinero de CVC” y desveló que participó en una reunión con Joan Laporta y Javier Tebas para tratar el Fair Play financiero del Barça: “En esta comida, la continuidad de Messi en el Barça estaba bien encaminada. De CVC aún no se hablaba. La Liga y el presidente del Barça querían buscar soluciones para que Messi continuara”. Finalmente, todo se truncó.

 
Hoy destacamos